20 Animales que robaron el corazón de quienes se hubieran declarado como “antimascotas” antes de conocerlos

Puede que nos haya pasado en nuestra infancia o que sepamos de alguien que vivió algo similar. “Papá, ¿podemos tener un perrito?”. “No, de ninguna manera. Dan trabajo, rompen todo, hay que criarlos, no estoy para eso”. Ante esta negativa hay tres opciones: obedecer, insistir o simplemente un día hacer que esa mascota que tanto deseábamos aparezca en la sala de nuestro hogar. La experiencia demuestra que aquella resistencia desaparece mágicamente cuando ese ser tan adorable mira a los ojos a quien “supuestamente” no lo quería.

En Genial.guru sospechábamos que si buscábamos en las redes íbamos a encontrar mucha documentación al respecto y, efectivamente, lo confirmamos. Aquí te traemos las pruebas.

1. “Durante 4 años dijo que nada de gatos. Ahora son los mejores amigos”

2. “No, no vamos a tener un perro”

3. “’No quiero a ese gato cerca de mí’: mi marido hace 6 años vs. él ahora”

4. Papá: “No necesitamos un gato”. Papá unos meses después...

“El mejor abuelo de gatos del mundo”.

5. “Había dicho que no le gustaba tener a los perros en su cara”

6. “Mi suegro, que dice que no le gustan los gatos, construyó una torre para mi mascota”

7. “¡Los perros son tan molestos y dependientes!”

8. “Mi padre, ranchero empedernido que ’no soporta a los gatos’, jugando en la tableta con el gato de mi hijo”

9. “Mi novio, cuando recién empezamos a vivir juntos: ’No vamos a tener un gato. Ellos son tontos’. Él hoy: ’Le hice a Dolores un patio de juegos debajo de la cama, le compré una tumbona y le instalé una bola de discoteca ’”

10. “Mi padre, que no quería un caballo, sugirió hacer un pícnic con él, y también le trajo el almuerzo”

11. “Mi prometido: ’NO vamos a tener otro perro’. También él (con tal can)”

12. “Una vez, papá fue muy firme al decir que los perros pequeños son ’ratas caras’”

13. “Mi padre con Todd, el cachorro que me dijo que no debía tener (siguen siendo amigos 6 años después ❤️)”

14. “Mi novio no quería un cachorro; ahora son inseparables”

15. “Mi padre: ’Los pájaros son molestos’. También él:”

16. “Hice un retrato con cuerdas del gato de mi padre (que ’no quería’)”

17. “Tómame otra para que pueda sonreír”

18. “Hace 2 años, mi padre juró que no quería un perro en casa. Ahora comparte sus cereales con ella cada mañana”

19. “Mi padre y el gato que ’no’ quería”

20. “Le dije a mi hija NO cada vez que me lo pidió durante tres años. Entonces un día apareció. He estado trabajando desde casa durante un año y medio. Ahora me resulta básicamente imposible despegarme de él”

Si hoy mismo llegara a tu casa una mascota que ya habías aclarado que no querías, ¿qué harías?

Compartir este artículo