Genial

Tiene 10 años y nos contó por qué le gusta leerles a los perritos de un refugio mientras esperan ser adoptados

Hay pequeñas acciones que nos hacen sentir esperanza con respecto al mundo, pues hay personas que tienen toda la intención de generar un verdadero cambio en la humanidad. Evan es un niño de 10 años que, a pesar de su edad, es solidario con los animales y les entrega todo el amor que puede. Podría pasar su tiempo libre jugando videojuegos o viendo televisión; sin embargo, una de las cosas que más disfruta es leerles a los perritos de un refugio, para que ellos puedan relajarse y sentirse acompañados.

Evan y Amanda, su madre, compartieron con Genial.guru los detalles de esta iniciativa. Sin duda, este pequeño es un niño con un gran corazón, y sus gestos son un claro ejemplo del amor incondicional que siente por los animalitos.

Cosas del destino

Lo que pudo ser un día normal terminó cambiando por completo a Evan y a su madre. Ella encontró a un perro abandonado en la autopista, así que intentó ayudarlo. Decidió llevarlo al ACC (Centros de Cuidado de Animales de Nueva York) para que lo protegieran hasta que encontrara un hogar. Y, después de un tiempo, ese perrito indefenso fue adoptado. Entonces, la madre de Evan investigó sobre algunos programas para ser voluntaria, y fue ahí donde encontró una actividad para leerles a los boroughbreds (como llaman a los animales del refugio), e inscribió a su hijo para que comenzara a ayudar a los perritos.

Las razones para hacerlo

Tiene 10 años y nos contó por qué le gusta leerles a los perritos de un refugio mientras esperan ser adoptados
Cortesía de Evan y Amanda para Genial.guru

Evan considera que es importante ayudar y amar a los animales porque ellos nos necesitan, así como nosotros los necesitamos también, y, sobre todo, porque merecen un hogar amoroso y lleno de respeto. Además, afirma que debemos amarlos, en lugar de abandonarlos en refugios, pues no lo merecen. “Ellos solo aman sin importar nada. Disfruto leerles porque puedo ver cómo pasan de estar asustados o estresados ​​a calmarse, y, a veces, hasta dormirse. Esa es la mejor parte de todo esto, saber que pude darles mi tiempo y logré calmarlos”, dijo Evan.

Lo que implica estar un día en el refugio

Aunque leerles a los perritos podría parecer una tarea sencilla, Evan hace toda una investigación cuando pasa un día en el refugio, pues tiene que coordinar con otros voluntarios y con el personal para saber qué animales son los que necesitan atención. “Reviso los sitios para ver quién es nuevo y para conocer su historia. Cuando llego al refugio, paso y saludo a todos los perros. Si hay algunos que se ven muy estresados, les leo o hablo con ellos para ver si puedo calmarlos un poco. Mi madre graba videos mientras yo les leo para que podamos compartir su historia y, con suerte, lograr que sean adoptados”, compartió el niño.

Tiene 10 años y nos contó por qué le gusta leerles a los perritos de un refugio mientras esperan ser adoptados
Cortesía de Evan y Amanda para Genial.guru

Por otro lado, contó que el refugio puede ser muy estresante para ellos, debido a que hay mucha gente caminando y muchos otros perros ladrando. “No están acostumbrados a eso y es bueno poder ser su amigo cuando tienen miedo”, afirmó.

La voz de un niño que hace la diferencia

Tiene 10 años y nos contó por qué le gusta leerles a los perritos de un refugio mientras esperan ser adoptados
© Cortesía de Evan y Amanda para Genial.guru, © Evan B / Instagram

La voz de Evan es reconfortante para los cachorros, y él siempre intenta mantener la calma cuando se dirige hacia ellos, a pesar de que ladren o se muestren muy emocionados. “Pienso que es importante. Les hablo como si todos fueran buenos chicos, les digo cosas positivas y les hago saber que estoy tratando de encontrarles un hogar para que sean adoptados. Es sorprendente cómo responden solo a las palabras”, señaló.

Tiene 10 años y nos contó por qué le gusta leerles a los perritos de un refugio mientras esperan ser adoptados
Cortesía de Evan y Amanda para Genial.guru

Además de calmar a los perros del refugio con historias, Evan también juega con ellos o les da premios. Aunque solo tendría que entregarle los juguetes y las recompensas al perrito que está escuchándolo leer, a veces consiente a toda la habitación porque visita a más de un amigo de cuatro patas. Cada vez que tiene la oportunidad, dona suministros, juguetes y mantas para los animales, y también es voluntario para hacer camas y objetos que puedan entretener a los perritos que llegan al refugio.

Un hijo ejemplar y una madre orgullosa

Tiene 10 años y nos contó por qué le gusta leerles a los perritos de un refugio mientras esperan ser adoptados
Cortesía de Evan y Amanda para Genial.guru, © Mae Woo- Nom De Plume / Instagram

Evan siempre había querido trabajar con perros. Hace aproximadamente 6 años, él y su madre adoptaron a uno al cual llamaron Milo, y eso lo inspiró para ayudar a otros como su mascota. Pero más allá de eso, sus ganas de estudiar el comportamiento de los canes más de cerca, caminar con ellos, alimentarlos e incluso entrenarlos está creciendo. “Él está trabajando lentamente hacia eso. La primera historia que escribió en segundo grado, como un ejercicio de vocabulario, era sobre su perro y terminó leyéndosela. Cuando aprendió a leer, utilizó a Milo como su audiencia, y eso le dio la confianza que tiene hoy”, compartió Amanda.

Lo más lindo es que Evan les muestra su amabilidad a todos, no solo a los animales, y su madre siempre intenta apoyarlo en sus ideas. “Él es el que se sienta con el niño solitario en el almuerzo. Es servicial y ama. Para él, los animales tienen su propia forma de expresarse, y espera ayudarlos compartiendo sus historias. Creo que es importante que los niños tengan ese tipo de positividad en todo momento. Nosotros somos amantes de los animales, y es triste ver a tantos perros sin hogar. Que un niño tenga ese tipo de conciencia es algo lo suficientemente poderoso como para restaurar un poco la fe en la humanidad”, agregó su madre.

Un mensaje importante para todos

Tiene 10 años y nos contó por qué le gusta leerles a los perritos de un refugio mientras esperan ser adoptados
Cortesía de Evan y Amanda para Genial.guru

Sin duda alguna, Evan tiene la misión de inspirar a otros y hacer un cambio en el mundo. A pesar de su corta edad, tiene muy claro el camino y ya está marcando una gran diferencia. “Quiero que los niños sepan que PUEDEN hacer la diferencia. Tenemos más en común con los animales de lo que nos damos cuenta, y pueden hacer mucho por nosotros por dentro y por fuera. Podemos aprender de ellos, y ellos pueden aprender de nosotros. Nos enseñan sobre el amor y la responsabilidad, y debemos amarlos a todos”, aseguró Evan.

¿Qué opinas de la iniciativa de Evan? ¿Qué otras historias de héroes sin capa conoces? Cuéntanos en los comentarios.