Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Este canadiense creyó que había heredado una simple piedra pero su vida dio un giro cuando se dio cuenta de que era la perla más grande del mundo

A veces los tesoros naturales son más millonarios que cualquier tesoro pirata que te puedas encontrar en el mar. Así lo comprobó este hombre de Ontario de ascendencia filipina que entre su herencia descubrió la perla de mayor tamaño en el mundo.

Acompaña a Genial.gurú a conocer la historia de esta sorpresa tan maravillosa.

El título ahora lo lleva otra ​​​​​​​perla

Según cuenta la historia, la perla más grande del mundo tendría más de 2500 años de antigüedad, un puñado de batallas peleadas en su nombre e incluso al gran filósofo chino Laozi como dueño. Se le ha llamado de varias maneras y hoy se le conoce como “La Perla Lao-Tzu”. Pero a pesar de tener un pasado misterioso y sumergido en leyendas, esta piedra ya no es la perla más grande. El título se lo ha llevado otra que le dobla en tamaño y cuadruplica en peso.

Décadas en el aparador de una casa filipina

Se llama la Giga Pearl y fue parte de la herencia familiar de Abraham Reyes, un canadiense de origen filipino. En 1959, un pescador había encontrado una almeja gigante en el mar filipino y el abuelo de Abraham se la había comprado como regalo para su hija. Cuando él y su familia descubrieron la piedra blanca en el interior no pensaron que era una perla, tampoco que podría tener mucho valor. Pero como era un descubrimiento tan peculiar y hermoso, lo mostraban en el aparador de su casa junto con el resto de sus coleccionables.

Abraham decidió descubrir qué era la piedra

Y así, la perla pasó 60 años al cuidado de su familia en un mueble de aparador. Pero no por más tiempo. Abraham es un coleccionista de la cultura filipina y de valiosas antigüedades, en especial la porcelana antigua y rocas. Por ello, al heredar la piedra, siguió su sexto sentido de coleccionista y la hizo tasar por gemólogos expertos del Instituto Gemológico de América (Gemological Institute of America).

Los resultados que dieron un giro a su vida

Así confirmó que era el dueño de la perla natural más grande del mundo valorizada entre 60 y 90 millones de dólares. Mide casi 40 cm de alto por 20 de ancho y pesa más de 27 kilogramos. Sostenerla sería como cargar cuatro pelotas de bolos. La perla tiene una superficie irregular, por lo que se le describe como una perla barroca y un detalle que deslumbra, además de su tamaño, es el hecho de que no esté nacarada, lo que la asemeja al mármol, algo inusual. Está de más decir que llamó la atención del mundo.

La perla tiene un origen gigante y así lo demuestra hoy

La perla es natural de una especie de almejas gigantes que decoran las costas filipinas, la especie Tridactna Gigas. Son los moluscos de mayor tamaño hasta ahora registrados. Miden más de 1,5 metros y pueden llegar a pesar más de 200 kilos. El descubrimiento maravilló tanto a Abraham que decidió darlo a conocer en el mundo y mandó a hacer una escultura a la artista neoyorquina Bethany Krull para que exhibiera la belleza y grandilocuencia de la perla.

¿Listo para correr a tasar tus herencias? ¿Qué otros tesoros crees que el mar puede estar guardando? ¡Comparte tus ideas con la comunidad!

Compartir este artículo