20+ Usuarios de Genial que dijeron que nunca, nunca tendrían una mascota en su casa

Los perros y gatos tienen un superpoder: ser irresistibles. Y es que hasta a las personas más duras, o que juraban nunca tener una mascota en casa, logran enamorarlas con sus múltiples encantos. Así, en un abrir y cerrar de ojos, los animalitos “indeseables” se convierten en parte importante de la familia y hasta de la vida de algunos de estos incrédulos del amor gatuno o perruno.

Genial.guru ha reunido una vez más evidencia de que las personas pueden cambiar sus sentimientos respecto a los animales una vez que están frente a ellos y los conocen mejor.

1. “Mi papá: ’No quiero animales en la casa’. Mi papá también: ’Si le haces algo a mi Chuchin te las verás conmigo’”

2. “Yo les tenía miedo a los perros. Ahora tengo 3 y no me atrevo a decir que son perrasanimales, son mis joyas, mis hijas, mis bebas”

3. “Siempre le dije a mi hija: ‘No quiero gatos porque nuestro departamento es pequeño’. Ahora es mi consentido y hasta lo llevamos a pasear en su coche”

4. “Yo igual dije: ‘Nunca un perro’. Pero cómo decirle que no a esta cosita que llegó a los 8 días de nacido. Lo adopté y hoy es mi consentido. Tiene 6 meses. Lo amo”

5. “Aquí hay otra que dijo que si llevaba perros me iba de la casa con ellos”

6. “’No me traigan gatos a la casa’. Eso decía mi papá”

7. “Igualmente no quería, pero ahora le doy de comer en la boca”

8. “Mi mamá dijo que no quería un gato. Mi mamá ahora”

9. “’No quiero perros en la casa’. El perro no se separa de él”

10. “Mi esposo no quería mascotas porque decía que el departamento era muy pequeño para tener una. También mi esposo a los 4 días de que llegara nuestro hermoso Choco”

11. El descubrimiento de una perrita bonita

“Cuando traje a una cachorrita que estaba desnutrida y con sarna mi madre me dijo que la botara. Luego le expliqué que la llevaría al veterinario y después la pondría en adopción. La perrita se fue recuperando y se puso más y más bonita. Le comenté a mi mamá que ahora sí la pondría en adopción. Ella me dijo: ‘Tú estás loca, tanto que has gastado en esa perrita, mírala, sí está bonita’. Y bueno, se quedó. Su nombre es Poly”.

12. “Yo no quería gatos”

13. “Cuando llegó Maki, él dijo: ‘¿Para qué han traído un perro?’. Esta foto es de su cumpleaños y pidió salir con Maki”

14. “Soy una de esas personas que no soportaban a los gatos y ahora hago la cama tempranito para que él duerma a sus anchas. Lo amo”

15. “Mi papá no estaba de acuerdo con que tuviera un perrito ya que decía que botaban pelo y son ruidosos. Mi papá, una semana después”

16. “Yo: ‘No me gustan los gatos’. Yo también subiendo fotos de mi Gandalf bebé jugando con mi pelo. Lo amo con el alma”

17. “Después de la partida de nuestra gata de 20 años, mi esposo y yo no queríamos más gatos. Llegó Bombay. Es un macho bebé que ya nos hizo su familia”

18. “Mi esposo: ‘No me gustan las mascotas’. Ahora tenemos 5 y él le pone sus ropitas”

19. “A mí no me gustaban los gatos para nada”

20. El papá que decía que los gatos eran feos

“Mi hija: ‘Papá, yo quiero un gato’. Mi marido: ‘No, son feos esos animales’. Mi marido volviendo de la casa de un amigo: ‘Miren lo que encontré en los escombros, pobre, no lo podía dejar ahí’. Así llegó Simón. Unos meses después mi marido salió a comprar unas cosas, y cuando regresó: ‘Amor, traje algo más del negocio. Pobrecita, está muy flaca y la dejaron tirada’. Llegó Luna”.

21. “Mi esposo dijo: ’Yo no quiero gatos en esta casa’. Yo: ’Sí, está bien, solo se la voy a cuidar a mi comadre unos días’. 1 año después: él duerme con ella”

22. “Mi papá, al que no le gustaban los gatos, con Haku, nuestro segundo gatito”

Y tú, ¿has conocido a alguien que juró que nunca permitiría una mascota en casa? ¿O quizá tú eras esta persona? Cuéntanos cómo te encariñaste con tu amigo de cuatro patas.

Compartir este artículo