Genial
Genial

3 Mitos que dejé de creer cuando cambié al régimen del búho

El mundo moderno pertenece a las alondras. Pero fui contra el sistema y me permití vivir en modo búho. Durante 2 años no me he acostado antes de las 02:00, y me levanto alrededor de las 10:00. Y esto cambió mi vida para bien.

Decidí compartir con los lectores de Genial.guru mi experiencia y desmitificar algunas creencias sobre los noctámbulos.

Alondras y búhos. ¿De qué se trata?

Los científicos distinguen dos cronotipos principales que afectan los regímenes de sueño-vigilia, y los llaman “búhos” y “alondras”. Algunos investigadores también describen una especie intermedia: “palomas”.

Búho

Alondra

Paloma

Sin embargo, esta graduación es general. Los científicos están llegando cada vez más a la conclusión de que los ritmos biológicos son eminentemente individuales. Por ejemplo, los investigadores de Harvard realizaron un experimento durante el cual descubrieron una gran diferencia en los cronotipos de diferentes personas y que los ritmos del sueño-vigilia pueden cambiar con la edad.

Para determinar con mayor precisión tu ritmo circadiano, puedes tomar la prueba de Horne-Ostberg aquí.

Mitos en los que intenté creer con todas mis fuerzas

Recuerdo los momentos en los que trabajaba 5 días a la semana y me levantaba a las 5:40 para evitar el tráfico. En la oficina, me tomaba mucho tiempo para prepararme para trabajar, y no pude hacer nada productivo hasta después del almuerzo. Pero la energía que tenía a la tarde me permitía hacer, además del trabajo principal, mi cosas favoritas, tenía fuerzas para mis pasatiempos y comunicación. Por las mañanas, soñaba con sobrevivir hasta el fin de semana y dormir bien. Por supuesto, este orden de cosas no me satisfacía, así que trataba de adaptarme al ritmo diario de trabajo. Escuché muchos consejos que resultaron ser nada más que mitos. Con mi ejemplo, desmitificaré los más comunes de ellos.

Mito 1: El régimen del búho no es natural

Algunas personas me han convencido con celo de que el reloj biológico de una persona depende por completo del luz del día: todos debemos despertarnos al amanecer y dormirnos después del atardecer, tal como lo dicta el sol. Por lo tanto, mi anhelo por la vida nocturna fue considerado antinatural y poco saludable, y me daban consejos de tratamientos. Pero, con mi ejemplo, hacía callar a los consejeros, y con esto el debate usualmente perdía toda productividad.

El hecho es que crecí en el extremo norte, donde en el invierno, el sol se muestra solo durante un par de horas, y en verano las noches son blancas. De acuerdo con la teoría de la luz del día, los norteños deben permanecer despiertos todo el verano, e hibernar con la llegada de frío, pero esto no sucede. Algo no cuadra, las personas no son osos.

Bueno, si la regla del sueño invernal se aplica a todos los osos, cuando se trata de las personas, todo resulta ser mucho más complicado. Científicos británicos y estadounidenses durante 7 años estudiaron diferentes cronotipos y concluyeron que los “búhos” con mayor frecuencia sufren de falta de sueño, estrés ​​y tienen un mayor riesgo de muerte prematura. Y todo esto se debe al hecho de que los búhos se ven obligados a levantarse temprano y adaptarse al régimen habitual de la mayoría, a pesar de sus ritmos naturales. Jaque mate, naturalistas.

Mito 2: El régimen del día depende del hábito

"Solo necesitas acostumbrarte a irte a la cama y levantarte al mismo tiempo", es el mito más común que he escuchado. Ni la escuela, ni la universidad, ni los horarios de la oficina pudieron cambiarme. Entonces pensé: ¿tal vez está en los genes? Mi hermano menor se durmió un par de veces durante las clases: definitivamente hay algo. Los médicos de la Universidad de Surrey, al parecer, también hicieron esta pregunta y encontraron en el ADN un gen que es responsable de los regímenes de sueño-vigilia. El gen se llama PER3 y tiene 3 formas hereditarias, lo cual encaja bien con los cronotipos descritos anteriormente.

Cuando era una alondra por obligación, a veces 10 horas de sueño eran insuficientes para descansar y sentirme cómoda. Incluso consulté a médicos que me diagnosticaron hipotensión y me explicaron que las personas con presión arterial baja necesitan más tiempo para dormir y me aconsejaron comenzar la mañana con una taza de café para aumentar la presión. Puedo jactarme de que ahora me alcanzan 7-8 horas para dormir bien. Ya no sufro de dolores de cabeza, me olvidé del letargo y la apatía que antes tenía después de despertarme.

Mito 3: todas las personas exitosas son alondras

En Internet, hay muchos consejos sobre cómo aprender a levantarse a las 4 a.m. para ganar mil millones por día. Incluso hice un par de veces un experimento que hizo sufrir mi cuerpo: durante un tiempo largo no pude “encender” mi cerebro y concentrarme en el trabajo. Durante el día sentía mucho sueño y sólo por la noche tenía energía. Después de la flagelación y la austeridad, casi me resigné a que el caso era perdido, pero los científicos modernos pudieron salvar mi autoestima.

Los investigadores británicos han descubierto que las personas intelectualmente desarrolladas suelen ser búhos, y los niños dotados crecen y se convierten en noctámbulos. Los epidemiólogos de la Universidad de Southampton compararon el bienestar de los búhos y las alondras y descubrieron que los búhos, en su conjunto, ganan más.

Entre las personas famosas también hay muchos noctámbulos. Por ejemplo, el cofundador de Reddit, Alexis Ohanian, no se acuesta antes de las 2; el CEO de la marca Genius, Tom Lehman, duerme de 3:00 a 10:30. ¿Vale la pena recordar, personas creativas? Se sabe que la musa viene más a menudo de noche.

Mi vida ha cambiado desde que dejé de levantarme cada mañana después la 10ma llamada del despertador, y ​​me permití cambiar mi horario de trabajo. Me deshice de los problemas de salud, me alcanza menos horas para dormir bien, aumenté mi productividad y, en general, me puse más feliz. Por supuesto, no todo el mundo puede permitirse el lujo de vivir en armonía con sus ritmos biológicos debido al trabajo, estudios u otros compromisos. Pero lo principal que quería transmitir a los lectores búhos es que no hay que considerar que algo está mal con ustedes y siempre pedir disculpas a los demás por su somnolencia e irritabilidad por la mañana. Esta es nuestra naturaleza, no es un defecto.

Ilustrador Leonid Khan para Genial.guru
Genial/Gente/3 Mitos que dejé de creer cuando cambié al régimen del búho
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos