Genial

8 Villanos del cine que se enamoraron perdidamente

7-85
72k

Cuando vemos una película, no solemos empatizar con el villano porque, en general, tiene un enfrentamiento constante con el protagonista, quien suele robarnos el corazón. Sin embargo, a lo largo de la historia, Hollywood ha ido cambiado los estereotipos del antagonista “muy malo” y el héroe “realmente bueno”, por lo que las historias de amor de los villanos comenzaron a tomar relevancia, ayudándonos a entender un poco mejor las razones que llevaron a ese personaje a ser como es.

Genial.guru recopiló las historias de ocho villanos clásicos del cine que, contra todo, arriesgaron su corazón por un amor que no siempre fue correspondido, pero cuyas actitudes nos hicieron quererlos un poco más, o, al menos, verlos con otros ojos.

1. El Conde Drácula en Drácula, de Bram Stoker

A diferencia de la historia original escrita por Bram Stoker en 1897, o de las películas que protagonizaron Béla Lugosi (1931)Christopher Lee (1958), en este caso, el malvado Conde no es un monstruo despiadado del todo, sino un enamorado que ha perdido a su esposa, Elisabeta, en las Cruzadas, y la ve reflejada en Mina Harker, una damisela victoriana que no sabe que tiene un enamorado vampiro en Transilvania.

Este Conde que solo quiere volver a amar, quien se encuentra realmente abatido por el abandono y atrapado por la tiranía de la inmortalidad, se ve al detalle en Drácula, de Bram Stoker, la película dirigida por Francis Ford Coppola y estrenada en 1992. Asimismo, la razón que lleva a Drácula a matar es el amor, es Mina: podemos ver el tormento dirigido hacia Jonathan Harker (el prometido de Mina), luego el sometimiento a Renfield para que le lleve constante información de Inglaterra (donde ella reside), o el asesinato por odio de Lucy Westenra cuando se entera de que Mina finalmente se casó.

2. Erik en El fantasma de la ópera

La historia del fantasma de la ópera no ha variado demasiado en cada adaptación, y se ha respetado la esencia de los personajes principales. En París del siglo XIX, Erik, un hombre brillante, pero con el rostro deformado, trabaja en la ópera como asistente en cada obra. Pero lo curioso es que usa sus habilidades científicas y sus conocimientos para plagar el teatro de trampas mortales y aparatos de tortura que solo él conoce. Así, quienes se le acercan mucho o se burlan de él, se convierten en víctimas de sus trucos y mueren.

Erik vive en las catacumbas del teatro y no tiene una buena relación con las personas, ya que se siente atormentado por las deformidades de su rostro, el cual siempre llevaba cubierto con una máscara, generando mucho más misterio en torno a su imagen. Cuando conoce a Christine, una joven e inocente cantante de ópera, todo su mundo cambia porque se enamora de ella. En su afán de conquistarla, tímidamente va ayudándola en su carrera y protegiéndola de quienes quieren hacerle daño. Ella lo toma como una especie de mentor y se siente bien a su lado, pero cuando aparece Raoul, un personaje extremadamente superficial y soberbio, todo se sale de control y se desata la furia de Erik.

La historia original de Gastón Leroux, publicada en 1910, así como sus adaptaciones posteriores, no terminan para nada bien, porque Erik muere o, peor, acaba con la soledad como su única compañera.

3. Severus Snape en Harry potter y las Reliquias de la Muerte: parte 2

Durante toda la saga de Harry Potter vimos a Severus Snape, el profesor de pociones (luego de defensa contra las artes oscuras y, finalmente, director de Hogwarts), como un hombre duro, exigente y, en ocasiones, injusto con sus alumnos, sobre todo con Harry. Este lo atormenta, lo denigra y le habla mal de su padre, James, constantemente.

Pero, con el correr de las entregas, vamos descubriendo que el odio de Snape hacia Harry no es al azar. Severus y Lily (madre de Harry) eran mejores amigos en la adolescencia, y el joven terminó enamorándose de ella. Sin embargo, cuando ingresaron a Hogwarts, ella conoció a James Potter y quedó obnubila ante la imagen seductora y popular del muchacho, por lo que abandonó por completo su amistad con Severus, quien era objeto de burlas constantemente por parte de James y sus amigos.

Así, el profesor Snape recibió a Harry Potter en la escuela como el fruto de dos personas, amando a una y odiando a otra. Ante el pedido de Albus Dumbledore de proteger a Harry de los planes de Lord Voldemort, Severus dedicó su vida a cuidar del chico, porque, en el fondo, era el legado de Lily, a quien nunca dejó de amar.

4. Imhotep en La momia

En la película La momia (1999), como una suerte de Conde Drácula, el sumo sacerdote Imhotep es condenado a la vida eterna luego de asesinar al faraón Seti, amante de su amada, Anck-su-Namun. El desastre se desata cuando el faraón Seti descubre el romance entre Imhotep y Anck-su-Namun, pero no consigue más que caos al ser asesinado por estos. El amor no prospera porque Anck-su-Namun se suicida e Imhotep escapa por el desierto de Hamunaptra, la ciudad de los muertos, dispuesto a resucitar a su amada.

En pleno ritual de resurrección, Imhotep y sus sacerdotes son capturados por los guardias del faraón Seti antes de que la ceremonia finalice, con lo cual, envían el alma de Anck-su-Namun al inframundo, los sacerdotes de Imhotep son momificados vivos, y el sumo sacerdote es víctima de la maldición de Hom Dai: cortarle la lengua y enterrarlo vivo con un centenar de escarabajos, debiendo soportar la vida eterna en agonía.

Miles de años después, Imhotep es revivido por error por la bibliotecaria Evelyn CarnahanRick O’Connell. Entonces, querrá aprovechar la ocasión para resucitar a su amada y, por fin, gobernar juntos.

5. Kong en King Kong

La película King Kong de 1933, y sus posteriores adaptaciones, nos sitúa en la misteriosa Isla Calavera, donde el temerario gorila Kong es considerado como la octava maravilla del mundo y adorado por los habitantes de la misma, venerado como un dios. Cuando una expedición de Estados Unidos altera la paz del lugar y amenaza los dominios del gorila, las cosas se tornan demasiado peligrosas para los expedicionarios. Kong está furioso, pero cuando conoce a Ann, ofrecida en sacrificio por los nativos de la isla, se enamora perdidamente de ella.

Kong es llevado a Estados Unidos, y allí intenta capturar a Ann nuevamente, pero un escuadrón del ejército lo asesina en lo alto del emblemático edificio Empire State. Antes de morir, el gorila suelta a la muchacha y la deposita cuidadosamente en un lugar seguro para salvarla y evitar que muera con él.

6. Anakin Skywalker en Star Wars, episodios I,II y III

Todos recordamos al malvado y oscuro Darth Vader, villano de la saga de películas Star Wars, con su traje negro y su tenebrosa máscara que despide un sonoro soplido de aire cuando habla. A la hora de lograr sus objetivos, a Vader no le tiembla el pulso para quitar de su camino a cualquiera que esté en medio, asesinándolo a sangre fría con el uso de la Fuerza.

Pero, antes de convertirse en ese temerario villano, Vader era Anakin Skywalker, y creció como un joven brillante, cuyo poder fue anticipado con cautela por Yoda, el Maestro Jedi. Anakin conoce a la reina de Naboo y senadora, Padmé, y ambos se enamoran, aunque saben que su romance no puede continuar porque, de ser así, sus carreras se verían amenazadas. Aunque se ven forzados a terminar su historia de amor, Padmé queda embarazada, mientras Anakin se debate entre pasarse al lado oscuro o seguir con su entrenamiento Jedi.

Distanciados y sufriendo, Padmé decide buscar a Anakin, pero es interceptada por Obi-Wan Kenobi, quien buscaba a Vader para asesinarlo. Darth cree que su amada lo traicionó e intenta estrangularla, pero Obi-Wan la salva para que pueda dar a luz a Leia Luke. Finalmente, Padmé muere en el parto y Vader se confina al lado oscuro para siempre, hasta que se topa cara a cara con Luke y le confiesa que es su padre.

7. Davy Jones en Piratas del Caribe: en el fin del mundo

Davy Jones, uno de los villanos más emblemáticos de Piratas del Caribe, es un hombre cuya pasión por el mar va más allá de lo entendible. A tal nivel llega su amor por las aguas que cae enamorado de Calypso, la diosa de los siete mares. Contra todo pronóstico, ella le corresponde, y por mucho tiempo la relación prosperó y fueron felices, pero había dos obstáculos que hacían que las cosas fueran directo al fracaso: Calypso debía vivir como una mortal y abandonar sus labores en el mar, y, además, ella era inestable e indomable como el mismo mar, con lo cual no podría llevar una vida amorosa tranquila.

Así, Calypso le propone a Jones comandar un barco llamado el holandés errante, hechizado con sus poderes, para proteger y cobijar a los muertos del mar (a cualquier hombre o mujer que falleciera en las aguas). Las almas rescatadas podrían descansar por 100 años más mediante un juramento al capitán Jones. A cambio, el capitán solo podría pisar tierra una vez cada 10 años, mientras Calypso quedaba libre por ese tiempo.

Pero la diosa no cumplió. Cuando Davy Jones hizo su primer desembarco luego de 10 años, Calypso no estaba esperándolo como habían acordado, por lo que el hombre, producto del profundo dolor, se arrancó el corazón con sus propias manos, pero solo logró un sufrimiento mayor porque uno de los poderes que Calypso le había concedido era el de la inmortalidad. El corazón siguió latiendo fuera de su cuerpo, confinado en un cofre, y él se convirtió en el despiadado villano que conocemos actualmente.

8. Gatúbela en Batman regresa

En la película Batman regresa (1992) se cuenta la historia de Gatúbela, la malvada enemiga (a simple vista) de Batman, y, una vez más, descubrimos un relato lleno de amargura y dolor. Gatúbela nació bajo el nombre de Selina Kyle, y, según pudimos ver, no tuvo una vida muy divertida, sino todo lo contrario. Trabajaba como secretaria de Max Shreck, un empresario despiadado, propietario de varios negocios en Ciudad Gótica, quien intentó asesinarla cuando la joven descubrió un plan macabro de su jefe para dejar a la ciudad sin energía y monopolizar el negocio de la electricidad.

Como resultado, junta toda la ira y la frustración acumulada durante años y se transforma en Gatúbela. En un traje negro de cuero, esta mujer tratará de vengarse de su jefe y de toda una ciudad que la ha atormentado desde siempre. Es así como conoce a Batman y comienza a desarrollar una relación de amor-odio con él, porque, supuestamente, son opuestos y trabajan para bandos diferentes, pero, en realidad, son la cara de una misma moneda, y, en algún punto, almas gemelas.

A lo largo de la película, Gatúbela descubre que tiene demasiado resentimiento en su interior y que no está conforme consigo misma, con lo cual tampoco puede relacionarse bien con las personas y, menos aún, con Batman, tanto o más atormentado que ella misma. Así, se la ve vagando por las calles de Ciudad Gótica, ofuscada y fuera de eje, entendiendo que su relación con Bruce Wayne nunca funcionaría, pero lamentándose por no animarse siquiera a intentarlo.

¿Con cuál de estos villanos empatizas más? ¿Conoces a algún otro antagonista de ficción que haya vivido una historia de amor trágica? ¡Cuéntanos en los comentarios!

7-85
72k