Genial
Genial

La genial historia de Mayim Bialik, actriz, escritora, directora, científica y madre

Dicen que las oportunidades llegan solo una vez en la vida, y que hay que estar listos para aceptarlas. Pero hay algunos afortunados a los que el destino les da varias oportunidades de brillar. Para Mayim Bialik fue así, inició su carrera muy joven con un papel estelar, se retiró y muchos años después regresó como las grandes. Aunque se puede decir que es muy afortunada, en realidad es mucho más que eso. Mayim ha trabajado toda su vida y ha luchado contra muchos obstáculos para poder cumplir sus sueños.

En Genial.guru hemos preparado un recuento de los momentos más importantes de su carrera, para que puedan servir de inspiración para quienes como ella, quieran ver sus deseos hechos realidad.

Mayim nació en 1975 en San Diego, California, en una familia de inmigrantes judíos. Tres de sus abuelos habían emigrado del viejo continente y educaron a toda la familia dentro de las costumbres y traiciones judías. Ella recuerda “Mis padres eran la primera generación de estadounidenses, así que tenían una mentalidad inmigrante muy estricta”. A pesar de que empezó muy chica a trabajar en la TV como extra y en papeles menores, sus padres nunca la trataron diferente “Me trataban como a una chica normal que tenía que ir a la escuela, hacer sus deberes y esperar que mi hermano fuera por mí”.

A los 11 años, después de trabajar como extra periódicamente, logró actuar en dos películas Pumpkinhead y Beaches. En una entrevista ella nos cuenta: “No me considero una actriz infantil porque empecé a actuar casi en la secundaria. La mayoría de los niños actores comenzaron desde que eran pequeños. Tienen diferentes expectativas. Yo tenía otra perspectiva”.

Poco después a la edad de 15 años le llegó su primer oportunidad como protagonista, en la serie de TV Blossom, un programa adelantado a la época “Era una anomalía en 1990. Era sobre una joven que no era nada convencional, era peculiar, lista, divertida y valiente. Nuestro programa tocó temas que eran muy controversiales para esas fechas. Abuso de sustancias y su tratamiento, la separación, una familia sin figura materna, rivalidad entre hermanos y el significado de los lazos familiares. Todo eso era nuestro programa”, comentó en una entrevista.

Mayim cuenta que a pesar de estar en medio de la fama durante todo el tiempo que duró la serie, de los 14 a los 19 años, se mantuvo siempre bien gracias al apoyo de su familia “Todo era muy serio en el set, y eso es muy importante”.

Después de 5 temporadas de 1991 a 1995, Blossom llegó a su fin. En el último episodio, el personaje se despidió de la serie con estas palabras “La vida no está hecha de poesía, ni canciones, ni sueños, sino de cosas reales... Este es el consejo: intenta tomarla por el mango”.

Mientras estaba en Blossom, una de sus tutoras le inculcó el amor a la ciencia. “Yo pensaba que la ciencia era difícil, y asumí que había algo en mí que no era para eso. Ella me mostró que la ciencia es para mujeres, es emocionante y que puedes enamorarte de la ciencia como de la literatura o el arte... Y comencé a verme a mí misma como una científica”, comentó en un video.

Al finalizar la serie, en 1995, se inscribió en la Universidad de California con la intención de dejar la actuación y convertirse en una científica o profesora “Tome la decisión de dejar la actuación porque quería tener un grado en neurociencia. Tenía otros intereses. Creo que las mujeres deben ser alentadas a intentar muchas cosas, especialmente con la poca representación de las mujeres en la ciencia. Me tomó 12 años, tuve dos hijos y eso se volvió el trabajo principal de mi vida”.

Después de obtener su doctorado en neurociencia, en 2007, el plan de Mayim era seguir en la academia, pero eso cambió después de que se convirtiera en madre de Miles y Frederick. Ella se enamoró de la crianza con apego, pero entendió que era un estilo de vida no compatible con la vida académica. Así que por segunda vez en su vida, decidió cambiar de carrera. “Poner a los niños en guardería o alejarme de ellos... esto último tuvo mucha importancia en la decisión”, reflexionó en una entrevista.

En 2005, regresó a la actuación con la película cómica Kalamazoo, además actuó en varias series de TV como Larry David, Fat Actress y Siete en el paraíso. Sobre este tema ella comentó “Amo estar en el set, amo ver las cámaras y las luces. Amo ver todo junto en acción. Soy una actriz a la antigua. Me gusta estar en el set”.

Fue en 2010 cuando apareció en el último capítulo de la tercera temporada de la serie de Big Bang Theory y se encontró de nuevo con la fama. En la temporada 4, obtuvo un papel recurrente y se convirtió en una de las favoritas de la audiencia. Pero fue más que el gusto de estar frente a las cámaras lo que la llevó a a actuar de nuevo. “La verdad es que me estaba quedando sin seguro de salud y me di cuenta que si podía conseguir unos cuantos trabajos por aquí y por allá, era suficiente para tener el seguro de la asociación de actores. Yo no esperaba ser una actriz de tiempo completo, pero The Big Bang Theory me atrajo”, contó la actriz.

2010 fue un año intenso para Mayim, fue el año en el que presentó su primer libro Beyond the Sling: A Real-Life Guide to Raising Confident, Loving Children the Attachment Parenting Way (Más allá de las ataduras: una guía para la vida real sobre la crianza de hijos seguros y amorosos. La vía para la crianza a través del apego) en el que narra sus experiencias al dejar la universidad y dedicarse por completo a criar a sus hijos bajo esta perspectiva. A lo largo de los años, ha editado varios libros más sobre este tema, además de un par de libros sobre comida vegana y jugos nutricionales.


En agosto del 2012, Mayim tuvo un accidente automovilístico cuando fue embestida por otro auto. Sufrió una herida en el pulgar de la mano izquierda que la llevó al hospital de urgencias. Horas más tarde, ella misma anunció que no estaba herida de gravedad y que conservaría todos sus dedos.

Después del final de The Big Bang Theory, en 2019, Bialik se tomó un par de años de descanso, y siguió con sus proyectos personales y con apariciones esporádicas en diferentes programas de concursos. En 2021 se le ofreció un protagónico en una serie de nombre Call me Kat. “Jim Parsons (Sheldon en The Big Bang Theory) me trajo este proyecto que tenía con su compañía. Me dijo: ’si alguien puede lucir adorable y ser un poco molesta, ¡eres tú!’. Para una mujer de 45 años, no quiero decir que mis días están contados pero quiero capitalizar los momentos en los que la gente quiere verte y vivir la comedia contigo”, contó en una entrevista. La serie fue renovada para su segunda temporada y se estrenó en enero del 2022.

Además de su propia serie, Mayim ha empezado a ser más abierta en cuanto a su salud mental. En el último año, condujo un podcast donde entrevista a celebridades acerca de la importancia del estar saludable. Ella se sincera “Mi historia familiar incluye depresión, desorden obsesivo compulsivo, pánico... He buscado grupos de apoyo que fueron de gran ayuda para mí y mi familia”. Gracias a su experiencia, ahora busca ayudar a otros como ella “Quiero informar y concientizar a la gente para hacer que el mundo de la salud mental sea cada vez más pequeño. Cuando la gente habla es muy importante que batalle contra estas enfermedades. La salud mental no discrimina, no hay dinero que te haga inmune”. Su ayuda no se limita a abrir la conversación acerca de este tema. En su participación especial en el programa Jeopardy! como conductora, lo hizo a nombre del NAMI (Alianza Nacional de Enfermedades Mentales) logrando recaudar una cuantiosa donación y pudiendo hablar de las enfermedades mentales a nivel nacional.

Mayim Bialik sigue tomando la sartén de su vida por el mango. En 2019, comenzó a escribir un guion para una película de nombre As They Made Us. Aunque tuvo varios retrasos, se pudo filmar durante el 2021 y se planea su lanzamiento para abril del 2022.

Es un drama familiar estelarizado por Dustin Hoffman, Simon Helberg (su co-estrella en The Big bang Theory), Candice Bergen y Dianna Agron.

Mayim no tiene miedo de empezar de nuevo, ya lo ha hecho un par de veces en su vida, primero dejando de lado el estrellato, y después su vida académica por el bien de sus hijos. Ahora, sigue aprovechando el nuevo impulso que tuvo su carrera para generar difusión y diálogo sobre la salud mental. Con todos estos trabajos, demuestra que nunca es tarde para empezar de nuevo mientras hagas lo que te gusta y lo hagas por las personas que más quieres, empezando por ti.

¿Qué otras historias de vida te han inspirado? Cuéntanos en los comentarios.

Genial/Historias/La genial historia de Mayim Bialik, actriz, escritora, directora, científica y madre
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos