Genial
Genial

9 Afirmaciones graciosas que todos los padres han hecho y todos los niños han escuchado

Los padres son capaces de inventar muchas cosas para que sus hijos estén sanos y coman bien. Probablemente, todos los niños hayan escuchado al menos una vez las graciosas afirmaciones de los adultos sobre la salud que hemos reunido en este artículo. ¡Todos creíamos que eran ciertas! Pero ¿en qué cosas los padres tenían razón, y en qué estaban equivocados?

Los que hacemos Genial.guru nos hemos sumergido con placer en los recuerdos de la infancia y, con una sonrisa, hemos decidido averiguar que se esconde realmente detrás de estas populares afirmaciones.

"Si levantas algo pesado, tu ombligo se desatará"

Esta teoría funciona bien con los niños menores de 4 años, después de todo, basta con mirar el ombligo una vez para darse cuenta de que, ¡por supuesto que puede desatarse! Este dicho tan usado por las abuelas no es del todo un mito. En el sentido literal de la palabra, el ombligo solo puede "desatarse" en los recién nacidos, pero ocurre muy raramente: los especialistas lo "atan" con fuerza y ​para toda la vida.

En otros casos, se trataría de una hernia que puede aparecer a causa de un aumento de presión intraabdominal en niños de casi cualquier edad, especialmente si existía una predisposición.

¡La abuela tenía razón!

"Los niños que beben café no crecen"

A los niños no se les permite beber este néctar de la vida adulta que tanto quieren incorporar a su dieta. ¿Cómo es esto? ¿Es dañino?

Los médicos dicen que el café tiene el mismo efecto tanto en los niños como en los adultos: aumenta la concentración y la velocidad de la reacción, ayuda a despertar. Es decir, todas las cualidades por las que respetamos tanto esta bebida.

Sin embargo, no es bueno beberlo antes de los 14 años: el café también tiene propiedades negativas. Además de los posibles efectos no deseados en el sistema nervioso que aún no se ha formado, el café afecta el nivel hormonal y elimina del cuerpo el calcio (especialmente el café instantáneo). Por lo que es cierto que el café puede afectar el crecimiento de un niño. Pero una taza de capuchino (consumida con poca frecuencia) no hará ningún daño.

"Los labios pueden volverse azules por el uso del lápiz labial"

"¡Había una niña que comenzó a pintarse los labios demasiado pronto y se le volvieron azules!". Esta historia de terror es conocida por todas las nietas de abuelas conservadoras, pero ¿qué es el miedo al futuro cuando quieres ser bella ahora con la ayuda del lápiz labial de mamá?

¿Hay alguna conexión? Los cosmetólogos dicen que, teóricamente, el pigmento puede ser "comido" por un lápiz labial de mala calidad, lo que hará que los labios se vuelvan más pálidos. Pero para que eso suceda, tendrías que usarlo por un largo tiempo. Los labios pueden volverse azulados en la vejez, pero eso no tiene nada que ver con el lápiz labial, solo se relaciona con la mala circulación sanguínea y otros cambios relacionados con la edad.

Dale a tu madre un lápiz labial nuevo para compensarle el que hayas echado a perder de chica.

Las abuelas particularmente avanzadas también predecían un futuro "azul" para las uñas. El culpable, por supuesto, sería el esmalte.

"Cuando tienes un resfriado, no puedes comer helado"

¡Encima que uno está sufriendo, lo privan de su manjar favorito! ¿Dónde está la justicia? Nuestros padres creían sinceramente que el helado empeoraría el estado de un niño enfermo. Esta opinión fue negada por los médicos, cuando luego de la eliminación de las amígdalas, recomendaban comer un delicioso helado para aliviar una garganta claramente lesionada.

El helado de calidad no empeorará la condición de una persona enferma, sino que incluso puede mejorarla. Reducirá el dolor de garganta y, por su alto contenido calórico, compensará las pérdidas de energía del organismo debilitado.

"Las semillas de la sandía pueden germinar en el estómago"

Esta maravillosa teoría de los padres es resultado de la... pereza. Al comer sandía, los niños se aburren rápidamente de escupir las semillas. Los padres no quieren que sus hijos coman semillas de sandía porque, en grandes cantidades, pueden provocar problemas con el tracto gastrointestinal. Y si amenazar con dolor de estómago teórico es ineficaz, la posibilidad de tener un árbol en la panza sí que es un argumento de peso. Aunque en lugar de evitar comerlas, algunos niños comenzaron a comer aún más semillas para poner la teoría en práctica.

