Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Esta chica no solo se esfuerza para salvar la vida de animales heridos, sino también para luchar contra las críticas

Hace mucho tiempo, una joven llamada Anastasia Marzipan publicaba artículos sobre alta costura en las revistas de LÓfficiel Cosmopolitan; conocía de memoria todas las colecciones de diseñadores y soñaba con convertirse en Carrie Bradshaw, del programa de televisión Sexo en la ciudad. Hoy en día, dirige un refugio llamado “Mirada”, en el cual viven cerca de 54 gatos y 5 perros; además, ha puesto en marcha su propio taller para garantizar las necesidades de los animales.

Genial.guru quiere compartir contigo la historia de esta valiente chica que diariamente lucha por la vida de sus protegidos y frecuentemente sale victoriosa, incluso cuando nadie cree en ella.

Anastasia nació y creció en la capital de Rusia, Moscú. Desde su infancia soñaba con convertirse en periodista. Mientras sus compañeros de la escuela resolvían sus tareas de álgebra, ella corría a los cursos del estudio de televisión, usando tacones altos y sin dejar sus revistas. Después de terminar la escuela, tuvo que mudarse con su mamá a otra ciudad, pero ella no abandonó su sueño.

Gracias a su enorme deseo de escribir, su talento y perseverancia, en 2012 Anastasia sostuvo en sus manos un ejemplar de la revista LÓfficiel con uno de sus artículos y una nota en la que se indicaba que ella era la autora más joven que alguna vez había escrito para la editorial. Así comenzó su romance con el periodismo, las mesas y los estantes apenas sostenían el peso de las revistas impresas, su sueño se había hecho realidad.

Pero en la vida de Anastasia había otra pasión: ella siempre ayudaba a los animales callejeros, transfiriendo dinero a organizaciones de beneficencia, participaba en organizaciones para defender a los animales, se llevaba a su casa perros y gatos temporalmente para buscarles un hogar y, en algunas ocasiones, se quedaba con ellos. Esto creció y el 70 por ciento de los ingresos de la chica siempre se destinaban para la ayuda de los animales.

Entre más animales aparecían en su hogar, más claro era para Anastasia entender que sus honorarios no alcanzaban para garantizar en su totalidad el alimento, tratamiento médico y manutención de sus protegidos. Posteriormente, consiguió otro trabajo en una agencia de modelos. Lamentablemente, este paso resultó ser otra decepción en las personas y tuvo que renunciar debido a las conspiraciones del personal femenino.

Durante ese mismo periodo, comenzó a tener menos ingresos con la publicación de sus artículos. El dinero para la manutención de los animales se convirtió en una falta catastrófica. Anastasia comenzó a sentirse triste, pensó en rendirse, pero como ella mismo lo dijo, sus protegidos peludos le ayudaron a lidiar con todo: cuando tienes en tus manos decenas de vidas, no tienes tiempo para llorar sobre tu propia vida.

Junto con su prometido, Anastasia fundó Marzipan Staff, un taller en el cual los chicos hacen con sus propias manos fondos de madera para tomar fotografías, bases para pastel, bandejas e incluso muebles. Ahora su negocio se desarrolla de manera activa y una gran cantidad de los ingresos se gastan en la manutención y tratamiento de los animales. La casa de la familia se convirtió en el refugio “Mirada” y la cantidad de huéspedes crece tan rápido que no consiguen actualizar la información en su perfil.

Ahora, en “Mirada” viven 54 gatos y 5 perros de los cuales una gran cantidad recibió un fuerte trauma. En su familia hay un perro con una lesión en la cabeza, tres gatos, uno de ellos vive con astillas de bala en la columna vertebral, ciegos o con un solo ojo, en general, todos a los que es imposible conseguir un hogar pero quieren ser amados.

Cada día, Anastasia, su mamá y su prometido tienen que luchar por la vida de sus mascotas, ir al veterinario, ellos mismos tienen que realizar inyecciones, colocar intravenosas, vaciar vejigas, lavar heridas y atender a los enfermos. Gatitos y gatas preñadas son arrojadas a su puerta, regularmente reciben mensajes sobre animales afectados que tienen recoger para brindarles ayuda.

Al mes, los perros necesitan de 28 kilos de croquetas y 30 kilos de pancita de res, los gatos más de 100 kilos de croquetas. Pero también se necesita comprar medicamentos, vitaminas, pagar las visitas al veterinario y operaciones. El refugio recauda fondos, realiza ventas caritativas, concierta acuerdos con tiendas y diferentes compañías para colaboración.

Muchas personas ayudan a “Mirada”, pero los chicos tienen que hacer frente a una gran cantidad de negatividad. Nastya, a quién todavía le encanta escribir, habla mucho sobre la vida del refugio, tanto lo bueno como lo malo. Estas son las “acusaciones” más frecuentes con las que se ha topado:

  • “Sería mejor ayudar a niños y no a animales”. Cada persona tiene el derecho a elegir a quién ayudar y los animales tienen derecho a vivir y ser felices.
  • “Piden dinero para el refugio y lo gastan en sí mismos”. Las recaudaciones hasta ahora no cubren las necesidades del refugio, la mayor parte de los gastos son cubiertas por los mismos chicos.
  • “Sería mejor que los sacrificaran y no torturarlos”. En respuesta, Anastasia colocó un video de los animalitos felices jugando, los cuales, de acuerdo con la opinión de muchos, lo más humano era sacrificarlos.
  • “Ustedes a propósito se llevan a los animales para recaudar más dinero”. Muchas personas, por alguna razón, están seguras de que recaudar dinero es una tarea muy agradable, no obstante, esta es una de las cosas más desagradables por las cuales necesitas dejar a un lado tu orgullo.
  • “¿Cómo es que tu prometido tolera esto? Lo torturas”. Stephen también adora a los animales y le dedica su tiempo al igual que Anastasia.

Pero cualquier negatividad se olvida cuando se trata de las cosas buenas. Algunos de los animales tienen un dueño virtual, otros consiguen ser adoptados en nuevas familias. La tarea principal de “Mirada” es apoyar a los animales hasta que estén recuperados por completo y rodear de cuidado a los más heridos. Anastasia se ha acostumbrado a pelear hasta el final, si ella escucha por parte del médico “hay pocas posibilidades”, entonces para ella eso significa “hay oportunidad”.

En muchas ocasiones, ha mostrado que su terquedad tiene sus recompensas:

  • La perrita “Hillary”, con un cráneo roto, ahora vive una vida plena.
  • El gato “Confitura”, con fragmentos de bala en la columna vertebral, ha aprendido a moverse y él mismo va a la caja de arena y juega con las personas.
  • El perro “Príncipe”, que no podía andar, superó una plaga neuronal y ahora corre con seguridad.
  • La gatita “Sandía”, que llegó al refugio con sus ojos heridos y un embarazo detenido, ahora está sana y encontró una nueva familia.

Por supuesto, a veces hay ocasiones en las que se pierde. Cuando vives con una gran cantidad de animales, tienes que estar listo para la muerte debido a enfermedades o vejez. Soportarlo una y otra vez es un verdadero tormento, no te acostumbras a ello. Y la única cura es un amor sincero y la felicidad de los animales que están vivos, los cuales lucharon por su vida junto con los chicos del refugio y ganaron.

La lucha por los animales no solo cambió sus vidas, sino también a la misma chica. Esto es lo que ella dice:

“Los animales me abrieron los ojos a un nuevo mundo. Deben entender que no me siento bien conmigo misma. Soy perezosa, sensible y me canso con rapidez. Pero cuando se trata de los animales... Tengo fortaleza gracias a ellos. Cuando ves a un animal sufriendo, sientes tu fuerza humana de poder salvar una vida”.

Y tú, ¿qué opinas sobre la protección de animales? ¿Ayudas a los animales afectados o das preferencia a otros aspectos?

Compartir este artículo