Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Eventos corporativos que terminaron en una completa catástrofe

8-41
18k

Una fiesta corporativa es algo impredecible. Las organizan durante mucho tiempo, planean la celebración, se abastecen de comida y bebida, compran regalos para los colegas. Y luego, en la propia fiesta, sucede algo que genera muchas preguntas, y no queda más que ver lo que está sucediendo y esperar el desenlace. La única ventaja de tales situaciones es que se convierten en historias geniales, que luego puedes contar a todos tus amigos y conocidos.

Genial.guru ha encontrado muchas historias sobre las fiestas corporativas y ahora las comparte contigo con la esperanza de que tú y tus colegas se salven de situaciones desastrosas similares en las celebraciones de la oficina y que disfruten del festejo al máximo.

  • Hace un par de años, en una fiesta corporativa de Año Nuevo, jugábamos, según era nuestra tradición, a un juego que tenía un premio de 500 USD. Se hacían preguntas en círculo y se daban 10 segundos para responder. Respondí correctamente, pero literalmente 2 segundos después de eso, mi jefe tocó el timbre y dijo: “¡Demasiado tarde!”. El juego era por la enorme suma de 500 USD, así que me enojé y le grité a mi jefe frente a toda su familia y todo el personal. Salí de allí lanzando obscenidades y gritos. Todos hemos vuelto a la normalidad ahora, pero su esposa y su hermano todavía me odian. Recuerdo ese momento con un estremecimiento hasta el día de hoy. © Dextrofunk / reddit

  • En la fiesta de Navidad, le presenté a mi jefe a mi hija de 6 años. En ese momento ella me miró y me preguntó: “¿Entonces este es al que odias?”. © realkevinstone / twitter

  • A principios de diciembre, unas dos semanas antes de la instalación del árbol de Navidad, la administración de nuestro trabajo preparó una base de nieve con la ayuda de excavadoras. Durante esas dos semanas, esperé como un niño, imaginando qué árbol tan enorme instalarían allí. Y aquí está el resultado. © ShiroglazyiAziat / pikabu

  • Vi muchas cosas en mi vida relacionadas con la recreación, fiestas, clubes, etc. Pero cuando, en una fiesta corporativa de Año Nuevo, una señora que tenía alrededor de 60 años entró en una batalla de baile con dos chicos jóvenes, cayó al piso bailando break dance y luego, hacia el final de la canción, se sentó de un salto en un split completo, yo, por decirlo suavemente, quedé impactado. © Habitación № 6 / VK

  • El jefe de mi padre alquiló un pequeño depósito vacío para celebrar la Navidad. Unas 500 personas, vestidas con ropa de invierno, literalmente se apiñaron en esa sala, donde no había luz, ni calefacción, ni lugar para moverse, ni asientos para descansar. Había comida allí, pero no me atreví a probarla, ya que los organizadores podían haberse ocupado mal de esa parte también. Así que, después de pasar 3 horas en el noveno círculo del infierno, encima seguía completamente hambriento. © unknown author / reddit

  • Fui con mi suéter navideño más genial. Nadie me había dicho que el código de vestimenta era formal. © omgitsallieb / twitter

  • Mi esposo tenía que ir a una fiesta corporativa, y en broma escribí en su pecho con un marcador: “Mi marido es mío, si lo tocas, lo lamentarás”. Regresó por la mañana. Lo desvestí y, cuando lo estaba acostando, vi la respuesta en su espalda, también con un marcador: “¡Alex bailó sobre la mesa! ¡Pero solo!”. © Habitación № 6 / VK

  • Una vez, nuestra gran empresa de TI estaba organizando una fiesta corporativa de Año Nuevo e invitó a un anfitrión desconocido. Pero él estaba tan imbuido de nuestro campo de actividad que toda la noche hizo bromas sobre programadores, algunas nuevas y otras no tanto. Nuestros 4 programadores estuvieron con cara de pocos amigos en sus mesas durante toda la noche. © Ghaeskaerr / pikabu

  • Los niños de los empleados fueron invitados a la fiesta de Navidad organizada por la oficina de mi padre. Había un Santa Claus allí para ellos. Pero un colega apareció y de repente preguntó: “¿Por qué Phil está vestido como Santa?”. © ChazMyMan17 / twitter

  • Un día, en un almuerzo festivo en la oficina, sorprendimos a un tipo llenándose los bolsillos de carne y queso. Lo llamamos “el bandido de las salchichas”. © CaptainKy42 / twitter
  • Una vez fui a una fiesta corporativa de mi novio. La celebración se llevaba a cabo en la sala de conferencias de un prestigioso hotel. Llegamos tarde y todos los demás ya estaban sentados en las mesas, escuchando el discurso del CEO, así que intentamos pasar por la puerta trasera para no distraer a nadie. Y luego tropecé accidentalmente con una de las placas y se cayó con un gran estruendo. Todos los presentes en el salón se volvieron bruscamente hacia nosotros. © Jenk911 / reddit
  • Combiné una fiesta de Navidad corporativa con una cita a ciegas. Se lo presenté a todos como Bill, pero era Bob. © schmeckpepper1 / twitter
  • Soy filóloga y crítica literaria con un diploma de la universidad estatal. Trabajo para una empresa de prestigio. Hace poco, en una fiesta corporativa, me pidieron inesperadamente que recitara un poema. Y eso fue todo... Mi mente se puso en blanco y entré en pánico. De repente, de la nada, lo único que apareció en mi cabeza fueron unas líneas de una canción infantil muy sencilla. Las recité. Algunos no entendían lo que pasaba, otros se echaron a reír, pensando que estaba bromeando. Pero no, realmente no se me ocurría ninguna otra cosa. Y eso que tenía fama de ser una joven de lo más inteligente. © Oídoporahí / VK
  • Tuvimos una fiesta corporativa de Navidad... en junio. © adam_henner / twitter

  • El jefe de mis padres les pidió a todos los empleados que le escribieran cartas a Santa Claus. Un mes después, en una fiesta corporativa de Navidad, apareció vestido de Santa, leyó todas las cartas e incluso cumplió sus deseos. Solo que a su manera. Mi padre pidió salud, así que su jefe se le acercó, le dio una palmada en el hombro y le dijo: “¡Bueno, Alex, mantente saludable!”. Una chica del departamento de contabilidad escribió en su carta que le gustaría admirar el mar y la arena para el Año Nuevo. Santa Claus le entregó solemnemente una pintura de la playa en formato A2. Y el espectáculo de la noche fue una carta de un chico del depósito que deseaba tener mucho dinero. El jefe le dio un sobre... con un billete de lotería. © Subman1981 / pikabu

  • En nuestra fiesta corporativa de Navidad, una señora mayor se emocionó tanto que chocó contra el árbol mientras bailaba. La señora empezó a caer, y el árbol con ella. © R_D_Copeland / twitter

  • Estábamos intercambiando regalos en una fiesta corporativa y un chico recibió 4 rollos de papel higiénico. Comenzó a quejarse del tacaño que le había regalado esa tontería. Una chica le susurró: “Este es mi regalo, ¿miraste el fondo de la caja?”. Él dio la vuelta al papel y vio 2 boletos para un partido de la NBA pegados con cinta adhesiva debajo. El chico se sonrojó, se disculpó en voz baja y se sentó. Se fue después de un par de minutos, sin despedirse de nadie. © CarsenAF / reddit

  • Nuestra librería recién organizó una celebración a mediados de enero porque antes estábamos abiertos las 24 horas, los 7 días de la semana. Para ese momento todo el personal ya estaba muy agotado, y la fiesta de Navidad en sí se estaba llevando a cabo en la sala de conferencias alquilada de un hotel, decorada con restos de oropel maltrecho. No recibimos premios ni obsequios. Pero los organizadores sí pensaron en hacer algunos concursos menores y los premios fueron aquellos artículos de regalo defectuosos que nuestra tienda no había logrado vender. Posteriormente, llamamos a esa fiesta “La tierra de los juguetes rotos”. © ginger_momra / reddit

  • Nuestra oficina celebró el Año Nuevo y todo salió bien, excepto por una cosa: después de la fiesta corporativa, en la reunión de planificación anunciaron que descontarían 35 USD de cada empleado por el festejo. Es decir, ellos mismos organizaron una fiesta corporativa y advirtieron que la participación era obligatoria para todos, algunos empleados se quedaron 30 minutos como máximo, y después encima teníamos que pagarlo. © al56.8 / pikabu

  • En una fiesta corporativa, cuando me tocó hacer un discurso y desearles a todos “felicidad, salud y éxito”, me acerqué al micrófono y con sentimiento, con sentido, con pausas, recité un poema de una poetisa moderna que comenzaba con las palabras: “Estoy tan harta de todos ustedes...”. Creo que tendría que buscar un nuevo trabajo. © Oídoporahí / VK

  • Estaba enfermo y no pude asistir a la fiesta corporativa de Navidad en nuestra oficina. Al año siguiente, el director ejecutivo no me invitó porque “la última vez no hice el esfuerzo suficiente para venir”. Les conté esto a algunos amigos y les dije que no iría adonde no era bienvenido. Los rumores de esta situación se extendieron rápidamente por nuestra pequeña oficina, y otros colegas dijeron que tampoco irían a menos que invitaran a todo el personal. Como resultado, nadie de la oficina se presentó a la fiesta de Navidad. Y luego mi jefe me acusó de haber estropeado la celebración. © daveyhh / reddit

¿Qué situaciones inusuales experimentaste tú en tus fiestas corporativas?

8-41
18k
Compartir este artículo