Genial
Genial

12 Datos sobre la cultura vikinga que demuestran que eran mucho más que un pueblo de guerreros

Durante mucho tiempo se pensó que los vikingos eran un pueblo de ladrones que se dedicaban a viajar por todo el mundo para saquear sus preciados tesoros. Sin embargo, ellos eran más que eso: eran comerciantes, agricultores y guerreros. Fueron una población intrépida que se atrevió a embarcarse en expediciones a lo desconocido, a miles de kilómetros más allá de su natal Escandinavia.

En Genial.guru recopilamos algunos detalles de la vida vikinga que podrían hacerte verla más allá de lo que nos muestran las series de televisión y películas.

1. Los matrimonios entre los vikingos se parecían a los actuales

Los matrimonios de conveniencia eran lo más usual en todas las culturas de los antiguos tiempos. En el caso de los pueblos vikingos, también eran una forma de unir familias, y se hacían para asegurar herencias, territorios y poder.

Por eso, los matrimonios implicaban una larga negociación que culminaba con un acuerdo formal de unión de una pareja. Según la historiadora Irene García Losquiño, las mujeres vikingas se unían a los hombres por deseo propio, y en cualquier momento podían dejarlos a través de un divorcio. Si esto llegaba a ocurrir, los bienes se dividían en partes iguales.

2. Los vikingos tenían a osos como mascotas

Los vikingos, como todas las culturas antiguas y presentes, amaban a mascotas como perros y gatos. Sin embargo, también tenían osos y aves como el halcón y el pavo real como animales de compañía.

Estudios genéticos recientes mostraron que los vikingos llevaban a gatos y perros en sus viajes, y que estos incluso eran comunes en los hogares escandinavos.

3. Los vikingos se cepillaban y lavaban el pelo a menudo

Aunque la higiene personal no era algo muy común en los pueblos antiguos, este no era el caso de los vikingos. Se han encontrado peines y herramientas de limpieza personal en muchísimas de sus tumbas.

Según algunos historiadores, para un vikingo, su higiene personal era un aspecto fundamental. Bañarse a menudo, peinarse, llevar la barba y el pelo arreglados eran signos de buen estatus y de valor para hombres y mujeres.

4. Los vikingos no se llamaban a sí mismos de esa forma

Los vikingos no se llamaban de esa forma a sí mismos, ya que este término no aplicaba a ningún grupo específico de personas o tribu. Durante el auge de la era vikinga, los países escandinavos aún no existían, y la gente se agrupaba en pueblos por la zona.

Según la enciclopedia británica, la palabra “vikingo” significa “pirata” o “viaje en un barco libre” en nórdico antiguo, y es un término que define una acción, no a una persona. Por ejemplo, “voy en un vikingo”.

5. Los vikingos llegaron a América 500 años antes que Cristóbal Colón

En varios países de América se acostumbra a conmemorar el 12 de octubre como el día en que la expedición de Cristóbal Colón llegó al continente a bordo de la Niña, la Pinta y la Santa María. Sin embargo, según algunos reportes, se han encontrado relatos en los recuentos vikingos que hablan sobre cómo Leif Erikson fue en búsqueda de una tierra que Bjarni, otro navegante vikingo, había visto a lo lejos.

En 1960, un explorador danés encontró en una isla de Canadá restos de un campamento vikingo, los cuales aparentemente datan del año 1000, es decir, 492 años antes de que Colón llegara.

6. Los vikingos encontraron una forma muy peculiar de hacer fuego

Aunque los vikingos eran fanáticos de la limpieza, no tenían problema alguno en usar desechos humanos para su beneficio. Según algunos reportes, ellos recogían un hongo de la corteza de un árbol y lo hervían en orina varias veces.

Después de unos días, vaciaban ese líquido en una especie de tela. El nitrato de sodio presente en la orina hacía que el material ardiera lentamente, lo que les permitía llevar fuego a donde ellos quisieran.

7. Los vikingos navegaban usando cristales en los días nublados

En algunas sagas nórdicas se cuenta que los marineros confiaban en las llamadas “piedras del sol” para ubicar la posición del astro rey y dirigir sus barcos en los días nublados.

Según algunos estudios, los vikingos usaban un cristal de nombre “spar islandés”, que tiene la propiedad de producir dos haces de luz que se unen en un ángulo específico del objeto. De esa manera, ellos marcaban el cristal en el punto donde se unían las luces y con eso se guiaban en días nublados, cuando el sol no era tan brillante.

8. Los vikingos intercambiaban anillos y espadas en las bodas

Las bodas eran un ritual muy importante dentro de la sociedad vikinga. Esta celebración se efectuaba frente a todo el pueblo, y en ella, además de darse anillos, los novios también intercambiaban espadas.

El novio le presentaba a su novia una espada ancestral, con la intención de que se pasara a los futuros hijos. La mujer también le entregaba una a su pareja, la cual simbolizaba que el cuidado que antes residía en el padre ahora pasaría a él.

9. Los vikingos se modificaban los dientes

En estudios recientes hechos a esqueletos vikingos hallados en Escandinavia, antropólogos encontraron que varios de los cráneos tenían surcos horizontales en la parte superior de la dentadura. Fue la primera vez que se vieron modificaciones así en algún país europeo.

Aunque no hay certeza de cuál era el motivo de tal práctica, expertos creen que era una señal de estatus del guerrero y que fue aprendida en algunos de sus constantes viajes al oeste de África y América.

10. Los vikingos creían en zombis y otras entidades

Los vikingos creían en entidades superiores como dioses y gigantes. Pero también lo hacían en hadas y en gnomos.

Los zombis aparecen repetidamente en su mitología, especialmente en las sagas. La palabra utilizada en la lengua de los vikingos para designarlos era draugr. Estos eran seres que morían, pero que regresaban a la vida corpórea aun en estado de putrefacción, siempre con fines perjudiciales para aquellos que se los encontraban.

11. A los vikingos les gustaba ser enterrados con sus productos de belleza

Los vikingos eran considerados inusuales por su extrema higiene excepcional. Sus baños semanales eran vistos con sospecha por la gente de la época, que se bañaba solo una o dos veces en un año.

Pero su higiene no terminaba allí. En varias excavaciones de los lugares funerarios vikingos se han encontrado entierros con maquinillas de afeitar, pinzas y “cucharas para las orejas”, herramientas largas y estrechas para eliminar la cera, así como jabón, que se utilizaba para blanquear el cabello. Aunque no se sabe por qué se llevaban estos objetos a la tumba, probablemente era para estar presentables en la otra vida.

12. Las mujeres vikingas usaban un adorno en el pelo como señal de su estado civil

Las bodas eran una gran tradición en la cultura vikinga, y había muchos rituales que se guardaban para ese gran día. Uno de ellos era el kransen, una pieza para el pelo circular que las damas vikingas usaban con el cabello hacia abajo.

El día de su boda, la novia se quitaba su kransen y lo guardaba, en caso de que alguna vez tuviera una hija. Este era reemplazado por una corona. Al día siguiente, una vez que se consumaba la unión, el pelo de la mujer se ataba y se cubría con una tela, lo que indicaba que ahora estaba casada.

¿De qué otro pueblo milenario te gustaría conocer tradiciones y costumbres? ¿Qué prácticas llevas a cabo que no son consideradas muy comunes?

Genial/Historias/12 Datos sobre la cultura vikinga que demuestran que eran mucho más que un pueblo de guerreros
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos