Genial
Genial

Rebel Wilson, del dolor de no poder ser madre a la felicidad de la maternidad subrogada

La actriz cómica Rebel Wilson tiene 42 años, y en los últimos 3 ha pasado por varios momentos realmente importantes en su vida. Pusieron a prueba su fortaleza física y mental y ahora se le ve como una mujer renovada, y feliz de haber tachado de su lista varios de sus deseos más importantes.

¿Cuál es la historia más conmovedora, pero con final feliz que conoces? ¿Qué es lo más desafiante que has hecho para hacer realidad tu sueño más grande?

Logró tener una hija, bajar de peso y encontrar el amor

En el 2019, mientras hacía el papel de Sarah en la película The Almond and the Seahorse, con la ilusión de empezar una familia, visitó a un médico de fertilidad, ya que sintió una conexión especial con el personaje. Sarah es una mujer que intenta ayudar a su esposo después de una lesión traumática, pero ella lucha con el fuerte deseo de ser madre. Esto hacía que Wilson se adentrara aún más en el personaje.
El trato que recibió del doctor no fue el mejor. Le dijeron que sufría de ovarios poliquísticos y esto hace que se le dificulte quedar en estado. Le dieron, como opción viable, congelar y cosechar sus óvulos, pero tenía que perder peso sí o sí.

El doctor le dijo sin rodeos: “te iría mejor si fueras más saludable”. Rebel, al escuchar esto, pensó que era realmente grosero. Pero lo que en el momento no se le vino a la mente fue que, en realidad, tenía razón, si realmente quería tener un hijo. Así que transformó esas palabras en algo positivo y tomó a su futuro hijo como fuente de inspiración.

El 2020 fue el año que le dedicó a su cuerpo, y perdió más de 35 kilos. Su meta no eran los números, estaba enfocada a ser una versión más saludable de ella misma. Pero en el fondo de todo, su principal inspiración era empezar a formar una familia. Primero estuvo sola y en algún momento comentó que no tenía pareja, que si llegaba alguien a su vida tenía que encajar y adaptarse a la etapa que estaba viviendo.

A pesar de sus esfuerzos y positivismo, Wilson tenía una preocupación. Por más que en la actualidad la tecnología ofrezca tantas opciones como la subrogación y los donantes de esperma, ella creía que a sus 39 años ya era tarde. Después pensaba en mujeres como Janet Jackson que inspiran a cualquiera, y hacen ver que nunca es tarde para ser mamá.

Pero de igual manera, fue realmente complicado el viaje de la fertilidad. Le dijeron que no podía ser madre por sus propios medios, después le dijeron que todos los óvulos que había recolectado hasta el momento no habían sobrevivido a la descongelación. Todo su esfuerzo de haber perdido tanto peso y haber pasado por 3 intervenciones quirúrgicas no habían servido de nada, porque no había embriones viables.

Después de todo esto, conoció a alguien mediante un amigo, con quien empezó a generar empatía. En un principio solo hablaban por teléfono, pero Rebel afirma que a pesar de que no se veían, fue una buena manera de empezar entablar una relación, iban de pasito en pasito, prácticamente.
También dijo que el proceso por el que estaba pasando para encontrar más autoestima, la llevó a ser más exigente en cuanto a las parejas, y ahora estaba feliz por haber encontrado a alguien que le hiciera sentir en una relación saludable.

Wilson no se rindió y siguió intentándolo. Tenía tantos sentimientos encontrados que en un momento se sentía perdida y al otro, esperanzada. Toda esta situación la ayudó en su actuación, ella comenta que fueron momentos muy emotivos, pero de igual manera la actriz nunca se rindió y sacó adelante todas sus fuerzas para lograr alcanzar sus más grandes deseos.

Más adelante la actriz hizo una publicación en su cuenta de Instagram donde salía con la diseñadora Ramona Agruma, afirmando que estaba en una relación con ella, y comentó: “Pensé que estaba buscando a un Príncipe de Disney, pero tal vez lo que todo este tiempo realmente necesitaba era una Princesa de Disney 💗🌈💗 #loveislove”.

El lunes 7 de noviembre de 2022, Rebel Wilson hizo pública una foto dando la bienvenida a su primera hija. Comentó que estaba muy feliz de anunciar el nacimiento de Royce Lillian, que vino a este mundo a través de un vientre en alquiler.
La describe como un hermoso milagro, le agradeció a la madre sustituta que la llevó y la dio a luz con tanto cuidado y gracia. Termina diciendo que está lista para darle todo el amor inimaginable a la pequeña, que siente mucho respeto por todas las mamás y está orgullosa de pertenecer al club.

Imagen de portada rebelwilson / Instagram
Genial/Historias/Rebel Wilson, del dolor de no poder ser madre a la felicidad de la maternidad subrogada
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos