Genial
Genial

16 Usuarios de la red contaron sobre sus encuentros con personas que se creían el ombligo del universo

Nunca se sabe qué motiva a la gente a ser grosera. Estas personas creen que está bien “colarse” en una fila, decir su opinión cuando nadie se los ha pedido, o simplemente ser prepotentes. Para ellas, la insolencia es la segunda felicidad.

Las historias sobre el descaro compartidas por los protagonistas de nuestra recopilación hicieron que en Genial.guru nos quedáramos con las bocas abiertas.

  • Estaba parada en la fila con una canasta llena, y detrás de mí había una mujer de nuestro edificio con dos niños de unos 9 años y con un jugo en la mano. Dijo naturalmente: “Oh, ¿puedes dejarnos pasar primeros? ¡Tenemos solo un jugo!”. Como soy una persona amable, se los permití. Entonces, la mujer les dijo a sus hijos: “¡Aprendan cómo se hace para pasar antes que los demás!”. Pero yo no soy solamente una persona amable, también tengo buena memoria. Un par de meses después, cuando la señora trató de utilizar el mismo truco, le dije: “Sabes, no siempre se puede pasar antes que los demás”. Estoy dispuesta a ceder y a ayudar, pero no permitiré que me falten el respeto. © Miranda Bush / Genial.guru
  • Vivo sola en un departamento de una habitación. Tengo un sofá doble, un sofá cama individual y un colchón inflable. Llegaron mi madre y mi hermano, y ya estábamos bastante apretados. De repente me enteré de que unos familiares estaban de paso en la ciudad y que mi madre los había invitado a visitarnos, y que llegarían en 20 minutos. Ellos ocuparon inmediatamente mi sofá, haciéndome entender que dormirían allí, y que nosotros podíamos arreglarnos de alguna manera y dormir en el piso. Me puse a gritar y les dije que se fueran. Por supuesto que ahora soy “la loca”, pero ya no los dejaré entrar a mi casa. © marulyaa / Pikabu
  • Empecé a trabajar en una tienda y aún no sabía dónde estaba todo. Cuando un hombre con un niño me preguntó algo y no pude ayudarle, se dirigió a su hijo y le dijo: “Cuando crezcas, no seas un inútil como él”. © Left2***22 / Reddit
  • Estaba con mi novia en el hospital y un médico de edad avanzada le preguntó si sus períodos eran regulares, y luego me consultó si la menstruación la ponía histérica. © EvadingTheDayAway / Reddit
  • Sala de ultrasonidos. Yo, habiendo aprendido de la amarga experiencia, saqué el turno para las 8:00. Pero soy tan “suertuda” que una mujer trató de meterse delante de mí. Traté de aclarar qué era lo que estaba pasando. Dije: “Tengo un turno a las 8:00”. La mujer respondió: “Yo también”. El médico preguntó nuestros nombres y dijo que la señora no tenía cita para ese día. Y ella respondió: “Tenía la cita para ayer, solo que no pude venir. ¡Pero llegué a la misma hora! ¿Por qué no pueden atenderme?”. © Anastomus / Genial.guru
  • En la boda de mi primo, mi tía me dijo que debía dejar a mi novia porque podía “encontrar a alguien mejor”. Me quedé impactado. © Steamboat_Willey / Reddit
  • Estábamos en una clínica veterinaria. Mi hijo de 2 años se acercó a la pecera. Había una mujer sentada esperando su turno, quien gritó: “¡Aléjenlo de mí!”, como si fuera una especie de perro. Le dije: “¡Está mirando a los peces, no a ti!”. A la señora no le importaba, solo gritaba y gritaba. Pero deberías haber visto la cara de su marido, roja de vergüenza. © nic2416 / Reddit
  • Iba a trabajar en verano con un paraguas para protegerme del sol. Un hombre desconocido comentó: “¡Es bueno tomar el sol por la mañana!”. Dije: “¡No es asunto suyo!”, y se sintió ofendido. Tampoco hice caso a las chicas que me dijeron: “Oh, ¿realmente hace tanto calor?”. No tengo paciencia para explicar a todo el mundo que tengo una pigmentación desigual en la cara por el sol. Gente, ¡¿por qué tienen tan poco tacto?! © Oídoporahí / Ideer
  • Siempre he tratado de ser educada y no ser grosera. Pero hoy mi paciencia llegó a su fin. Hace un año que voy a la tienda con mi perrita. Siempre la tomo en brazos y nunca la dejo en el piso hasta que salgo del lugar. Hoy tenía muchas bolsas. Pagué en la caja y fui al casillero a recoger lo que había dejado al entrar. Bajé a la pequeña al piso. La señora de la limpieza apareció de la nada y empezó a regañarme por haber dejado a mi perrita en el suelo. Luego dijo: “Sal de la tienda con tu perro”. Me di vuelta y desde el fondo de mi corazón le dije que se fuera al infierno. © Oídoporahí / Ideer
  • Estaba en una zona desconocida de la ciudad. Tuve que mirar el mapa de mi teléfono para encontrar el camino hacia el lugar al cual necesitaba llegar. Iba caminando de forma tranquila, mirando detenidamente mi celular, cuando un chico vino corriendo hacia mí y me dio una palmada en la cabeza. Luego dijo “¿Cuánto tiempo más puedes estar metida en tu teléfono?”, y salió corriendo. Me quedé allí parada en estado de estupor durante unos 10 minutos. © Oídoporahí / Ideer
  • Me lo contó un amigo. Una mujer vendía un microondas en Internet. Fueron dos compradores y quisieron comprobar que el aparato funcionaba. Calentaron dos empanadas en una bolsa y se fueron. © poooovar / Twitter
  • Sé cómo hacer sopa de guisantes y la he hecho muchas veces. Esta vez empecé, pero era el momento de ir a dar un paseo con el bebé. Quedaban literalmente otros 30-40 minutos de cocción. Le pedí a mi suegra que la apagara cuando estuviera lista. Paseamos durante unas 3-4 horas. Volví pensando que ahora comeríamos una deliciosa sopa, pero esta aún seguía hirviendo. Mi suegra dijo que media hora para terminar de cocinarla no era suficiente. Al final, la sopa se convirtió en papilla, no era rica. Estaba molesta. Y mi suegra dijo: “Si no sabes cocinar, no lo hagas”. © DrDonna / Genial.guru
  • Trabajo como administrador en un gimnasio, y no deja de sorprenderme la avaricia de las personas. La gente se lleva todo lo que no está clavado: papel higiénico de los baños, toallas, cuerdas para saltar, mancuernas. La que más me sorprendió fue una mujer que se llevaba jabón líquido en un recipiente ya preparado de antemano. © Oídoporahí / Ideer
  • Nuestro médico se lo dijo a mi hermana: “Si te sientes mal, no llames a una ambulancia, pide una cita conmigo. Puedes esperar en la fila si es necesario. Es que me pagan extra por hacer las recetas”. © Hylian_Shieldmaiden / Reddit
  • Le conté a mi médico que hacía entrenamientos y su reacción fue: “¡Vamos, sé que no haces ejercicio! ¡Mírate! Levantarse para comer no es entrenar”. © Euphoric-Tangerine10 / Reddit
  • Compré un mueble nuevo y tenía que deshacerme del viejo. Así que decidí regalárselo a una pareja con un hijo que conocía, porque sabía que lo necesitaban. Naturalmente, estuvieron de acuerdo, y acordamos que lo recogerían al día siguiente por la mañana. Llegó la hora del almuerzo, pero ellos no aparecían. Los llamé y les pregunté: “¿Dónde están?”. La respuesta fue: “Hicimos los cálculos y el traslado saldría 80 USD. Cuando nos los transfieras, iremos a buscar el mueble”.
    Me sorprendió lo que acababa de escuchar, ¡no hay palabras para describirlo! Con mucho tacto los envié al demonio y puse un anuncio sobre el mueble en venta. Lo compraron el mismo día y, además, me regalaron chocolate. © tobi007 / Pikabu

¿Has conocido a personas de este tipo?

Imagen de portada Miranda Bush / Genial.guru
Genial/Historias/16 Usuarios de la red contaron sobre sus encuentros con personas que se creían el ombligo del universo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos