Genial

Abuelas chefs de todo el mundo comparten sus recetas familiares y han abierto los corazones de muchos

9-25
906

En este restaurante solo trabajan manos muy experimentadas. Chefs aduladas por su público más fiel, y con décadas de conocimiento, deleitan los paladares y corazones de los clientes. Han cocinado todos los días de su vida, en algunos casos para familias numerosas. Se trata de abuelas provenientes de distintas partes del mundo que comparten sus recetas familiares con el público.

Hoy Genial.guru va a guiarte por un recorrido en la cocina de este restaurante dirigido por abuelas.

Un nuevo inicio

El lugar se llama Enoteca Maria y, desde hace 12 años, ofrece en sus platos el sabor y cariño de las abuelas del mundo. Todo empezó cuando Jody Scaravella, dueño del restaurante, se mudó a Staten Island desde Brooklyn, Nueva York. Acababa de perder a su madre, su abuela y su hermana, y en uno de los primeros recorridos por su nuevo vecindario, se topó con una tienda en alquiler.

Enoteca Maria abre sus puertas

La idea surgió rápidamente. Jody reservó el lugar y lo nombró Enoteca Maria, en honor a su madre. En un inicio se dispuso a abrir el restaurante como una estrategia para lidiar con lo sucedido y aliviar su dolor, creando un espacio que imite la hogareña imagen de la matriarca en la cocina que le hacía falta. Todas las chefs eran abuelas italianas que preparaban sus recetas familiares para los comensales y eran conocidas como “nonnas”, que significa “abuelas” en italiano.

Diversidad de nonnas, ingredientes y cultura

Sin embargo, a los pocos años, Jody decidió innovar y aprovechar la oportunidad que su negocio le daba para abrazar y difundir la riqueza de la diversidad. Hoy trabajan mujeres mayores procedentes de lugares tan diversos como Sri Lanka, Polonia y Japón. Solo una cosa no ha cambiado en el restaurante: a todas las abuelas chefs que trabajan en Enoteca Maria se les sigue llamando “nonnas”.

Turismo culinario en un solo lugar

El menú cambia a diario, con un plato italiano y uno internacional disponibles. Las abuelas siempre están dispuestas a compartir sus recetas familiares con los hambrientos asistentes. Hoy es una receta rusa; mañana, una griega; pasado, una palestina. Además, el ambiente logra algo inspirador en los clientes: en las mesas todos recuerdan a sus abuelas, sus historias, su sazón.

El regreso de las matriarcas

Pero el restaurante no solo curó a Jody. El dueño comenzó a notar un patrón entre sus chefs: muchas habían perdido recientemente a sus esposos, y sus hijos las llevaban al restaurante para ayudarlas a renovar sus vidas con una actividad que llenara algo de ese espacio vacío, y que las hiciera sentirse útiles y apreciadas a su edad.

Es increíble cómo un plato familiar puede levantarnos el ánimo. Es, seguramente, gracias al cariño que le ponen las abuelas. ¿Qué papel importante crees que jueguen las mujeres mayores en nuestra sociedad? ¿Te animarías a compartir ideas para poner en valor el papel de nuestras abuelas? ¡Estamos ansiosos por leer tus comentarios!

9-25
906