Genial
Genial

El romance de dos estudiantes de Historia del Arte que se convirtieron en príncipe y princesa de Gales

Gracias a los maravillosos cuentos de la infancia o las películas animadas clásicas, muchas soñamos con ser princesas desde pequeñas. Tener un vestido largo, una corona de diamantes, vivir en un castillo y tener un guapo príncipe a nuestro lado se convierte en un sueño inocente. Aunque en los países latinos no es costumbre, del otro lado del mar existe una pareja conformada por un príncipe y una princesa muy queridos: Kate Middleton y el príncipe William, miembro de la familia real británica. A continuación te presentamos su historia de amor.

Cómo se conocieron Kate Middleton y el príncipe William

AFP PHOTO / THE MIDDLETON FAMILY / EAST NEWS

Todo comenzó en la universidad de St. Andrews. Ambos estudiaban Historia del Arte y, a menudo, William se encontraba con ella en los pasillos de la escuela. Aunque poco a poco fueron forjando una amistad, al principio fue difícil construirla debido a la timidez de Kate, quien aseguró que se puso muy roja y salió corriendo cuando conoció al príncipe.

Sin embargo, todo se fue dando con el tiempo. Desayunaban en el comedor con sus amigos y se unían por lo mucho que les gustaba esquiar. “Cuando conocí a Kate, supe que había algo muy especial en ella”, afirmó William. Pero su romance comenzó hasta después, ya que primero fueron buenos amigos.

La transición de la amistad al amor

BOISIERE / SIPA / EAST NEWS, BIGPICTURESPHOTO.COM / EAST NEWS

La amistad entre Kate y William seguía progresando, hasta que ambos se mudaron junto con otros dos amigos a un apartamento fuera del campus. “A partir de ahí, todo floreció, realmente, nos vimos más, salimos un poco más e hicimos cosas”, comentó William. Para impresionarla, el príncipe intentaba cocinarle cenas de lujo, pero terminaba quemando o incendiando algo, así que ella lo trataba de ayudar y tomaba el control de toda la situación.

Al parecer, su romance se hizo oficial en un desfile de moda universitario titulado “El Arte de la Seducción”, donde Kate modeló un atuendo diseñado por Charlotte Todd, una de sus compañeras. Ambos se sinceraron con sus compañeros de piso sobre su relación y el chisme se propagó rápidamente por toda la institución hasta llegar a la prensa.

Una dura realidad

Michael Dunlea / Daily Mail / AP/ East News

Para la pareja, la universidad era una burbuja donde vivían felices, ya que la prensa británica había acordado no molestar al príncipe mientras estudiaba, lo cual les dio a ambos un poco de privacidad. Pero al graduarse, no sabían que esa burbuja iba a estallar en el mundo real. Antes de ello, el padre de Kate les tomó una foto juntos, abrazados, donde se veían hermosos y felices.

Mientras tanto, a la prensa sensacionalista británica no le gustaba el origen no aristocrático de Kate, y llamaron a su familia “los Middleton de clase media”. Apodaron a Kate y a su hermana Pippa “las hermanas glicinas” (por lo rápido que podían trepar) y criticaron a su mamá por masticar chicle.

El encuentro de Kate y el príncipe Carlos

MICHAEL WEBBERLEY / East News

Cuando el príncipe William se graduó de la Real Academia Militar de Sandhurst, Kate estuvo presente para animarlo. La reina también asistió. Fue el primer evento real de la joven y provocó muchos rumores de compromiso. Aunque no está claro cuándo se cruzaron por primera vez Kate y el príncipe Carlos, la princesa reveló que su encuentro fue agradable. “Estaba bastante nerviosa por conocer al padre de William, pero es muy, muy acogedor y muy amable, así que no podría haber sido más fácil, realmente, para mí”, dijo.

La intrusión de los paparazzi

Kirsty Wigglesworthl / Associated Press / East News

La presencia de Kate desencadenó un frenesí mediático y no pudo evitar atraer las comparaciones con la difunta madre de William, Diana, con su elegante abrigo rojo y su sombrero negro. Los paparazzi no dejaban de seguir de cerca a la joven pareja en su día a día. Así que los abogados de Kate tuvieron que tomar cartas en el asunto, y no tardaron en anunciar que emprenderían acciones legales contra los fotógrafos. En respuesta, los periódicos británicos prohibieron el uso de imágenes de paparazzi. Pero la intrusión de los medios creó mucha presión en la pareja.

Una separación amistosa

Christopher Pike / East News

Tras cinco años de relación, Kate y William decidieron tomar caminos separados. Se especuló que fue una separación “amistosa”, ya que ambos estaban muy involucrados con sus carreras: Kate como compradora de accesorios para Jigsaw y William como aprendiz de comandante de cuerpos blindados.

“Estábamos tratando de encontrar nuestro propio camino y estábamos creciendo”, dijo el príncipe. Por su parte, el abogado de Kate dejó claro que ni su clienta ni su familia hablarían sobre el tema, ni siquiera extraoficialmente.

El concierto para Diana

STEPHEN HIRD / AFP / East News, Leon Neal / AFP / East News, Edmond Terakopian / Polaris Images / East News

Meses después, los príncipes William y Harry organizaron un concierto benéfico en el estadio de Wembley, en Londres, en honor a su madre, Diana, quien habría cumplido 46 años. Los hermanos ayudaron a organizar la actuación de muchos de los artistas y cantantes más famosos del mundo. La recaudación del concierto se destinó a las organizaciones benéficas de Diana, así como a las de sus hijos.

Un día antes del concierto, le preguntaron a William si Kate asistiría o no. “Van a venir muchos amigos. Todo el mundo va a estar allí en la noche y va a ser una noche muy buena”, dijo el príncipe, lo que provocó que su hermano bromeara: “Muy bien evitado William, muy diplomático”.

Oficialmente juntos

Luego de la supuesta separación, Kate y William regresaron cuando el príncipe recibió sus alas tras completar su formación en la RAF. Un evento que confirmó la seriedad de la relación fue cuando William no pudo asistir a la boda de su primo Peter Phillips con Autumn Kelly y Kate fue en su lugar. Fuentes internas del palacio revelaron que la decisión del príncipe de dejar que Kate lo sustituyera subrayaba la fuerza de su relación.

El compromiso de ensueño con un anillo significativo

Allstar Picture Library / Mary Evans Picture Library / East News, HUSSEIN SAMIR / SIPA / EAST NEWS

El príncipe William le propuso matrimonio a Kate en una cabaña del monte Kenia, en África. “Tuvimos un poco de tiempo privado juntos con algunos amigos, y simplemente decidí que era el momento adecuado, realmente. Llevábamos tiempo hablando de matrimonio, así que no fue una gran sorpresa”, declaró el príncipe.

Por su parte, Kate aseguró que fue un momento muy romántico, pues William le dio el anillo de su difunta madre, la princesa Diana, un brillante de zafiro azul. La pareja no tardó en compartir la noticia con el mundo.

Duque y duquesa, sus nuevos títulos reales

HUSSEIN SAMIR / SIPA / EAST NEWS

Antes de que la boda se llevara a cabo, la reina Isabel II concedió el ducado a su nieto y nieta política. “La reina ha tenido hoy el placer de conferir un ducado al príncipe William de Gales”, decía el anuncio. “Sus títulos serán duque de Cambridge, conde de Strathearn y barón de Carrickfergus. El príncipe William se convierte así en su alteza real, el duque de Cambridge, y la señorita Catherine Middleton al casarse se convertirá en su alteza real, la duquesa de Cambridge”.

Una boda inolvidable y romántica

ST JAMES'S PALACE / SIPA / EAST NEWS, MCPIX / NEWS PICTURES / EAST NEWS

Y el sueño finalmente se hizo realidad. Kate y William se casaron el 29 de abril de 2011 en la Abadía de Westminster, en Londres. El príncipe Harry fue el padrino de su hermano, y ambos vistieron los tradicionales uniformes militares. Kate lució un hermoso vestido de Alexander McQueen.

Asistieron unas 1900 personas. La feliz pareja recorrió las calles de Londres en un carruaje hasta el Palacio de Buckingham, donde se dieron un par de besos en el balcón antes de marcharse. Más tarde, asistieron a una cena organizada por el príncipe Carlos a la que asistieron unos 300 invitados.

La llegada de los nuevos integrantes de la familia

La familia comenzó a crecer. El primer bebé de Kate y William nació el 22 de julio de 2013. Su nombre es George Alexander Louis y es más conocido como su alteza real, el príncipe George de Cambridge.

Para el 2 de mayo de 2015, otro bebé llegó a la familia. Se trató de una linda niña a quien llamaron Charlotte Elizabeth Diana, en honor a la difunta madre de William, y su título formal es su alteza real, la princesa Charlotte de Cambridge.

Por último, la familia de cuatro se convirtió en una de cinco el 23 de abril de 2018, cuando llegó al mundo el tercer bebé de la pareja, a quien nombraron Louis Arthur Charles. Otro miembro importante de la familia fue su perro Lupo, quien vivió nueve años con la familia y dejó un gran recuerdo en sus corazones.

Los nuevos príncipe y princesa de Gales

Kensington Royal/Ferrari Press/East News, Kensington Royal/Ferrari Press/East News

Tras todos esos años de relación y formar una linda familia, el príncipe William y Kate se han convertido ahora en los príncipes de Gales. El rey Carlos III hizo el anuncio oficial durante su primer discurso en el Reino Unido tras la muerte de la reina Isabel.

“Con Catherine a su lado, nuestros nuevos príncipes de Gales seguirán, lo sé, inspirando y liderando nuestras conversaciones nacionales, ayudando a llevar a los marginados al centro de la tierra donde se puede prestar una ayuda vital”, dijo el rey respecto a la pareja.

Mientras tanto, seguiremos siendo testigos de su bella historia de amor.

Para ti, ¿qué se necesita para mantener una relación fuerte y estable?

Imagen de portada AFP PHOTO / THE MIDDLETON FAMILY / EAST NEWS, MCPIX / NEWS PICTURES / EAST NEWS
Genial/Historias/El romance de dos estudiantes de Historia del Arte que se convirtieron en príncipe y princesa de Gales
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos