Genial
Genial

Sandra Bullock comparte su experiencia como madre y demuestra que el amor va más allá de la genética

La estrella de Hollywood, Sandra Bullock, es bastante reservada y prefiere mantener a sus hijos alejados del centro de atención, pero recientemente se sinceró sobre la maternidad. Bullock, quien tiene 57 años, ya tenía un hijo adoptivo, Louis (12), cuando decidió adoptar a su hija, Laila, quien ahora tiene 10 años. Habló de los retos y las dificultades que ella y sus niños sufrieron durante el proceso de adopción, pero también compartió el lado maravilloso de ser madre.

En Genial.guru siempre nos conmueven y nos inspiran las historias de adopciones exitosas, así que decidimos profundizar y conocer un poco más sobre esta.

En 2010, Bullock y su marido de entonces, Jesse James, iniciaron el proceso de adopción de su primer hijo, Louis. Aunque la pareja se divorció poco después, la actriz continuó todo como madre soltera. Bullock adoptó al pequeño cuando solo tenía 3 meses y medio. “Es perfecto, no puedo describirlo de otra manera”, dijo. “Es como si siempre hubiera formado parte de nuestras vidas”.

Poco tiempo después conoció a su actual pareja, el fotógrafo Bryan Randall, quien, según Bullock, tiene una gran personalidad y siempre la ha apoyado en la crianza de sus hijos. En 2015 adoptó a una niña, Laila, quien tenía 3 años en ese entonces. Bullock explicó que la idea de adoptarla fue suya, y que su novio estaba ’’asustado pero muy contento’’. Aunque la pareja “no llevaba mucho tiempo junta” cuando se concretó esta adopción, la actriz recordó que ese fue el momento en que Randall se convirtió en una figura parental.

La actriz habló abiertamente de los retos de criar a una niña traumatizada, que había estado en tres hogares de acogida distintos antes de ser adoptada por Bullock. El efecto que esto tuvo en la pequeña fue evidente desde el principio: “Noté que tenía ciertos comportamientos extraños”, dijo Bullock. Se escondía dentro del armario, fingía que se escapaba u ocultaba comida, y era evidente que tenía miedo al abandono.

Pero Bullock se aseguró de demostrarle a su hija que siempre estaría ahí para ella. ’’Ella decía: ’Te voy a dejar’. Y yo le decía: ’Bueno, voy a estar justo detrás de ti. Sabes que puedes irte, pero yo voy a estar aquí. No me voy a ir a ninguna parte", reveló. Admitió que criar a una niña que ha sufrido un trauma no fue fácil. La actriz tuvo que someterse a una evaluación antes de la adopción, así como tomar clases sobre cómo criar a un pequeño traumatizado.

Sin embargo, Bullock cree que todo valió la pena. ’’Cuando miro a Laila, no tengo ninguna duda de que ella debía estar con nosotros’’, confesó. También habló de cómo su pareja, Randall, no estuvo involucrado en la adopción de sus 2 hijos, pero sí fue un gran apoyo.

Al describir cómo la ven sus hijos, Bullock dice: ’’Solo soy la madre. Cuando no estoy, me echan de menos. Cuando estoy, soy molesta, y así es exactamente como debe ser“. Pero no oculta lo orgullosa que está de ellos: “Me encanta cómo son. Cada día puedo ver quiénes son. Soy una afortunada de poder estar cerca de mis hijos todo el tiempo, de ver cómo crecen y en la persona en que se convertirán. Y no podría estar más orgullosa”.

¿Crees que criar hijos adoptados es muy diferente a tener niños biológicos? Hablemos de ello en los comentarios.

Genial/Historias/Sandra Bullock comparte su experiencia como madre y demuestra que el amor va más allá de la genética
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos