Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los usuarios de Reddit contaron sobre sus misteriosos recuerdos infantiles, que son dignos de ser parte de “Expedientes Secretos X”

La mayoría de las personas solo conservan recuerdos muy vívidos de los momentos trascendentales de su infancia. Por supuesto que absolutamente cualquier cosa puede convertirse en un recuerdo importante para un niño, desde un búho visto accidentalmente en el centro de la ciudad hasta la participación en un evento histórico. Pero algunos adultos, incluso después de muchos años, no pueden encontrar una explicación lógica para algunos de sus recuerdos.

Genial.guru le encantan las historias intrigantes, pero aún más le gusta compartirlas con sus lectores, así que prepárate para ejercitar las neuronas.

  • Solo un vecino pudo venir a la fiesta de mi cumpleaños porque de repente había comenzado una fuerte tormenta de nieve. Recuerdo ese día y la nieve con mucha claridad, pero nací en verano. © eggsleggs

  • Tenía 4 o 5 años de edad. Estaba frente a la puerta principal de mi casa, vi a mi papá volver del trabajo, dejar el maletín y acercarse a mi mamá para besarla en la mejilla. Pero de repente la puerta principal se abrió de nuevo y mi papá volvió a entrar. Miré el lugar donde acababa de poner su maletín, pero estaba vacío. Luego miré a mi alrededor con consternación y dije: “¡Pero lo acabas de hacer!”. © FaithWestman

  • Cuando era niño, podía controlar mis sueños, así que siempre tenía ganas de ir a la cama. A menudo soñaba con un chico rubio, de mi edad. Siempre jugábamos en un patio cerca de un muro alto. Una vez, soñé que decidíamos averiguar qué había detrás de ese muro, trepamos a un árbol, ese chico saltó a la pared, me saludó y se fue detrás de ella. Después de eso, dejé de poder controlar los sueños. © alexsalad

  • Estoy en un 95 % seguro de que fui atropellado por un automóvil cuando mi madre y yo cruzábamos la calle. El semáforo estaba en rojo, no estábamos en el cruce de peatones. Recuerdo cómo literalmente caí sobre el capó del automóvil que me golpeó. Pero no resulté herido. Este recuerdo aparece en mi cabeza una y otra vez. Desde hace años. Pero mi mamá jura que nada de eso sucedió. Creo que ella miente. © threeofbirds121

  • Cuando era niño, tuve un compañero de clase que decía ser un vampiro. Le dije que solo le creería si veía sus ojos brillar en la oscuridad. Fuimos al baño, apagué la luz... Sus ojos brillaron. Me asustó muchísimo, así que abrí la puerta, subí a mi bicicleta y me alejé de mi casa lo más rápido que pude. Cuando finalmente regresé a casa, mi compañero de clase ya no estaba allí, y mi papá estaba muy descontento porque había dejado a mi amigo solo. © aquias27

  • Recuerdo claramente cómo pasé la noche en un edificio de oficinas en el sur de Londres, y mi madre dormía en un colchón inflable. Recuerdo que yo miraba por la ventana y estaba triste. Años más tarde, estaba caminando y sentí una fuerte necesidad de detenerme cerca de un edificio. Estaba 100 % seguro de que era el mismo. Cada vez que pasaba por ahí, me sentía extraño. Mi mamá dice que nada como eso había pasado nunca, y el resto de las personas que conozco la apoya. © cardboardshrimp

  • Cuando era chico, vivía solo con mi madre. A veces, por ejemplo, durante las vacaciones o los fines de semana, me quedaba solo en casa porque ella trabajaba. Tenía unos 7 años y, por alguna razón, tenía mucho miedo al ataque de un asesino en serie. Por lo tanto, me encerraba todo el día en una habitación con un suministro de alimentos, casi no bebía, para no ir al baño, e intentaba no emitir ni un sonido ni una luz. Durante aproximadamente un año no pasó nada, me tranquilicé, pero seguí cerrando la puerta de la habitación. Y entonces, un día escuché a alguien abrir la puerta principal, y luego se oyeron unos pasos apresurados y pesados. Solo salí de la habitación al atardecer. No le dije nada a mi mamá. Tal vez fue ella misma la que corrió a su casa por algo olvidado, o fue un vecino o un desafortunado ladrón que no pudo encontrar algo con que beneficiarse, pero todavía me pregunto qué habrá pasado entonces. © manlikerealities

  • Uno de mis primeros recuerdos: tenía unos 3 o 4 años, estaba jugando en la calle y me escondí en unos arbustos. Un insecto (sospecho que era una araña) se arrastraba a lo largo de la pared a mi lado, me agaché para agarrarlo, y entonces alguien detuvo mi mano. Recuerdo que me asusté mucho, me di la vuelta inmediatamente, pero no había un alma alrededor. No creo en Dios ni en los ángeles, y todavía me pregunto si no habrá sido un sueño, porque no puedo encontrar otra explicación aceptable para ese suceso. © SurpassedYou

  • Estaba acostado en la cama tratando de dormir. De repente, la mano de un fantasma salió de la estantería y agarró uno de los libros. Al principio me asusté, pero luego me convencí de que estaba durmiendo. Cuando desperté a la mañana siguiente, ese libro no estaba en el estante. Nunca lo encontré. © DeathSpiral321

  • En ese momento tenía entre 3 y 5 años. Una vez, me desperté en un campamento y vi una cola de gato colgando de una lámpara. Se asomaba afuera de la pantalla, luego se escondía de nuevo, y después comenzó a emitir sonidos, atrayéndome. Me puse muy nerviosa. No recuerdo si más tarde miré debajo de la pantalla de la lámpara, pero ahora creo que simplemente estaba muy cansada. © DoggoPunch

  • Una vez, mi hermana y yo tuvimos la misma pesadilla. Habíamos viajado a una casa grande y nos habíamos instalado en la misma habitación, y de repente despertamos. Por alguna razón, la ventana estaba abierta. Noté que mi hermana no estaba durmiendo, y comencé a contarle mi sueño, y ella lo continuó. En esa pesadilla, una criatura espeluznante que se parecía a un toro apareció en la ventana, pero su piel negra estaba hecha de escamas de plástico brillante. La criatura apuntó un extraño dispositivo a la lámpara, y esta comenzó a balancearse. Las dos estábamos demasiado asustadas como para levantarnos y cerrar la ventana, así que llamamos a nuestra madre que entró, cerró la persiana y nos tranquilizó. Hablamos sobre el sueño durante los próximos meses, pero nunca logramos entender cómo las dos pudimos haber soñado algo que coincidía hasta en el más mínimo detalle. © AmunPharaoh

  • Mis tres hermanos juran que vieron a mi padre peleando en el patio trasero con una anaconda u otra serpiente enorme. Mi papá niega todo, pero todos tienen exactamente el mismo recuerdo de lo que pasó. © stopbeingatotalbitch

  • Vivíamos en el campo, así que yo sabía bastante de los pájaros salvajes y había visto suficientes águilas y búhos como para distinguirlos incluso desde una gran distancia. Una vez, estábamos yendo a casa en auto, y entonces papá señaló uno de los postes de las líneas eléctricas de la carretera. En su parte superior vi algo enorme. Parecía más alto que yo. Demasiado fornido para una grulla, demasiado grande para un águila o un buitre. Estaba a aproximadamente un kilómetro de distancia, así que no pude distinguir los detalles, y cuando nos acercamos, ya se había ido volando. Nunca volví a ver algo así de nuevo. Esa cosa parecía ser más grande que nuestro auto. Mi papá sigue convencido de que vimos a un pterodáctilo. La abuela piensa que era un pájaro del trueno. © NoNameShowName

  • Recuerdo que una vez, cuando era muy pequeña, me desperté por la noche y uno de mis animales de peluche se arrastraba sobre mí. No pude moverme hasta que se arrastró hasta mi pecho. No puedo olvidar eso. © TicklesMcFancy

  • Mis amigos y yo fuimos a una casa con fantasmas, esperando ver algo extraño. Y lo vimos. Era un edificio enorme, y siempre me pregunté por qué alguien lo había dejado pudrirse. Nadie vivía allí, así que nos asustamos terriblemente cuando la luz se encendió en todas las habitaciones. Mis amigos todavía afirman haber visto una figura corriendo por el edificio de un lado a otro a una velocidad increíble. Yo no la vi, pero cuando corrieron, los seguí como Usain Bolt. Todavía dicen que realmente sucedió y no tengo motivos para dudar de ellos. Así que, o nos encontramos con algo sobrenatural, o nos cruzamos accidentalmente con un vagabundo al que le gustaba encender las luces en mansiones abandonadas y luego correr por las habitaciones para asustar a los espectadores fortuitos. En cualquier caso, nunca volveré a acercarme a esa casa. © Loozka

  • Recuerdo claramente que vi un duende en el pasillo de nuestra casa. Eso me enojó tanto que desperté a mi madre, gritando que había alguien en la casa. Caminamos por las habitaciones con cuchillos de cocina, pero nunca encontramos a esta ágil criatura. © scroopiedo

  • Estudié desde el segundo grado hasta el décimo. Recuerdo cómo hice amigos en la escuela y viví normalmente. Todo terminó de repente cuando mi nombre fue anunciado en la graduación. Me desperté en medio de la noche y todavía era una niña de segundo grado. Tardé un tiempo en finalmente admitir que 10 años de recuerdos ya no importaban. Ni siquiera trato de explicarlo. © C0AL1T10N

  • Tengo recuerdos increíblemente vívidos de cómo mi hermano y yo nos paramos en el techo del cobertizo del patio trasero hace unos 13 años. Subimos allí, y luego volamos a unos 10 metros sobre la hierba. Al final, nos dio miedo de que nunca podríamos aterrizar, y regresamos. Por supuesto que nunca pudimos repetir el vuelo. La mejor parte es que mi hermano también recuerda cómo volamos, y nuestros recuerdos coinciden con el más mínimo detalle. Hasta el día de hoy no logramos encontrarle una explicación. © dawn_jelly

  • Pasó en Utah, yo tenía unos 7 años y estaba pasando la noche en la casa de mis abuelos. No podía dormir, así que alrededor de la medianoche bajé y comencé a jugar con mis autos. Luego vino mi tío abuelo y se unió al juego. ¿Mencioné que él murió cuando yo tenía unos 2 años? Bueno, pues realmente murió. Jugamos durante aproximadamente una hora, y él eligió un Lincoln, porque esa era su marca de automóviles favorita. Luego se fue, para no llegar tarde a tomar el tren, y yo me fui a dormir. A la mañana siguiente, les pregunté a mis abuelos cuándo mi tío abuelo volvería a jugar, y ellos se molestaron porque lo habían visto por última vez antes de que yo naciera y no querían tener nada que ver con él. Era considerado la oveja negra de la familia, y nunca hablaban de él conmigo. Pero les conté sobre el juego y les mostré el auto que él había elegido. Nunca lo conocí porque murió cuando yo tenía 2 años, pero realmente conducía un Lincoln MK VII y trabajaba como conductor de trenes de Union Pacific. Todavía no sé qué pasó entonces, pero recuerdo que una noche jugué con un gran sujeto que se hacía llamar mi tío abuelo, y luego simplemente salió por la puerta de atrás. © Stratiform

  • Desperté con una mancha negra en el dorso de mi palma derecha. Cuando traté de borrarla, comenzó a moverse lentamente hasta que terminó sobre mi hombro. Por supuesto que nadie me cree. Pero hay 3 cosas. En primer lugar, en la infancia yo no tenía una marca de nacimiento en mi hombro. En segundo lugar, mi prima y hermanastra tienen marcas de nacimiento en el mismo lugar. Y todo estaría bien, pero, en tercer lugar, soy polinesio y adoptado, y ellas son blancas. © firetruck421

¿Qué historias inexplicables te han pasado a ti?

Compartir este artículo