Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Rasgos de liderazgo consciente que presenta Jon Snow, según un psicólogo

¿Quién será el próximo que se siente en el Trono de Hierro? ¿Se cumplirán las predicciones y finalmente Jon Snow se convertirá en el rey de los Siete Reinos? La octava temporada de una de las mejores series de la historia está por terminar y, con ella, llegará el tan esperado final de la saga escrita originalmente por George R. R. Martin. Y mientras los ojos están encima del aclamado Rey del Norte como próximo monarca absoluto, no dejan de salir teorías o suposiciones sobre el desenlace. Como el análisis del psicólogo Martín Reynoso, quien ha hablado de las nueve cualidades de liderazgo consciente que presenta el personaje encarnado por Kit Harington.

Genial.guru se une al furor en torno al final de Juego de Tronos y quiere hablarte de estos nueve aspectos que sin duda hacen de Jon Snow un líder nato y, además, uno de los favoritos del público para convertirse en rey.

¿Qué es el liderazgo consciente?

Según la corriente del Mindfulness, el liderazgo consciente se relaciona con la atención plena de las acciones, en el aquí y ahora. Por lo que quien posee este tipo de liderazgo, debe tener un nivel de conciencia alto que le permita tener una visión muy clara de sus pasos y los de sus colaboradores. No se trata, solamente, de hacer “todo bien” o tener buenas intenciones. Sino que este tipo de liderazgo va más allá y, para ello, hay que revisar sus cualidades y hacer un comparativo con el Rey del Norte.

1. Ética

La ética es aquella virtud que tiene que ver con la moral y el comportamiento humano. Para Jon Snow esto es imprescindible; solo el discernimiento de lo bueno y lo malo le permitió llegar a ser parte de la Guardia de la Noche, simplemente porque él creía que era lo correcto. Desde entonces, pese a las muchas pruebas que debe superar durante su guardia en el Muro, Jon se guía por un auténtico sentimiento de justicia. Incluso, a su regreso a Winterfell, perdonó a Theon sus actos en contra de la familia Stark, pues éste ayudó a Sansa para liberarse de la Casa Bolton.

2. Autoconocimiento

Este rasgo tiene que ver con la confianza y la sabiduría internas. Durante gran parte de su vida, Jon tuvo que vivir con el estigma de ser el hijo bastardo de Ned Stark, y realmente creía que era lo único que lo caracterizaba. Ya como guardián de la noche, decidió unirse a la gran expedición más allá del muro para combatir a los salvajes. Entonces, tuvo que aprender a dominar sus propias emociones, temores e incertidumbres. Incluso, a asumir responsabilidades, ya como Comandante electo. El viaje de autoconocimiento de Jon aún no termina, pues reconocerse como verdadero hijo de Rhaegar TargaryenLyanna Stark también ha generado una nueva concepción de sí mismo.

3. Autocontrol

Este rasgo se distingue como la capacidad de dominar reacciones, sentimientos, para ver las cosas con atención. Jon es callado, retraído y muy analítico, lo cual lo ha favorecido para controlar sus impulsos. Incluso cuando se ve invadido por emociones negativas, como la ira, el miedo, la venganza o el dolor, sabe sobreponerse porque enfoca la energía a un propósito mucho más grande. Un claro ejemplo fue cuando enloquecido por la rabia golpeó a Ramsey Bolton, intentando vengar todo lo que éste le había hecho a su hermana, y cuando estaba a punto de asesinarlo a golpes se detuvo, pues reconoció perfectamente que era derecho de Sansa acabar con la vida de Bolton.

4. Visión clara

Esta se refiere a ver la profundidad de las cosas en el momento de tomar una decisión. Jon fue uno de los pocos personajes que fue capaz de entender y reconocer a los salvajes como personas, y relacionarse con ellos. También, fue él quien verdaderamente dimensionó la amenaza de los Caminantes Blancos y se atrevió a enfrentar este problema mucho antes que pelear por el Trono de Hierro.

5. Humildad

El líder consciente sabe que es parte de un gran sistema y que, aunque su papel es importante, no es fundamental. Jon decide renunciar a su título de Rey del Norte (e incluir a éste como parte de los Siete Reinos) para otorgarle a Daenerys Targaryen el máximo poder. Incluso, al conocer que es el heredero legítimo al Trono de Hierro, Jon no ha demostrado pretenciones de poder.

6. Coraje

El coraje en un líder consciente es sumamente necesario, pues esto le permite arrojarse a la lucha para vencer cualquier dificultad. Aunque Jon ha enfrentado situaciones críticas y peligrosas, ha salido airoso al enfrentarlas y no huir de ellas. Incluso, cuando sabe que la causa está perdida, como en la famosa “Batalla de los bastardos”. ¡Y vaya que se necesita valor para subirse a un dragón!

7. Compasión

Un líder compasivo es mucho más consciente que un líder autoritario. La compasión tiene que ver la flexibilidad de escuchar, entender y respaldar al otro. Jon no tiene ambiciones personales, él solo desea cumplir con el deber. Es algo que aprendió de Ned Stark y que ha replicado cuidadosamente de él. Aunque tiene un fuerte sentido de justicia, sabe escuchar y apreciar lo que otros puedan decir, incluso cuando se trata de otro líder menor de edad, pero muy importante como Lyanna Mormont.

8. Actitud de servicio

Esto tiene que ver con el reconocimiento y la gratitud hacia lo que otras personas hacen para que el sistema funcione. A todo esto, Jon siempre está dispuesto a ser colaborativo. No solo con su propio trabajo y esfuerzo, sino también dándole importancia al empeño de los otros. Basta recordar el inicio de su amistad con Sam Tarly, luego de que lo ayudara a defender su honor dentro de la Guardia de la Noche. Jon, incluso, al darse cuenta de la devastación que Daenerys estaba ocasionando en King’s Landing alentó a los ciudadanos a huir.

9. Honestidad en sus acciones

El líder consciente sabe que forma parte de un sistema de participación y, por lo tanto, se integra y se nutre de las capacidades de su equipo. Cada acción que emprende Jon es honesta y tiene una intención positiva; por ello, hasta el hombre más aguerrido y hosco (como el Perro o el mismo Tormund) lo sigue, con tal de cumplir una misión en común.

Bono: lealtad

Una de las virtudes que más han caracterizado a Jon Snow, quizá heredada de su sangre Stark, es la lealtad. Un momento ejemplar fue cuando, a pesar de que Varys trató de convencerlo de reclamar el Trono de Hierro, que le corresponde por herencia, permaneció fiel a Daenerys, lo cual refuerza su honor y virtud para cumplir promesas.

Sin duda, Jon Snow se ha convertido en uno de los personajes más emblemáticos de Juego de Tronos, pero, también, de la cultura pop. Ahora que su verdadero origen ha quedado al descubierto, no queda duda de que él sería un grandioso líder para los Siete Reinos. Sin embargo, su travesía todavía no ha finalizado.

¿Qué te han parecido estas cualidades de líder consciente? ¿Crees que Jon Snow hará uso de ellas y finalmente ocupará el Trono? Queremos leer los comentarios, estamos ansiosos.

Compartir este artículo