Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

En un pueblo, la gente encontraba paquetes con más de 2 000 dólares y recién ahora se reveló quién los dejaba

¿Te imaginas encontrar bolsas con dinero en el camino a tu trabajo? Sí, el sueño ideal de muchos. Bueno, pues esto sucedió en un lugar llamado Blackhall Colliery, en la costa del mar del Norte del condado de Durham, en Inglaterra, donde durante un tiempo, los habitantes encontraban dinero sin saber por qué o con qué intenciones alguien lo hacía. Un verdadero milagro.

Genial.guru le parece fascinante esta historia por combinar altruismo con suerte y una pizca de intriga.

Un sueño hecho realidad

¿Alguna vez has adquirido un boleto de la lotería o de una rifa con la esperanza de ser el afortunado ganador de un gran premio? ¿Qué te parecería si, sin hacer nada, pudieras ganar una apreciable suma de dinero? La buena suerte brilló para Blackhall Colliery donde, desde 2014, los habitantes del lugar solían encontrar paquetes con dinero por la cantidad de 2 000 libras esterlinas, es decir, más de 2 000 dólares. Nada más y nada menos.

Todo a cambio de nada

Esta situación llamó la atención de las autoridades, sobre todo la del investigador a cargo, John Forster, pues hasta noviembre de 2019, recibían reportes de personas que aseguraban encontrarse con paquetes de dinero en diferentes lugares de esta aldea. Los misteriosos benefactores dejaban a la vista de todos los “tesoros” y los afortunados descubridores acudían a la policía para reportar sus hallazgos. Aquí se combinaba el altruismo con la verdadera honestidad.

Fortuna para compartir

Bien dice el dicho que “el regalo más grande es dar una parte de uno mismo” y en eso coincidieron las personas que repartieron 13 paquetes con dinero en efectivo por un total de 26 000 libras esterlinas, (que equivalen a más de 30 000 dólares). Nadie sabía de dónde provenían ni quiénes eran los benefactores, pero eso sí: quienes se los encontraban, iban a reportarlo a la policía local.

Un caso para investigar

Ante esta situación, la policía se dedicó a entrevistar a los pobladores del lugar, así como a los empleados bancarios y los del correo. Pero no conformes con ello, analizaron cuidadosamente cada billete para analizar las huellas dactilares, pero no encontraban ninguna pista. Nada. Ni un solo rastro había para dar con estos buenos samaritanos que dejaban dinero en las calles de Blackhall Colliery.

Misterio al descubierto

Pero semejante proeza en favor de la economía de las familias de este poblado no podía quedarse como un misterio por mucho más tiempo. Los propios responsables de estas donaciones se hicieron presentes ante la policía y explicaron por qué decidieron hacer esto. Resulta que la pareja, que pidió que sus datos permanecieran en el anonimato, tiene grandes lazos sentimentales con Blackhall Colliery, pues en una ocasión, una mujer ayudó a uno de los benefactores a pesar de no ser habitantes de este poblado. Por ello, en agradecimiento a lo que hicieron por ellos, decidieron repartir dinero con el simple objetivo de retribuir lo que ellos habían recibido.

¿Qué te parecería encontrarte con dinero en la calle? ¿Cuál sería tu reacción? ¡Compártenos en los comentarios!