Pero, desafortunada o afortunadamente, todas las semillas son eliminadas del cuerpo naturalmente después de 2-4 días.

"Los niños que comen mucho pescado brillan en la oscuridad"

Muchas veces, el pescado no forma parte de los platos favoritos de los niños. ¿Cómo lograr que el niño lo coma de igual forma? Lo lógico será hablar sobre las propiedades del fósforo y explicarle que si come pescado para el almuerzo regularmente, podría comenzar a brillar en la oscuridad.

Y hasta hay ejemplos inspiradores, los gatos, por ejemplo: aman el pescado, ¡y mira cómo les brillan los ojos! Es una lógica inquebrantable, y muchos niños caían en la trampa.

Por desgracia, no podemos brillar en la oscuridad, pero sí ver cómo brilla un pez. Es como una lotería, pero algunas veces los trozos de pescado normal (libre, no criado en cautiverio), incluso si son procesados, pueden brillar. Los expertos dicen que es seguro: este brillo es causado por microorganismos que hay en la superficie del océano. Algunas especies de peces brillan por sí solas, pero este tipo de pescado no llega a nuestra mesa.

"Las células nerviosas no se recuperan"

Un buen método para calmar a un niño: ¿quién querría quedarse (o dejar a la madre) sin células nerviosas? Pero la investigación moderna ha demostrado que las células nerviosas se restauran, aunque con bastante lentitud.

Este proceso se llama neurogénesis, y existe la opinión de que la velocidad del mismo puede verse influenciada por el estilo de vida, los medicamentos que se consuman y cierta clase de nutrición, en particular, el consumo de alimentos con alto contenido de ácidos grasos Omega-3 (pescado, marisco).

"El jugo de zanahoria mejora la vista"

¿Cuántas zanahorias comimos en la infancia bajo el lema "es bueno para los ojos"? Quienes más cantidad de esa alegría naranja recibían eran los niños que usaban gafas. Pero no les surtía demasiado efecto.

Por supuesto que la zanahoria es rica en vitaminas, especialmente vitamina A, que afectan positivamente la salud general del ojo, y su falta puede afectar negativamente la capacidad de ver bien con poca luz. Pero eso no evitará ni corregirá una miopía o una hipermetropía. Además, no hay que olvidar que la vitamina A es una vitamina liposoluble, por lo tanto, para poder digerirse completamente, debe ingresar al cuerpo junto con grasa.

"El pecho crece gracias al repollo"

Este es otro buen truco para conseguir que una adolescente se coma una ensalada. Es un buen método, algunas mujeres adultas siguen creyendo en este milagro natural.

Pero no se encontró ninguna relación entre el crecimiento de los pechos y el consumo del repollo, y el origen del mito, muy probablemente se deba al hecho de que en el repollo realmente hay sustancias que son muy beneficiosas para el pecho, pero no en términos de tamaño, sino en términos de salud. Chucrut es especialmente beneficioso: la concentración de nutrientes en él es la más alta. La vitamina U que abunda en el repollo, la fibra, el ácido fólico y el ácido tartrónico pueden prevenir la mastopatía, mejorar la estructura de las glándulas mamarias e incluso proteger contra el cáncer de mama.

Bono: "Lo que se ha recogido rápidamente no cuenta como caído (La regla de los 5 segundos)"

Y este lema ya no es de los padres, sino de los niños, y muchos lo siguen respetando en la adultez. Los más cautos pueden soplar sobre el alimento caído, y listo, está como nuevo.

No pasará nada terrible, por supuesto, pero si la comida se ha caído al suelo, no es de importancia clave el tiempo que pasó allí. Si en el piso hay bacterias, las mismas no esperarán, sino que "darán el salto" inmediatamente; más precisamente, necesitan menos de 5 segundos para hacerlo. En cuanto al hecho de que las bacterias están en todas partes, lo mejor es no saber cuántas de ellas ya "se abalanzaron" sobre nuestra galleta antes de haberla dejado caer. Aquí hay un divertido estudio sobre este tema.

¿Y tú en qué afirmaciones creíste? ¿O, tal vez tus padres pensaban teorías originales?

Ilustradora Anna Syrovatkina para Genial.guru
Genial/Gente/9 Afirmaciones graciosas que todos los padres han hecho y todos los niños han escuchado
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos