Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

¿Conoces la peculiar Isla de las Conchas en África?

Desde mi punto de vista, vivir es sentir, es oler, es saborear, es ver, es escuchar, es viajar. Y de todos los viajes que hagas en tu vida algo, recoges: un aprendizaje cultural, una imagen que jamás olvidarás, o personas que te sorprenden. Y esta isla de África no es la excepción, es mágica y con un encanto particularmente sonoro.

En Genial.guru, queremos compartir contigo una bitácora de viajes de esos lugares recónditos que tenemos en nuestro planeta, llenos de diversidad cultural y un entorno bastante auténtico. Tal vez nunca has oído hablar de la Isla de las Conchas en Senegal, África, un lugar realmente especial.

A hora y media de Moanda en República Democrática del Congo, partiendo desde el puerto de Banana en la boca del Congo, es donde empieza una travesía en lancha a través de manglares, que nos lleva a una isla artificial cuyo suelo está totalmente cubierto de conchas. Esta isla está unida por un puente con la isla de Joal-Fadiouth y por otro puente a un cementerio, donde reposan los restos de los pobladores.

Al caminar por esta isla te surgen un montón de preguntas y curiosidades, es un lugar poblado de personas muy pacíficas, el 90% de ellos son católicos, y el 10 % musulmanes, y lo mejor de esto es que conviven sin ningún tipo de problema por su ideología religiosa, todo un ejemplo para el mundo entero.

Es curioso también encontrarse con tantos niños dispuestos a posar en fotos contigo, tal vez uno de los mejores recuerdos que me llevo para mi país después de visitar África, niños felices, en condiciones que muchas personas de las grandes ciudades del mundo no imaginarían vivir. Es allí cuando te cuestionas, ¿qué es lo que realmente necesitas para ser feliz?, y como lo decía al principio, cada viaje te deja algo, este tal vez me entregó la mejor lección de mi vida, y es que el dinero y el poder adquisitivo no tienen ninguna relación con la felicidad.

La Isla de las Conchas es totalmente única, llena de pasillos que parecen laberintos y en medio de esto ese característico sonido que te acompaña al pisar el suelo absolutamente lleno de pequeñas conchas. Ya te imaginarás cual fue el souvenir que escogí para llevar a mi familia y amigos de este lugar, sí, las conchas.

Imagino que en este momento te estarás preguntando por qué razón este lugar es así, empecemos por entender que es una isla creada por la misma población desde hace muchísimas décadas como solución al control de las mareas, su comida predilecta son los moluscos, especialmente las almejas, y cada una que se comen, tiran al suelo la concha, esto es tradición milenial en este lugar, de hecho puedes ver a las mujeres, y a los niños pescando este producto sin ningún tipo de herramienta sofisticada, en profundidades de 4 a 5 metros lo cual lo convierte en peligroso y bastante osado.

También cuentan con otro tipo de cosechas, como yuca, plátano, banano, tomate, coco, crían cabras. Su lengua es el lingala, hablada en el noroeste de la República Democrática del Congo. Entre las sorpresas que te llevas, es poder participar de una celebración católica, en medio de musulmanes, una tolerancia digna de ejemplo.

Mucha parte de los hermosos paisajes que nos da esta isla son manglares, el día domingo es su día de fiesta, las mujeres dejan su ropa de trabajo para vestir trajes coloridos y ajustados con turbantes también muy llamativos. Ese día se asiste al culto católico, que dura aproximadamente 3 a 4 horas, ya que tardan muchísimo tiempo entre sus cánticos y danzas en la lengua lingala.

Sin duda alguna, es un lugar que no puedes dejar de visitar en tus vacaciones en África, un continente que nos da un respiro a nuestra agitada vida entre autopistas y ciudades llenas de contaminación, donde puedes apreciar las cosas simples, los regalos de la naturaleza, una cultura llena de mística que, contrario a lo que todos nos imaginamos, tienen mucho que enseñarnos al resto de pobladores de nuestro mundo.

¿Habías escuchado alguna vez de esta isla? ¿Conoces algún otro lugar del planeta del que te gustaría que escribiéramos? ¡Déjanos tus respuestas en la sección de comentarios!