7 Peculiaridades de la vida de los alemanes que nos dan ganas de decir: “Deberíamos hacer lo mismo”

Además de las leyes tradicionales, en la mayoría de los países existen normas tácitas de comportamiento que les pueden parecer raras a los extranjeros. Y Alemania no es una excepción. Aquí también existen peculiaridades de la vida cotidiana que son usuales para los habitantes locales y extrañas para los turistas y los inmigrantes.

Genial.guru leyó los blogs y las leyes alemanas y sabe ahora que debemos estar preparados a la hora de visitar el país del Oktoberfest.

1. No se suele caminar descalzo en la casa

Independientemente de la temperatura que haya en la calle, los alemanes siempre usan zapatos en casa. Pueden ser pantuflas, un par de tenis o zapatos comprados especialmente para este objetivo. No hay nada romántico en este hábito, ya que los alemanes se ven obligados a ponerse los zapatos porque el suelo de las casas siempre está muy frío y uno puede enfermarse sin darse cuenta. Por lo tanto, no te niegues a ponerte las pantuflas cuando te las ofrezcan.

A veces esta regla tácita también se aplica a aquellos casos en los que los pies no tocan el suelo. Por ejemplo, un día unos padres jóvenes notaron que un transeúnte se quedó sorprendido después de ver a sus hijos sentados en una carriola sin zapatos: “¿Qué? ¿No tienen los zapatos puestos?”. Sin embargo, la temperatura era de más de 37 °С.

2. Pueden rechazar el registro de un recién nacido si los padres han inventado un nombre raro

Para registrar a un bebé, los padres envían una solicitud a la oficina de registro local, Standesamt, con el nombre elegido. Si la variante de nombre propuesta por los padres suena rara (ya sea un apellido o el nombre de un producto), entonces la solicitud puede ser rechazada. Y dado que es un proceso costoso, los alemanes prefieren ponerles a sus hijos nombres tradicionales.

3. No se puede lavar el coche cerca de casa

En la mayoría de las regiones de Alemania, está prohibido lavar el coche en lugares no equipados. Esto se debe a que la tierra absorbe el agua sucia y esto afecta a la naturaleza. Por tal razón, los lavaderos de autos se pueden encontrar en cualquier lado del país. La tierra no absorbe el agua utilizada, ya que se recoge, se filtra e incluso se reutiliza.

4. Cuando comienza la temporada de verduras, la aprovechan al máximo

Con la llegada del otoño y la aparición de las verduras en los mercados, los alemanes empiezan a agregarlas a todos los platillos que preparan. Asimismo, organizan celebraciones especiales para algunas verduras en particular. Por ejemplo, el evento Kohlfahrt (“viaje de la col”) incluye realizar un paseo por el campo, jugar, comer y bailar juntos.

5. No se puede frenar en el costado de la carretera ni dejar que el combustible se acabe

Las autopistas son una verdadera atracción turística en Alemania. En estas autopistas no hay límites de velocidad máxima. Sin embargo, los ciclomotores, las bicicletas y otros vehículos que no puedan acelerar a más de 60 km por hora no tienen permitido circular por la autopista.

Además, está prohibido hacer paradas en la autopista a menos que sea una situación de avería del coche. De ahí viene la prohibición de tener el tanque de gasolina vacío. Si el combustible se termina inesperadamente, entonces el automóvil puede interferir con los demás coches. Se puede parar o llenar el tanque de gasolina cada 40-60 km.

6. No pasan mucho tiempo en una casa de campo

Los alemanes que tienen su casa para veranear son miembros de una asociación especial que establece determinadas reglas. Aquí no se pueden construir “palacios” ni “castillos”, una casa de campo debe tener una superficie modesta: 24 m2. La casa tiene todo lo necesario para una persona, pero está equipada de modo que nadie pueda permanecer en ella durante mucho tiempo. Y todo eso se debe a la falta de un sistema de prevención de incendios, ya que en caso de emergencia, no se podrá brindar una ayuda oportuna. Por razones de seguridad, está prohibido estar en la casa de campo después de las 22-23 horas.

El tamaño promedio de un terreno es de 3 decámetros cuadrados, un tercio de los cuales se utiliza para plantar frutas y bayas, otro tercio para verduras, y el resto está ocupado por un área de ocio. Y nadie te permitirá plantar árboles altos, cavar una piscina, construir un sauna ni sembrar papas por todo el terreno. Incluso para instalar una parrilla, tendrás que preguntarles a tus vecinos. En caso de no obedecer estas reglas, los infractores son expulsados ​​de la asociación sin remordimientos.

7. Se puede recibir una multa por insultar a alguien

El castigo por insultar a un oficial está escrito en el Código Penal del país. Puede ser una multa o una condena por un año, dependiendo del tipo de violación. Se puede poner una multa por diversos gestos y declaraciones peyorativas. Por ejemplo, si le enseñas la lengua a una persona, entonces necesitas preparar unos €150 para pagar, y si giras un dedo en la sien, unos €750. El monto de las sanciones puede llegar a los €4000.

¿Qué regla te resultaría más difícil seguir si te mudaras a Alemania?

Compartir este artículo