Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Estudio concluye que los hombres con un coeficiente intelectual más alto serían más propensos a la fidelidad

Cuando se habla de fidelidad suelen mencionarse valores que guardan relación con la ética. Una persona fiel es confiable, honesta, considerada y justa. Y es cierto. Sin embargo, no suele relacionarse a la fidelidad con la inteligencia. Al contrario, el hombre infiel suele considerarse astuto, como si por el hecho de manejarse cómodamente en el engaño y por su capacidad para mentir demostrara ser “menos tonto” que una persona fiel. Pero ¿es realmente así?

Genial.guru quiere compartir contigo un estudio que relaciona la fidelidad con un estado superior en la evolución, es decir, con una mayor inteligencia.

La fidelidad masculina

Durante siglos, la infidelidad masculina se consideró inevitable. El hombre era quien salía al mundo (mientras la mujer se ocupaba del hogar), y eso lo volvía presa fácil de las tentaciones y las aventuras amorosas. Se suponía, entonces, que la dama debía aceptarlo, como si ese fuera el precio que debía pagar por no aportar económicamente en el hogar. Entonces, el hombre proveía, y la mujer aceptaba sus debilidades, las cuales, a nivel social, ni siquiera estaban tan mal vistas.

Por el contrario, la mujer infiel era condenada a las malas miradas e, incluso, al escarnio público. Como si la infidelidad en el hombre fuera algo natural y, en las damas, una aberración. Pero los tiempos y los roles han cambiado, y las luchas del género femenino modificaron para siempre las relaciones. El hombre ya no es el único proveedor, y la mujer ya no se mantiene a la deriva de las supuestas debilidades del género masculino.

Por lo tanto, ni la infidelidad masculina ni la fidelidad femenina se consideran ahora naturales. En una pareja, ambos deben asumir el compromiso de ser leales a los acuerdos que se establecen, y la fidelidad sigue siendo uno de los más fuertes.

El estudio

Una investigación llevada a cabo por el psicólogo evolutivo de la London School of Economics, Satoshi Kanazawa, se propuso, entre otros puntos, analizar el rol de la fidelidad masculina en la evolución de la especie humana. Para hacerlo se analizaron datos de investigaciones anteriores que tenían como foco los comportamientos sociales en adolescentes y adultos, y el coeficiente intelectual de cada uno.

Como resultado de este análisis, Kanazawa encontró que existe en los hombres una relación entre un coeficiente intelectual más elevado y la valoración de la “exclusividad sexual”. Es decir: los hombres más inteligentes tenderían a buscar relaciones en las que asumirían el compromiso de la fidelidad.

La evolución

El autor de la investigación señala que la fidelidad en el hombre podría ser un signo de evolución. La relación que Kanazawa encontró entre fidelidad y mayor inteligencia en los caballeros lo llevó a pensar que la promiscuidad masculina primitiva podría estar evolucionando hacia un comportamiento fiel. Para el investigador, las personas más inteligentes suelen cuestionar el orden establecido, asumiendo comportamientos superadores o novedosos.

Por lo tanto, para Kanazawa, la fidelidad masculina estaría indicando una evolución en la especie, y esta sería más evidente en los hombres con un mayor coeficiente intelectual. Desde ya, el estudio no agota el tema en absoluto, y la opinión de Kanazawa, si bien especializada y basada en datos, es solo eso, una opinión. Es probable que despierte posturas contrarias que la desacrediten, pero, sin dudas, abrió una puerta interesante para analizar el comportamiento humano y la evolución de los géneros.

¿Coincides con las conclusiones a las que llegó Kanazawa? Según tu experiencia, ¿son más inteligentes los hombres fieles? ¿La fidelidad masculina es para ti un signo de evolución de la especie? Estamos ansiosos por leer tus respuestas en los comentarios.

Compartir este artículo