Genial
Genial

Hilary Swank hizo a un lado su carrera para cuidar a su papá y la vida la premió por partida doble

Algunas veces, en la vida, todo parece ir bien, y de pronto se presentan obstáculos que frenan súbitamente esa buena racha. Sin embargo, luego de todos esos tropiezos, en ocasiones pasan cosas tan especiales que simplemente compensan con creces el duro camino que tuvimos que recorrer hasta llegar a ellas. Es el caso de la actriz Hilary Swank, quien tuvo que parar su ascenso en Hollywood para asumir el papel de su vida, poniéndose al frente de una situación familiar retadora.

¿En qué momentos de tu vida has experimentado dificultades de las cuales has logrado salir victorioso? ¿Qué aprendizajes te dejaron esas experiencias?

Justo cuando Hilary Swank parecía haberse plantado en la cima de su carrera, tras una larga lista de premios y habiéndose vuelto incluso productora de sus propios filmes, tuvo que ponerle freno a su vida como actriz. En el 2014, una razón más allá de lo profesional la impulsaría a darle la espalda a los reflectores de Hollywood, para empezar una nueva faceta al lado de su padre.

Para esa época, Stephen Swank, padre de la actriz, había sido diagnosticado con un daño pulmonar de tal magnitud que su única esperanza de vida era conseguir un trasplante. Una delicada intervención que requería de cuidados especiales, así que casi sin pensarlo, Hilary se convirtió en su principal cuidadora.

“Un trasplante de pulmón es la cirugía más complicada que una persona puede tener”, expresó la actriz sobre el procedimiento al que fue sometido su progenitor.

Ante tal situación, Hilary supo que era el momento de estar al lado de su papá a tiempo completo, por lo que su plan inicial fue salir del foco de las cámaras por un año, sin sospechar que ese sería solo el comienzo de un largo proceso que acabó extendiendo su retiro del mundo de la actuación.

“Se suponía que iba a ser un año, porque es el tiempo que toma ver si el trasplante de un órgano resulta bien”, reveló la actriz sobre su plan inicial al poner en pausa su carrera. Sin embargo, no todo salió según el plan. Pasado un año, Hilary compartió su profundo agradecimiento por la recuperación paulatina de su padre, pero la salud de Stephen aún dependía del apoyo físico y emocional de su hija.

“Un año rápidamente se convirtió en dos años y luego en tres”, dijo la protagonista de Golpes del destino. De hecho, a pesar de saber que la salud de su padre era su prioridad, no duda en decir que fue duro apartarse de lo que para ella había sido su principal proyecto hasta ese momento. “Me dio miedo, pero me di cuenta de que soy mucho más que una actriz y pude explorar muchas otras cosas sobre mí misma”.

Una de esas cosas fue, sin duda, la relación con su padre, ya que a medida que pasaban los años y la condición médica del señor Swank fue mejorando, ambos aprovechaban cada oportunidad para compartir tanto momentos cotidianos como fechas especiales. “Me volví increíblemente cercana a éI durante este tiempo, saboreando cada momento juntos”.

En el 2018, después de haber vencido la batalla que significó para ambos ese trasplante, pudieron vivir una experiencia especial el día de la boda de Hilary, cuando, de la mano de su papá, caminó al altar. Ese año, la actriz no solo se vistió de novia, sino que también regresó a las pantallas.

Lo que parecía felicidad plena, tendría un traspié. Tres años más tarde, Stephen partió de este mundo, dejando a su hija con un sentimiento de profunda pérdida personal, según lo describió la actriz: “Él siempre será una de mis personas favoritas y no pasa un solo día sin que lo extrañe”.

Sin embargo, a Hilary todavía la esperaba una luz al final del túnel. En octubre del 2022, justo un año después de la muerte de su padre, ella misma compartió con sus seguidores la feliz noticia de su embarazo. La actriz, de 48 años, se encontraba en la dulce espera, y a su familia llegaría no solo uno, sino dos nuevos miembros, para llenar de dulzura su hogar.

Los gemelos en su vientre, además, parecen ser un regalo especial del cielo para la actriz, ya que su fecha esperada de nacimiento es el mismo día en que su papá cumplía años. “No pudimos haber deseado un milagro más increíble. Me siento tan agradecida por los dos mejores regalos de la vida”.

Genial/Historias/Hilary Swank hizo a un lado su carrera para cuidar a su papá y la vida la premió por partida doble
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos