Genial
Genial

16 Historias tragicómicas que demuestran que la inteligencia de los niños no debe subestimarse

A menudo, los adultos perciben inconscientemente a los niños como personas aún muy superficiales y no demasiado reflexivas. Sin embargo, los que se comunican con ellos con más frecuencia saben de primera mano que a veces son capaces de demostrar una lógica inesperadamente sólida y una consistencia de juicios firme, dejando a todos a su alrededor boquiabiertos.

En Genial.guru nos encantan las historias sobre las divertidas travesuras y bromas infantiles. Por lo tanto, simplemente no podíamos pasar por alto esta porción pura de ánimo positivo y no compartirla contigo.

  • Acabo de enterarme de que nuestro hijo de 9 años realizó un experimento con nosotros. Perdió un diente y lo mantuvo guardado debajo de la almohada durante 3 días sin decírselo a nadie. Luego nos contó al respecto y a la mañana siguiente, por supuesto, encontró dinero debajo de la almohada. Al final, exclamó que el ratón de los dientes no existe, presentando su fuerte evidencia. © RogueDadMD / Twitter
  • El otro día noté que mi hijo de 10 años sale de la escuela siempre con la misma compañera. Le retiene la puerta al salir, luego se despiden y van en diferentes direcciones. Decidí bromear un poco. Le pregunté: “Juancito, ¿acaso te enamoraste o qué?”. Me miró con seriedad y dijo: “Mamá, ¿qué clase de amor puede haber a nuestra edad? Es solo que Cata es la más adecuada, inteligente e interesante de nuestra clase. Nos gusta charlar. Primero tengo que terminar bien los estudios, y luego tal vez. ¡Lo pensaré!”. Ay, y yo a su edad me dejaba llevar por los cuentos de amor de un compañero de clase y hacía toda la tarea por él. © Habitación № 6 / VK
  • Soy educadora, y una vez tuve un niño en edad preescolar que ya sabía leer, pero lloraba constantemente porque los otros niños no eran tan inteligentes. © Kari_Renea / Reddit
  • Una vez mi hija me miró fijamente a los ojos y me dijo: “Papá, a pesar de todo tenemos que seguir adelante, recibiendo cada nuevo día con esperanza”. Solo quiero saber qué diablos están haciendo en el preescolar que la puso bajo tanto estrés y la llevó a ese tipo de conclusiones. © TheLateSh0w / Twitter

“Mi hijo decidió que sería divertido poner un juguete frente al monitor para bebés”.

  • Hace unas semanas, traté literalmente de agotar a mi hijo de 3 años para que se durmiera lo antes posible, contándole todo lo que sé sobre física nuclear y física de partículas. Para ser honesto, esa era antes mi especialidad. Y desde entonces, todas las noches, cuando lo llevo a dormir, me dice: “Cuéntame sobre los átomos, papá”. © detly /Twitter
  • Una vez, cuando tenía 12 años, mi papá me pidió que pusiera un disco en el reproductor de DVD y le pregunté qué obtendría a cambio. Él respondió: “Recibirás la mitad del premio de estos billetes de lotería inútiles si ganan”. Al final, ganó 60 dólares y me dio 30. Estaba muy contenta conmigo misma, pero él, por supuesto, quedó un poco enchilado. © meladoodle / Tumblr
  • Cuando tenía 7 años, mis padres a menudo me dejaban bajo la supervisión de mi hermano mayor. Lo único que hacíamos era ver El padrino una y otra vez. Un día mis padres llegaron a casa del trabajo, mi madre me pidió que guardara los juguetes y yo, que había visto esa película recientemente, le respondí: “Tú me lo pides, pero lo haces sin respeto”. Recuerdo que mis padres castigaron a mi hermano por hacerme ver películas “para adultos”. © Habitación № 6 / VK
  • A mi compañero le encantaba dormir en las clases de matemáticas. Una vez el maestro le pidió que resolviera un problema en el pizarrón para poder darle una lección. Él se despertó, resolvió la tarea sin mucha dificultad, luego se sentó en su pupitre y se volvió a dormir. Más tarde, el maestro hizo lo mismo unas cuantas veces más. El resultado fue similar. Al final, el profesor simplemente se resignó a su deseo y le permitió dormir hasta el final del año. © MagnusT / Reddit

“Así es como mi bebé nos ve a mi esposa y a mí”.

  • Los niños son tan raros. Una pandilla de niños de 7 años acaba de reunirse en mi porche, exigiendo ver a mi gato. Incluso tenían un líder. Antes de que tuviera tiempo de saludarlos, abriendo la puerta, él me dijo: “¿Dónde está tu gato? Sé que está ahí. Lo vimos por la ventana, y está muy gordo”. Hasta me desconcertó un poco. © innerviscosity / Twitter
  • Escuché una conversación de mi hermano menor con mi madre. Preguntó si podía invitar a sus amigos a visitarnos. Nuestra madre, bastante estricta, siempre estuvo en contra de eso y no lo permitió. Ella argumentó su prohibición por el hecho de que yo crecí sin amigos que vinieran a visitarme y no me pasó nada. Entonces mi hermano hizo una pausa y dijo: “¡Bueno, precisamente para eso lo quiero! Cuando crezca podré invitar a personas, pero no tendré amigos, ¡porque los adultos no los tienen!”. No sé de quién heredó tanta inteligencia, pero mi madre lo pensó y finalmente lo permitió. © Habitación № 6 / VK
  • Mi hijo fue al quinto grado este año. En el evento escolar me quedé mirando al niño, y entendí lo rápido que ha crecido este bebé. Estaba tan conmovida que me puse a llorar. Pero mi hijo rompió la ternura del momento con la frase: “Mamá, ya, qué ridículo, basta”. © Habitación № 6 / VK
  • Quedaban literalmente 30 segundos para el final de la clase, y mi amigo ya había comenzado a guardar las cosas. Al principio, el maestro no pareció darle importancia a eso, pero cuando sonó la campana y mi amigo se levantó del pupitre, pronunció la clásica frase: “No es la campana la que los deja salir de la clase, sino yo”. A lo que mi compañero no reaccionó en absoluto, caminó hasta la puerta y dijo: “Si la campana decide cuándo tengo que llegar, entonces también decide cuándo tengo que irme”, y simplemente se fue. © Brendan1214 / Reddit

“Les pedí a los niños que verificaran cuántos huevos nos quedaban. Respuesta: ’Tenemos muchos’”.

  • Le dije a mi sobrino que ahora le crecería una sandía en el estómago debido a que se había tragado varias semillas, y que no era una broma. Me miró directamente a los ojos y dijo: “No, porque la luz del sol no llega. Así que estás equivocada y, aparentemente, no te fue bien en la universidad”. Tiene 7 años. © GracieGrayC / Twitter
  • En el sexto grado, una niña me maltrataba mucho. Una vez estábamos discutiendo y reunimos a toda una multitud a nuestro alrededor. Ella sonrió y dijo: “Pequeña niña tonta veleta”. Todos empezaron a murmullar, yo pensé unos segundos, luego saqué 20 dólares de mi billetera, se los puse en la mano y dije: “Cómprate unas burlas mejores, estas no sirven”. Juro que todo el comedor estalló en carcajadas. © silenthill / Tumblr
  • En fin, estaba eligiendo flores en una florería, cuando de repente entraron un niño y una niña. Ambos parecían tener entre 7 y 8 años. La niña dijo: “Cómprame una rosa”. A lo que el niño le respondió tranquilamente: “¿Y si mejor te doy 2 dólares y así finalmente te callas?”. Ella: “Claro: ¡mejor compraré una barra de chocolate y la compartiré contigo!”. Personalmente, me pareció que estaban hechos el uno para el otro. ¡Estoy seguro de eso! © Habitación № 6 / VK
  • Enseñaba en el primer grado. Les di a los niños la tarea de escribir un ensayo sobre el Día de Acción de Gracias, pero primero tenían que dibujar su propia familia celebrando este evento. Una niña solo dibujó una mesa y sillas. Estaba seguro de que simplemente no quería hacer la tarea, así que traté de guiarla y le pregunté dónde estaban la comida y su familia. A lo que ella respondió de inmediato: “Están lavando los trastes”. Tuve que darle crédito, porque se le ocurrió un argumento muy lógico a favor de no completar la tarea. © 1robotsnowman / Reddit

¿Alguna vez, en tu presencia, niños han dicho frases o hecho conclusiones tan repentinas que vas a recordarlos por el resto de tu vida? Comparte algunas de tus historias en los comentarios.

Imagen de portada silenthill / Tumblr
Genial/Historias/16 Historias tragicómicas que demuestran que la inteligencia de los niños no debe subestimarse
Compartir este artículo