Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La historia de Carmen Miranda, la primera actriz latina en conseguir una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood

2-12
199

Con una energía demoledora y una vida intensa llena de trabajos, Carmen Miranda revolucionó el mundo de la música en la época de los años 30. Sus canciones pegadizas de ritmo brasileño y su imagen llamativa fueron suficientes para ganarse el cariño de Hollywood y el recuerdo de millones de personas en la actualidad.

En Genial.guru, te contamos la historia de esta increíble artista, que logró ser la primera actriz latina en conseguir una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Sus comienzos en el mundo de la música

Hay ocasiones en las que cumplir tus sueños no es de buen gusto para tus padres y debes esforzarte aún más para cumplirlos. Esta misma situación fue la que tuvo que vivir Carmen Miranda cuando su padre se negó a que su hija se dedicase al mundo de la música, solamente tuvo el apoyo de su madre para cumplir su sueño.

Hija de un barbero y dentro de una familia con pocos recursos económicos de Portugal, sus padres decidieron emigrar a Brasil para buscar un futuro mejor cuando ella tenía tan solo un año. No fue sino hasta cumplir los 19 que decidió luchar por su sueño, cantando en un concierto bajo el nombre de Carmen Miranda para que su padre no se percatase de que se dedicaba a la música.

Con el apoyo de su buen amigo y compositor Josué de Barros consiguió firmar un contrato con RCA y lanzó lo que sería su primer éxito llamado “Taí”. Rápidamente revolucionó las listas de música y logró ser la canción más popular del año en Brasil.

Consiguió ser la actriz mejor pagada de Estados Unidos

Dado que Carmen solamente había trabajado de vendedora de sombreros y de zapatos, procedía de una vida con dificultades económicas con las que apenas podía suplir sus gastos. Su vida dio un giro completo cuando sus canciones adquirieron mucha popularidad y las ofertas para participar en el cine y radio comenzaron a llegar.

Las copias vendidas de sus álbumes cada vez eran más, llegando a ser la cantante más famosa de Brasil en menos de 6 meses después de su debut. El talento que derrochaba la llevo a pisar los escenarios de Broadway para protagonizar actuaciones musicales ante un público enamorado de su canto, su energía y su imagen latina.

Con varios proyectos prometedores en la música y el cine, también consiguió cambiar los estándares de la sociedad en la época de los 40. Llegó a ser la actriz mejor pagada de Hollywood con unas ganancias de más de 200 000 dólares, superando la media de artistas exitosos.

La bomba brasileña

La carrera de Carmen Miranda ascendía rápidamente, cosechando aún más popularidad en su primera actuación en Broadway, The Streets of Paris. Sus obras musicales en los grandes teatros de Broadway la llevaron a cumplir otro sueño más: participar en el mundo del cine estadounidense.

Carmen se convirtió en toda una estrella a nivel internacional, con la que el público disfrutaba de los vestidos coloridos, el canto sensual y su imagen exótica. Esta fama repentina y ascendiente también le trajo bastantes apodos cariñosos con los que el público destacaba su talento y procedencia. La “embajadora de la samba”, la “pequeña notable” por su estatura de 1,52 cm y la “bomba brasileña”, eran algunos de sus sobrenombres más recordados en la actualidad.

Su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood

A principios de los años 40, Carmen era todo un icono social, llegando a ser catalogada como la tercera artista más reconocida de los Estados Unidos. En tan solo un año, debutó en el cine estadounidense con la película Down Argentine Way, donde representaba visualmente su imagen exótica, y también fue una invitada especial para actuar en la Casa Blanca ante el presidente Franklin Roosevelt.

Su exitosa vida profesional y sus diversas participaciones en películas consagraron su imagen internacional con la que, además, se registró como marca personal sus exóticos vestidos y los gorros de frutas que usaba. Después de 14 películas entre los años 1940 y 1953, Carmen era aclamada como una artista de gran talento que alegraba los momentos tristes por los que pasaba la sociedad en aquella época.

Uno de sus reconocimientos de los que podemos disfrutar actualmente es su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, con la que se honra su trabajo a lo largo de sus 20 años de carrera. También fue invitada a imprimir sus manos y pies en el famoso teatro de Hollywood, Grauman’s Chinese Theater en 1941.

Carmen Miranda sigue permaneciendo en los recuerdos de la gente con su imagen sonriente, sus vestidos coloridos y sus tocados frutales extravagantes.

¿Conoces alguna de las películas en las que participó Carmen Miranda? ¿Recuerdas alguna de sus canciones? ¡Háznoslo saber en la sección de comentarios!

2-12
199