15 Secretos de los sets de películas famosas que los cineastas preferirían que no salieran a la luz

El espectador promedio no sabe ni la mitad de las cosas que pasan en un set. En tu opinión, ¿en qué se inspiraron los creadores de la película de culto “Matrix” para diseñar los famosos símbolos verdes de la pantalla? ¿O qué acción irreparable cometió Kurt Russell durante la filmación de “Los 8 más odiados”?

Genial.guru ha investigado algunos de los secretos de los backstage de Hollywood y está ansioso por compartirlos con sus lectores lo antes posible.

  • En la película “Mujer bonita”, Julia Roberts se negó rotundamente a actuar en escenas en las que su cuerpo quedara demasiado expuesto. El director de la película encontró una solución, y en algunas escenas Julia fue reemplazada por la bailarina profesional Shelley Michelle. Es más, en el póster de la película solo vemos la cabeza de Roberts, todo lo demás en la foto pertenece a su suplente. Por cierto, en el mismo póster el pelo de Richard Gere es de color castaño, pero en la película en sí ya es gris.
  • En la película “Titanic”, el rodaje de una escena relativamente pequeña del almuerzo en primera clase duró casi 2 días. Y es que en este episodio hay muchos detalles, primeros planos, miradas y pequeñas réplicas. En el segundo día del rodaje, los actores comenzaron a hacer muecas y bromas, y en un momento Leonardo DiCaprio miró los cubiertos y le preguntó a la actriz Kathy Bates: “¿Sabe cuál es el tenedor para hacerse una lobotomía?”.
  • ¿Recuerdas la escena de la depilación del pecho en la película “Virgen a los 40”? El actor Steve Carell tuvo que pasar por este procedimiento de verdad. El director consideró que ese momento no se podría lograr sin las emociones naturales: filmaron en una sola toma, usando 5 cámaras a la vez para que todo saliera perfecto.
  • No fue necesario usar maquillaje complicado para mostrar cómo en la película “¿Qué pasó ayer?” uno de los protagonistas perdía su diente. Cuando el actor Ed Helms era pequeño no le creció uno de sus dientes, así que en algunas escenas bastaba con que se quitase el diente falso.
  • ¿Cómo apareció el famoso músico Sting en el primer largometraje de Guy Ritchie, por entonces completamente desconocido, “Juegos, trampas y dos armas humeantes”? Trudie Styler, la esposa de Sting, es propietaria de una productora. Un día, Trudie vio el cortometraje “The Hard Case” y le gustó tanto que se arriesgó a invertir dinero en un largometraje basado en él, y hasta persuadió su marido para que actuara en la futura película. Así fue cómo Sting apareció en un pequeño pero brillante papel del propietario del bar y del padre del protagonista, y la película convirtió a Guy Ritchie en uno de los directores de culto de los tiempos modernos.
  • En el dibujo animado “Intensa-mente”, los creadores dejaron un conmovedor guiño: en todos los personajes de las emociones el color de los ojos coincide con el color de sus propias emociones. En todos excepto en Alegría: el color de sus ojos es azul, igual que los ojos de Tristeza. De esta manera, los autores quisieron enfatizar el hecho de que Alegría y Tristeza siempre van juntas.
  • El director de la película “El resplandor”, Stanley Kubrick, era conocido por su perfeccionismo: por ejemplo, en lugar de las 17 semanas de rodaje planeadas, la filmación de la película duró 51 semanas. La escena del diálogo entre Shelley Duvall y Jack Nicholson se filmó 127 veces, y “solo” se necesitaron 3 días y 60 puertas para filmar la famosa escena de “Aquí está Johnny”.

    Por cierto, para la filmación de esa escena se hicieron unas puertas ligeras especiales, que, sin embargo, Jack Nicholson, que había trabajado en el servicio de bomberos, rompía con demasiada facilidad. Fue por eso que para las siguientes tomas tuvieron que hacer unas puertas más pesadas y masivas.

  • En la película “Unthinkable”, los creadores decidieron no molestarse demasiado para mostrar cómo los programadores modernos desactivan una bomba: en la película se hizo con el común y corriente programa de Microsoft Excel. ¡La magia del cine!
  • En una de sus entrevistas, el director de arte de la película “Matrix”, Simon Whiteley, contó qué fue lo que inspiró la creación de las famosas líneas de código verdes que se veían en las pantallas de las computadoras. Resultó que todo era muy sencillo: lo que sirvió de base fueron los símbolos de los libros de cocina japoneses de su esposa.
  • En una de las escenas de la película “Los 8 más odiados”, el personaje de Kurt Russell rompe su guitarra en pedazos. El Museo Martin proporcionó una guitarra muy rara del año 1870, de la que también se hicieron varias copias. Se suponía que en esa escena se haría un montaje, y que Russell no rompería la original, sino una copia, pero algo salió mal y, por alguna razón, no se le advirtió al actor que tenía un ejemplar invaluable en las manos. Durante la toma, el actor, siguiendo el guión, hizo añicos la guitarra. Como resultado, el museo anunció que nunca más, bajo ningún concepto, volvería a prestar las guitarras para filmar películas.
  • En la película “Sueños de libertad”, la escena de la primera charla de Andy y Red se filmó durante 9 horas. Todo ese tiempo, el actor Morgan Freeman continuó lanzando el balón hacia arriba, sin quejarse en ningún momento, pero al día siguiente llegó al set con la mano vendada. Y esa escena no fue la única que se hizo en muchas tomas.

    El director de la película no siempre explicaba lo que no le había gustado, por lo que muchas veces surgían peleas. Durante una de estas discusiones, Freeman dijo que ya no actuaría en tomas repetidas sin que le explicaran los motivos.

  • En el logo de Warner Bros., que precede la película “Harry Potter y el cáliz de fuego”, se puede ver la silueta de Nagini, la serpiente de Lord Voldemort. Hubo un motivo para hacerlo: la serpiente aparece en una de las primeras escenas de la película.
  • La artista Margaret Keane, sobre cuya vida se hizo la película “Big Eyes”, apareció en una de las escenas. Interpretó a una mujer sentada en un banco que leía un libro a espaldas del personaje principal. Una foto conjunta de la artista y la actriz Amy Adams, que encarnó su imagen en la pantalla, aparece al final de la película, antes de los títulos.
  • El presupuesto de la película “El club de los desahuciados” era bastante modesto para los estándares de Hollywood: por ejemplo, para el maquillaje de todo el período de filmación, se destinaron solo 250 USD. Tanto más admirable es el hecho de que Adruitha Lee y Robin Matthews, que habían sido las maquilladoras de los artistas durante el rodaje, recibieran por su trabajo el Oscar en la categoría “Mejor maquillaje y peinados”.
  • En la película “El gran showman”, hay un curioso guiño: en los créditos de apertura vemos un patrón en el que es fácil reconocer las garras de Wolverine. El papel principal de la película fue interpretado por Hugh Jackman, el mejor Wolverine de todos los tiempos.

¿Y tú conoces alguna historia sucedida detrás de las cámaras? Cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo