Genial

20+ Conocidos estándares de doble moral ante los cuales cuesta quedarse callado

5-55
42k

El término “doble moral” apareció en el siglo XIX, aunque el fenómeno en sí mismo existe desde el principio de todos los tiempos. En la actualidad, las personas tratan de ser objetivas y tolerantes, pero ver la doble moral en acción es posible casi en cualquier área de la vida humana.

Genial.guru está a favor de la justicia y la paz mundial, por eso no puede pasar por alto semejantes ideas preconcebidas.

1.

2.

3.

Tengo un hijo de 7 años. Hace poco, se enamoró de una hermosa chica bien educada. Se lo conté a una conocida mía, que tiene un niño y una niña. Esto es lo que me contestó: “¿Qué es lo que te agrada? ¿Eres tonta? Tu hijo luego estará trabajando media vida para pagar sus manicuras. ¡Ya se ve que esta es una diva en potencia!”. Al mismo tiempo, a su propia hija le deja ver solo dibujos animados sobre princesas, para que desde la infancia sepa su valor y luego no salga con algún pobre romántico. Mientras que su hijo, por el contrario, se educa bajo la premisa de que “todas las mujeres son tontas y no te merecen”. © Neta199128 / Pikabu

4.

5.

6.

Trabajo en una tienda de souvenirs. Uno de los artículos más económicos y asequibles pasa por una foto en una taza. En vísperas del Día del Padre, experimentamos una gran afluencia de clientes de género femenino. Mientras hacía la maqueta, escuché el siguiente diálogo entre mis amigas:
— ¿Y si por el Día de la Mujer ellos también nos regalan tazas?
— ¿Ellos? ¿A nosotras? ¿Nos regalan TAZAS?
Al fin y al cabo, si en vísperas del Día del Padre podemos tener entre 30 y 40 pedidos, entonces antes del 8 de marzo está bien si tenemos, como mucho, 10. Y de estas diez, la mitad son para “Querida mamá” o “Querida abuela”. Las abuelas y las madres valoran el detalle y no el precio. © ulun426 / Pikabu

“Bueno, ¿dónde están mis calcetines y gel de ducha?”

7.

8.

Cuando mi esposa y yo decidimos tener un perro, todos nuestros familiares estaban asustados y repetían al unísono que a un perro había que sacarlo a pasear todos los días, llevarlo al médico, vacunarlo, educarlo, y además, este haría ruido, nos estropearía cosas, haría sus necesidades en las esquinas, no podríamos dejarlo solo en casa. No podríamos ir de vacaciones a ningún sitio y todo esto requeriría de mucho tiempo y dinero. Pero cuando mencionamos tener un hijo, todas las preocupaciones sobre nuestro bienestar económico y psicológico desaparecieron de inmediato: todo el mundo estaba encantado. Doble moral e hipocresía, tal y como son. Vamos a tener un perro. © Escuchado por casualidad / vk

9.

Estoy buscando trabajo. Voy de entrevista en entrevista. En una empresa, el director me dice:
— ¡Nos conviene! En principio, puede empezar desde mañana mismo. Pero por ahora no firmaremos los papeles, trabajará así.
— Vale, de acuerdo. Pero solo si el salario acordado por el primer mes me lo paga por adelantado.
Al director le saltaron incluso los ojos:
— ¿Está de broma? ¿Y si no trabaja todo el mes?
— Lo trabajaré, ¿por qué lo duda? Un mes no es nada, ni tan siquiera un periodo largo.
— Bueno, ¡solo son palabras!
— Pero si usted tampoco me ha ofrecido nada, salvo palabras.
Durante un minuto me liquida con la mirada.
— No nos conviene, adiós. © Buhalsbomjami / Pikabu

10.

11.

12.

Mi amiga trabajaba como merchandiser. Era su segundo o tercer año como empleada, es una trabajadora comprometida: los estantes siempre estaban en orden, reponía las mercancías a tiempo. Sus compañeras, responsables de otras áreas, hacían el trabajo de una manera bien diferente: podían pasar cosas por alto alguna que otra vez, y con frecuencia, todo el mes.

Entonces mi amiga, que también era estudiante, empezó tener exámenes y se puso a trabajar haciendo lo mismo que todos los demás, es decir, en vez de cada semana, visitaba todas las tiendas una vez al mes, simplemente porque no le daba tiempo de hacerlo más. Y el jefe, al llegar a final de mes, procedió a pasar revista, vio el desorden y en la reunión la regañó: “Está bien que los demás tengan cierto desorden, estoy acostumbrado, ¡pero tú! ¡Lo esperaba de cualquiera menos de ti!”. Le puso una penalización en el salario. © KrasaPolina / Pikabu

13.

14.

15.

16.

Soy un chico de 26 años. Juego al tenis de mesa y, a menudo, voy a entrenar a un centro deportivo ubicado en el palacio de artes infantiles. Al mismo tiempo que estoy con los tenistas, ocupando la mitad de la sala, se dan clases para niños de karate. ¡Cuánto me indignan sus madres que, cada vez, entran en el vestuario masculino como si fuera su casa! No se molestaron en enseñar a sus hijos de 8 a 10 años a vestirse de manera independiente. Me imagino el aullido que sonaría si yo hubiera entrado en un vestuario de mujeres para ayudar a cambiarse de ropa a mi hija. © Oído por casualidad / vk

17.

18.

19.

En la universidad, tenía una profesora de Ecología muy fanática. En cada clase, nos hablaba con entusiasmo sobre lo importante que es preservar la naturaleza, usar papel de manera económica, ya que este es nuestro oxígeno, reciclar la basura, poner filtros en los automóviles y similares. Pero me miró como si yo fuera una idiota cuando en la época de los exámenes le entregué el trabajo de fin de curso impreso completamente en la otra cara de hojas que ya había usado antes. Indignada, como si fuera un insulto, me aseguró que no aceptaría un trabajo así. Doble moral en estado puro. © Oído por casualidad / vk

20.

21.

22.

En mi empresa, a los fumadores se les permite salir a la calle en cualquier momento. Yo también me tomo estos descansos de 3 a 5 minutos: respiro aire fresco, reviso mi correo, leo las noticias. Para mi jefe, esto es inadmisible, cree que los teléfonos son una adicción en la que se pierde tiempo durante el trabajo. © Rozureido88 / reddit

23.

¿Te has topado alguna vez con situaciones parecidas? ¿Qué ejemplos de doble moral te indignan a ti?

Imagen de portada the_dank_muslim / reddit
5-55
42k