Genial
Genial

10 Marcas que comenzaron con muy poco y ahora son conocidas por el mundo entero

Todos los días tenemos distintos productos en nuestras manos, pero pocas veces nos preguntamos la historia que hay detrás de ellos. Mucho de lo que compramos es producido por grandes empresas que lideran el mercado, pero no todas ellas fueron exitosas o tuvieron recursos desde el inicio. Algunos de los productos que ahora vemos por todas partes tuvieron un comienzo difícil, y sus creadores solo pudieron salir adelante gracias a las buenas ideas y al esfuerzo.

En Genial.guru somos muy curiosos e investigamos un poco. Por eso compartimos contigo algunas historias inspiradoras de marcas que comenzaron con muy poco o con nada y ahora son realmente exitosas.

1. Sabritas

En 1943, Pedro Noriega y su esposa Guadalupe comenzaron su negocio de botanas caseras en la Ciudad de México. El matrimonio salía a vender y a repartir su variedad de frituras en bicicleta, y poco a poco comenzaron a tener más clientes. Decidieron nombrar a sus botanas Sabritas, por “Sabrosas y Fritas”, y pronto tuvieron bicicletas repartiendo por toda la ciudad. Gracias a su popularidad, lo que empezó como un pequeño negocio familiar creció y con el paso del tiempo se expandió. Hoy en día podemos ver el nombre Sabritas en todas las tiendas de México.

2. Airbnb

Airbnb es una popular plataforma en línea que hace más fácil encontrar hospedaje en prácticamente cualquier parte del mundo. Ganó popularidad por ser una alternativa para los viajeros que buscan una experiencia más acogedora que un hotel y muchas veces más económica.

Todo comenzó como una simple idea en 2007, cuando Joe Gebbia y Brian Chesky tenían problemas para pagar su renta. En su ciudad iba a tener lugar un gran evento y mucha gente de afuera intentaba encontrar un hotel. Joe le sugirió a Brian que ofreciera desayuno y hospedaje en su departamento para generar dinero extra. Además se les ocurrió actuar como guías de turismo para hacerlo más divertido y poder ganar un poco más. Crearon un pequeño sitio web, compraron colchones de aire y ahora, 15 años después, su proyecto Airbnb es usado por alrededor de 150 millones de personas.

3. Apple

BEHAR ANTHONY / SIPA / EAST NEWS, © ifeelstock / Depositphotos.com

A principios de los años 70, Steve Jobs armaba computadoras en el garaje de sus padres con su amigo Steve Wozniak. Ambos tenían trabajos en grandes compañías, pero dedicaban su tiempo libre a crear potentes electrónicos con pocos recursos.

En 1976 lograron crear su primer modelo de computadora. Wozniak quiso venderlo a HP, para quienes trabajaba, pero lo rechazaron 5 veces. Jobs lo convenció de comenzar su propia compañía y se le ocurrió el nombre de Apple, que significa “manzana”, cuando regresaba de una granja. Poco tiempo después se convirtieron en una de las compañías más importantes y conocidas de computadoras y dispositivos personales.

4. Mattel

Ruth y Elliot Handler eran un matrimonio con un negocio de portarretratos de madera que tenían con su amigo Harold Matson. El nombre Mattel fue una fusión de sus apellidos. El negocio no funcionaba, y Matson lo dejó al poco tiempo por salud. Los Handler debieron reinventarse y reutilizaron la madera de los portarretratos para hacer pequeños muebles y casas para muñecas.

Así se convirtieron en inventores de juguetes y en 1947 crearon un ukulele para niños, su primer producto exitoso. Durante los siguientes años, crearon juguetes que hasta hoy en día tienen popularidad, como la muñeca Barbie y los carritos Hot Wheels, que marcarían a los niños de muchas generaciones alrededor del mundo.

5. Liverpool

Hace más de un siglo, en 1847, Jean-Baptiste Ebrard era un francés que se dedicaba a vender listones, encajes y agujetas dentro de un baúl en el centro de la Ciudad de México. Su mercancía venía de Europa y embarcaba en el puerto de Liverpool, en Inglaterra. Con el tiempo, Ebrard logró abrir varias tiendas y al fallecer, sus socios vieron potencial en el negocio y decidieron expandirlo. Fue la primera compañía en México en llevar a cabo una transacción con una tarjeta de crédito y tener escaleras eléctricas. Liverpool ahora es una de las tiendas departamentales más conocidas y se puede encontrar en casi todas las plazas comerciales del país.

6. Chanel

Courtesy Everett Collection / East News, © fashionstock / Depositphotos.com

Gabrielle “Coco” Chanel fue enviada a un orfanato con sus hermanas siendo muy pequeña. Ahí aprendió a coser y bordar, lo que le permitió más tarde conseguir un trabajo como costurera. Después fue aprendiz de una diseñadora de sombreros y comenzó a hacer sus propios diseños. En 1910 abrió su primera tienda en París y ganó popularidad; sus atuendos desafiaban los estándares de la moda femenina de la época.

Mientras las tiendas vendían ajustados corsés y sombreros pesados, Chanel diseñaba ropa mucho más cómoda y accesible para las mujeres. Las prendas respetaban sus siluetas sin lastimarlas y les permitían moverse mejor; además popularizó en las mujeres el uso del pantalón y de prendas que eran consideradas masculinas. Marcó un hito en la moda y ahora Chanel es una de las marcas más prestigiosas de la industria.

7. HP

Bill Hewlett y Dave Packard se conocieron en un campamento y se hicieron amigos. Pocos años después rentaron un pequeño garaje en el que trabajaban a medio tiempo construyendo aparatos. Tenían poca inversión en sus bolsillos, pero inventaron un oscilador de sonido que ofrecía más calidad por un menor precio que los que existían en el mercado.

Este invento llamó la atención del ingeniero de sonido de los estudios de Walt Disney, quien ordenó ocho aparatos para instalarlos en las salas de cine donde iban a proyectar la película Fantasía. Bill y Dave decidieron entonces registrar la compañía y aventaron una moneda para ver qué apellido iba primero. Al final ganó “Hewlett-Packard”, que hoy conocemos como HP, una empresa con más de 80 años en el mercado de los electrónicos.

8. Domino’s Pizza

Tom Monaghan y su hermano James crecieron en un orfanato y tuvieron que trabajar desde muy jóvenes. Siendo adolescente, Tom escribió en un anuario: “Cuanto más intento ser bueno, peor me vuelvo. Pero tal vez aún pueda hacer algo sensacional”. Cinco años más tarde, los hermanos compraron un viejo restaurante de pizzas llamado DomiNick’s, el inicio de su éxito.

A los pocos meses, James desistió y Tom quedó a cargo. El restaurante tenía poco espacio para mesas, así que se centraban en las entregas a domicilio. Cuando tenían poco personal, ofrecían solo una opción del menú y se dieron cuenta de que las ventas eran mayores. Así, Tom encontró la clave en un menú simple y entregas rápidas. Pocos años más tarde, cambió el nombre a Domino’s y hoy, más de 60 años después, hay miles de franquicias en el mundo.

9. Coca-Cola

En 1886, el farmacéutico John S. Pemberton trabajaba en una fórmula para un jarabe medicinal. Fue al agregarle agua mineral a la receta cuando encontró un sabor ideal. Llevó un frasco de su nueva fórmula a una farmacia ubicada en su misma calle y comenzó a vender su bebida, que más tarde fue registrada como Coca-Cola. El refresco tuvo gran éxito y en 1888, vendió la marca a Asa G. Candler, un hombre de negocios que implementó varias estrategias de mercadeo que posicionaron a la bebida para que tuviera popularidad.

10. Open English

Andrés Moreno es un venezolano cuya cara puede ser conocida por los divertidos comerciales que anuncian lecciones de inglés en línea. Más que un actor, es el mismo creador de la plataforma Open English. Aprendió a hablar cuatro idiomas y decidió abrir una escuela para enseñar inglés. Al principio las clases eran presenciales, pero el negocio comenzó a crecer y desde un pequeño departamento, desarrolló una plataforma para aprender en línea. Con el poco presupuesto que tenía, viajó a California a dormir en el sofá de un amigo y buscar inversionistas. El plan funcionó y ahora Open English cuenta con aproximadamente medio millón de alumnos.

¿Conoces otra historia de éxito de alguien que haya comenzado desde cero?

Genial/Historias/10 Marcas que comenzaron con muy poco y ahora son conocidas por el mundo entero
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos