Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Ellas son las Black Mambas que combaten con coraje la caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica, y solo nos queda quitarnos el sombrero

Cuando en el 2013 Sudáfrica empezó a ver morir un rinoceronte cada 8 horas en manos de cazadores furtivos, se encendió una alarma para ponerle fin a esta situación. Las medidas para evitar la caza ilegal no estaban dando resultado así que intentaron probar un medio de lucha con un toque femenino: Las Black Mambas (Mambas Negras). Ellas son las verdaderas mujeres maravilla que luchan contra la captura y matanza de rinocerontes en Sudáfrica.

Acompaña a Genial.gurú a un paseo por este país para conocer la labor de estas defensoras de animales.

La caza ilegal de especies protegidas ha ido aumentando

Desde hace unos años, la caza furtiva de rinocerontes, leones y elefantes se ha convertido en un gran negocio debido a que en Asia está floreciendo el uso de productos provenientes de especies protegidas para emplearlo en fines medicinales, alimenticios, e incluso como símbolos de riqueza. Entre los más preciados está el cuerno de rinoceronte, uno de los más altos símbolos de estatus social, por lo que se ha visto un aumento en los últimos años en la caza ilegal de ellos en África.

Cuánto vale el cuerno de un ​​​​​​​rinoceronte

Y no es extraño que sea un símbolo de riqueza, vale más que su peso en oro. Un cuerno de rinoceronte puede llegar a costar 250 000 USD en el mercado negro, unos 60 000 dólares por kilo, más que el valor del oro. Por ello, muchas comunidades vulnerables cercanas al hábitat de estas criaturas, ven en ello una oportunidad y empiezan a trabajar para bandas criminales.

Surgieron las Black Mambas y fueron al ataque

Así lo sufrieron los animales y trabajadores el Balule, una reserva privada dentro del Parque Nacional Kruger en Sudáfrica, por lo que luego de los altos números de muertes de rinocerontes en el 2013, Craig Spencer, ecólogo y director de la reserva, decidió probar una nueva solución e involucrar a las comunidades para crear conciencia y batallar frente a la caza ilegal.

Reclutó a 26 mujeres, las entrenó en rastreo y combate, las vistió con uniformes militares de segunda mano y las desplegó por toda el área de 40 000 hectáreas. Así se convirtieron en las defensoras de las criaturas salvajes, las Black Mambas, la primera unidad anti caza ilegal del mundo compuesta solo por mujeres.

Las chicas empezaron a salvar 9 de cada 10 rinocerontes

La medida parece funcionar y las chicas lo saben. “Nosotras, las mujeres de Black Mambas, somos peligrosas para los cazadores”, comparte Felicia Mogakane. El número de rinocerontes perdidos ha disminuido en casi un 90 % en Balule, y van por más pues quien trate de corromperlas se llevará una sorpresa. “No nos pueden sobornar” asegura Siphiwe Sithole, “las Black Mambas son tan fuertes, tan únicas, que no pueden ser corrompidas por ningún tipo de dinero”.

Su objetivo también es levantar a la gente de menos recursos

Las medidas buscan no solo evitar la caza de animales, sino dar un empuje económico a las comunidades y tribus vecinas a través del turismo de sus atractivos naturales. “Al final del día nos beneficia a todos”, explica Sithole, “si no matas a estas criaturas, más turistas vendrán, ellos traen dinero, y si traen dinero, habrá mucho trabajo”.

Fueron galardonadas por la ONU

Su labor es tan significativa que fueron honradas por las Naciones Unidas con el premio “Campeones de la Tierra”, una de las mayores condecoraciones que entrega la institución. Luego de la crisis de caza ilegal del 2013, el número de rinocerontes atentados ha disminuido en Sudáfrica pero aun así, el último reporte revela que cada día mueren al menos 2 criaturas. Tal vez otras reservas y asociaciones podrían tomar un consejo de las Black Mambas.

Y tú, ¿piensas que las Black Mambas deberían dar lecciones en línea a otras organizaciones que quieran combatir la caza ilegal? ¿Por qué crees que en países como China y Vietnam el cuerno de este animal se ha vuelto tan valioso? ¡Escribe tu aporte en los comentarios!

Compartir este artículo