Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los usuarios de Internet compartieron fotos de las escaleras más increíbles que no cualquiera se atrevería a escalar

Estas escaleras están en diferentes partes del mundo. Pueden ser de piedra o de madera, con pasamanos o sin ninguna valla. Pero todos tienen algo en común: la altura y el peligro, que te dejarán sin aliento.

Genial.guru te contará sobre las subidas y las bajadas más vertiginosas que no todos se atreverían a atravesar.

Escalera al fuerte Kalavantin Durg (India)

El fuerte en sí no es más que una pequeña cueva, pero la escalera que conduce a él se considera, y con razón, una de las más peligrosas del mundo. Los peldaños desiguales están tallados en la roca de la montaña que queda cerca de Kolhapur.

La subida al antiguo fuerte indio lleva por lo menos 3 horas. Pero el descenso puede llevar mucho más tiempo: debido a la niebla, los peldaños siempre están mojados. Esta antigua escalera tampoco tiene barandillas, por lo que los turistas extremos se ven obligados a aferrarse a la roca para no caerse.

El acantilado abrochado con cremallera

El Peñón de Guatapé, en Colombia, y la escalera que conduce a su cima, se comparan con muchas cosas.

A unos les parece que son trozos de piedra cosidos con un hilo, otros dicen que la montaña parece haber sido abrochada con una cremallera, y otros, que este sería el refugio ideal en caso de un apocalipsis zombi.

Llegar a China y tocar el cielo

En la provincia de Hunan hay una montaña llamada Tianmen. Su segundo nombre, "Puerta del Cielo", le fue otorgado por su enorme arco de origen natural, formado después del terremoto de 263 d. C.

Se dice que aquel que suba los 999 peldaños hacia la "Puerta del Cielo" podrá tocar el cielo y obtener el gozo eterno.

Por cierto, no es fácil llegar a esta escalera. Está en la cima de la montaña, por lo que los viajeros y peregrinos primero tienen que subir en un teleférico (¡la vista desde arriba es impresionante!), o atravesar los 11 km por una sinuosa carretera llamada "99 vueltas".

La escalera prohibida en las colinas hawaianas

La Escalera Haiku en Hawái sigue siendo una de las rutas más populares entre los turistas que buscan emociones fuertes. Y esto a pesar de que la entrada a la misma está oficialmente cerrada, hay oficiales de policía vigilando en el punto de partida, y te pueden hacer una considerable multa por tratar de subir.

Muchos vienen a la isla de Oahu especialmente para ver la legendaria escalera construida por los militares en 1942 para construir un cable de comunicación.

Desde 1987 la ya inestable Haiku se convirtió en una ruta "civil" para los turistas que deseaban superar todos sus 3 922 peldaños y subir a la cima de la montaña Kulau. Está claro que, sin una buena preparación física, simplemente no hay nada que hacer en esta ruta.

Siguiendo los pasos del profeta Moisés

En Egipto, en el sur de la península del Sinaí, se encuentra la montaña legendaria de Moisés. Según la leyenda, fue en su cima que el profeta recibió las tablas de piedra con los 10 mandamientos. Ahora, multitudes de peregrinos de diferentes países se reúnen aquí.

Para llegar a la cima del Monte Moisés, hay que subir la "Escalera del Arrepentimiento", que muchos peregrinos suben de noche: en primer lugar, porque no hace tanto calor, y en segundo lugar porque, según los turistas, el amanecer en esa cima, es algo inimaginable.

La espiral de 92 m de alto

Esta escalera sí que marea. La espiral de casi 92 metros de altura conduce a la cima de la montaña Taihang. Aquellos que desean subir sin protección a la altura de un edificio de 30 pisos deben firmar un documento que declare que están advertidos del peligro y que están completamente sanos.

Por cierto, las personas de más de 60 años no pueden subir esta escalera de caracol. No es un ascenso fácil, y en la cima soplan vientos fuertes que hacen que toda la estructura se balancee y cruja.

El pico de Adán

Esta hermosa vista desde la cima de la montaña se abrirá ante los ojos de aquellos que viajen a Sri Lanka y decidan conquistar el pico de Adán. Es completamente seguro subir a esta montaña, y muchos incluso la escalan con niños.

Los conquistadores del pico podrán admirar el amanecer y ver la losa de piedra con la huella del pie de Buda. Es por esta reliquia que aquí se congregan multitudes de peregrinos.

El único inconveniente es que la travesía tiene que emprenderse de noche. Una caminata cuesta arriba bajo los abrasadores rayos del sol es un placer dudoso. Y por la noche está tranquilo, fresco y hay linternas encendidas junto a los escalones.

Solo una escalera... nada que sobre

La torre escalera Vloolyberg se construyó en la provincia belga de Brabante Flamenco, cerca de la ciudad de Tielt-Vingle. Antes, en este lugar había una plataforma de observación de madera. Después de que fuera incendiada por vándalos, se decidió instalar una estructura de metal.

El concurso anunciado por las autoridades locales fue ganado por el estudio de arquitectura Close to Bone. Sus maestros hicieron una escalera dirigida hacia el cielo. La altura de esta estructura es de 11,5 metros, y desde la cima se abre la vista del famoso Hallerbos: un verdadero bosque mágico, cubierto con una alfombra azul de flores de campanillas.

Camino del Rey para los amantes de las emociones fuertes

El sendero de montaña Caminito del Rey se construyó en España a principios del siglo XX para transportar carga entre dos centrales eléctricas a lo largo de los bordes del desfiladero de El Chorro. El resonante nombre se le dio a la carretera debido a la presencia del Rey Alfonso XIII en su inauguración.

Los constructores usaron los materiales más baratos, por lo que Caminito rápidamente llegó a una condición de emergencia y recibió el temible nombre de "El Camino de la Muerte". En 2000, después de la trágica muerte de varios turistas, fue cerrada. Pero incluso después de eso, los escaladores y los fanáticos de las emociones fuertes venían aquí de todo el mundo. No los detenía ni siquiera el riesgo de recibir la considerable multa de € 6 000.

Como resultado, se decidió reconstruir el camino y hacerlo seguro para los turistas. En la primavera de 2015, el Caminito del Rey fue reabierto a todos los interesados.

3 500 peldaños hasta el agua

El pozo escalonado de Chand Baori en el pueblo de Abhaneri es considerado uno de los más antiguos y profundos de la India. Se parece más a una pirámide invertida, cuya punta está a 30 metros de profundidad en la tierra. En el fondo de la cuenca hay un recipiente con agua fangosa.

Los residentes locales creen que el pozo fue construido por los demonios. Los historiadores no son tan categóricos y dicen que el tanque fue creado para recoger el agua de la lluvia, y que en los días de mucho calor las personas se reunían en sus escaleras para descansar del sol (en la parte profunda siempre hace de 5 a 6°C más frío).

Puedes elegir cualquiera de sus múltiples escaleras para descender. Lo principal es no olvidarse de mirar debajo de los pies: los peldaños son empinados y nos hay barandas.

Por el camino de la muerte a la casa de té

Este camino que lleva a la cima de la montaña Hua Shan se llama la "Escalera Celestial". Sus peldaños están tallados directamente en la roca, y unas cadenas de hierro sirven como barandas. Antes solo la escalaban los peregrinos, porque Hua Shan es una de las 5 montañas sagradas taoístas de China. Pero ahora, la "Escalera Celestial" se puso a disposición de los turistas.

Los que se aventuren a conquistar esta cima, tendrán que subir a una altura de más de 2 000 metros. Y los escalones empinados se alternarán con unos estrechos senderos de madera que cuelgan sobre el precipicio. La escalada termina visitando... una pequeña casa de té. Pero dicen que la vista desde allí es impresionante.

Mirar detrás de la cascada

Se puede subir a la "Cascada del Río Verde" (Pailón del Diablo) en Ecuador, por una antigua escalera de piedra. Está pegada a la montaña por la que, con terrible fuerza, fluye el agua.

La escalera pasa a través de un túnel de paredes resbaladizas, por el que se puede pasar directamente detrás de la cascada.

Muchos de los turistas que han visitado la pequeña plataforma detrás de la Cascada de Río Verde dicen que es una vista absolutamente extraordinaria: uno está envuelto por las salpicaduras, adelante retumba la cascada y la pared blanca de agua se puede tocar con la mano.

Caminar por el bucle vertical

Esta, por decirlo así, poco ordinaria escalera ya se ha convertido en uno de los lugares más famosos del Duisburgo, Alemania. Su nombre también es poco común: "El tigre y la tortuga".

Los creadores de la escalera les proponen a todos los interesados a caminar a pie por la famosa montaña rusa. Es bastante fácil de hacer, aunque hay que superar un bucle vertical por el camino. La longitud total del camino es de 220 metros.

Desde el punto más alto de la escalera (alrededor de 13 metros de altura) se abre una vista panorámica de la ciudad, y por las noches todo el lugar se ilumina.

¡No más de 300 personas por día!

Para conquistar la cima de la montaña del parque nacional Yosemite en California, hay que superar un camino de 10 kilómetros. Parte de la ruta es una escalera de cuerdas.

Los controladores permiten el acceso de no más de 300 personas por día, y cada uno de ellos recibe un permiso especial. Los turistas deben tener una buena preparación física y un gran deseo de superar los 400 escalones a lo largo de una escalera de cable prácticamente vertical.

El camino al Templo de la Luna

Esta escalera de piedra en Machu Picchu tiene no menos de 500 años. Fue construida por los antiguos incas para subir al templo de la Luna.

Ahora dejan subir a no más de 400 personas por día. Llegar a la cima toma aproximadamente 2 horas en los que hay que escalar pegándose constantemente a la pared. Los peldaños son húmedos y resbaladizos, y la pared, para ser honestos, también. Un paso en falso, y puedes caer al abismo, en cuyo fondo fluye el río Urubamba.

¡Arriba, a las estrellas!

El observatorio francés Pic du Midi se encuentra en los Pirineos. Parte del camino se hace en un teleférico, y una parte por las escaleras. Solo que hay que abrigarse bien: en la cima hace mucho frío y sopla un fuerte viento.

Desde hace poco, hasta puedes pasar la noche aquí: los científicos han acondicionado varias salas para los amantes de la recreación extrema.

Y para terminar

¿Recuerdas la foto del descenso desde el fuerte indio? Bueno, los usuarios de Pikabu decidieron jugar con los ángulos de la cámara y dieron vuelta la foto. Ahora se ve aún peor.

Y tú ¿te arriesgarías a bajar una escalera así?