Genial
Genial

Por qué las mellizas Olsen dejaron atrás su carrera de actrices y hoy no tienen ni redes sociales

Tener una pequeña y talentosa actriz que da sus primeros pasos en la actuación es el deseo de todo productor. Que esa actriz tenga una melliza y sea igual de encantadora parece un sueño imposible, pero eso fue lo que sucedió con las hermanas Mary-Kate y Ashley Olsen. Sin embargo, pasar los primeros años de tu vida en un estudio de televisión puede convertirse en un hermoso recuerdo, pero también puede dejar secuelas.

En Genial.guru, queremos contarte la historia de Mary-Kate y Ashley Olsen, quienes a pesar de convertirse en estrellas desde muy pequeñas, eligieron otro camino y desaparecieron detrás de bambalinas.

Tres por tres, el comienzo de la carrera de Mary-Kate y Ashley Olsen

Mary-Kate y Ashley Olsen fueron seleccionadas con tan solo 6 meses de edad para interpretar a la hija pequeña del personaje de Bob Saget en Tres por tres. Desde el principio, la fantasía del productor Jeff Frankley era realmente ver crecer a un bebé en televisión y observar cómo se convertía en actor. Cuando Jeff las vio en la audición, las mellizas ni siquiera hablaban y no lo hicieron hasta incluso ya comenzada la serie. Pero ya se veía que tenían algo especial.

A medida que crecían, cada una fue formando su personalidad, y con base en eso se dividían las escenas. Mary-Kate era la más tímida y Ashley la que más hablaba, por lo que Ashley solía hacer las escenas con más diálogo. Sin embargo, las dos eran capaces de hacer cualquier escena. Incluso tuvieron que usar dentaduras postizas cuando empezaron a perder sus dientes de leche.

Las hermanas son famosas prácticamente desde que nacieron, y han contado varias veces que no fue fácil crecer siendo el centro de atención. Mary-Kate comentó que se sentían como pequeños monos de circo: “Miro fotos de ese entonces y no me siento conectada en lo absoluto. No le deseo mi infancia a nadie”.

Cómo sus nombres se convirtieron en una marca

Cuando Tres por tres terminó en 1995, las Olsen tenían 9 años. Sin embargo, ese fue tan solo el comienzo de una serie de películas que las tendría como protagonistas y que continuó hasta el 2003, cuando se estrenó la última película de la serie: El desafío. Un año antes, las chicas ya tenían hasta su propia línea de ropa, que se vendía en Wal-Mart.

Las hermanas demostraban su profesionalidad en cada aspecto de su vida. “Aprendí mucho de ellas. Nunca pensé que a los 22 años aprendería algo de niñas de 14. En un minuto tenían 14 y se estaban divirtiendo y al rato asumían sus roles de productoras ejecutivas. Eran muy profesionales”, declaró su coprotagonista en Vacaciones en el sol, Ben Easter.

Pero no todo era color de rosas. Tiempo después, Ashley declaró: “Era casi como si hubiese estado en el ejército: escuela, trabajo, tarea, vuelo a Nueva York, llegar a las 2 a. m., hacer un show a las 5 a. m., luego otro a las 7, luego una entrevista...”.

El comienzo de su marca de ropa: The Row

En 2004, las Olsen se inscribieron en la Universidad de Nueva York. Sin embargo, les fue muy difícil continuar porque carecían de privacidad. Incluso algunos estudiantes vendían información sobre ellas a los periódicos. Mientras tanto, Mary-Kate sufría trastornos alimenticios, pero decidió enfrentarlos y empezar un tratamiento.

En 2006, las mellizas comenzaron su marca de indumentaria The Row. Comenzó como la búsqueda de la camiseta blanca perfecta, pero luego agregaron más piezas. La marca no llevaba sus nombres, aunque hubiesen podido aprovechar su reconocimiento: lo que buscaban era justamente lo contrario. “No queríamos estar al frente, no era necesario que supieran que nosotras estábamos detrás”, comentaron.


“Nos acabábamos de mudar a Nueva York, teníamos 18 años y creo que lo que realmente sabíamos era que necesitábamos un descanso de lo que estábamos haciendo previamente y explorar cosas que nos interesaran”, contó Ashley en una entrevista.

Con sus energías puestas en sus carreras como diseñadoras, llegó el previsible retiro

Si bien hacía varios años que apenas aparecían en la televisión o el cine, en 2014 anunciaron oficialmente su retiro de la actuación. Pero aunque se retiraran, su carrera les sirvió como entrenamiento para formar su estilo y darle su impronta a la ropa que crean: “Nos criaron como personas discretas”.

La modelo Gigi Hadid, cara de varias de sus campañas, declaró que se siente ella misma cuando desfila para The Row, y que las hermanas son inspiradoras. Los eventos son tranquilos, no hay sobreexposición ni miles de fotógrafos esperándola: “No quieren que la gente aparezca para ‘el show de Mary-Kate y Ashley’, quieren que la gente vaya y respete la ropa”.

Las hermanas Olsen: su presente

Ni Mary-Kate ni Ashley Olsen tienen redes sociales. No aparecen en eventos públicos, y pasan años sin dar notas a la prensa. Pero a pesar de casi desaparecer del ojo público, las Olsen manejan una de las marcas más buscadas del mundo de la moda. Además de The Row, son dueñas de las firmas Elizabeth and James, y las más económicas Olsenboye y StyleMint.

En la última entrevista que dieron, en 2021, Ashley declaró que les gusta trabajar juntas y dialogar. “Definitivamente, hacemos las cosas por intuición e instinto, o nos sentimos bien sobre algo o no lo hacemos”. Para Ashley, es muy importante tener el control de lo que hacen y que eso se sienta bien. “Estoy segura de que si miramos las colecciones desde el principio y las revisamos, hay una historia en cada una. Es probable que muestren cómo evolucionamos o cómo éramos en ese momento de nuestras vidas”.

¿Qué piensas acerca de los niños que comienzan a actuar desde tan pequeños?

Genial/Historias/Por qué las mellizas Olsen dejaron atrás su carrera de actrices y hoy no tienen ni redes sociales
Compartir este artículo