Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un chico adoptó a un gato de albergue y en cambio recibió mucho más que simplemente gratitud

El gato Butters solo tenía tres meses cuando el chico de buen corazón Luke lo adoptó de un albergue en Filadelfia. Quería brindarle a un animal abandonado un hogar nuevo, pero, en cambio, él mismo recibió un regalo que no se puede canjear por nada.

En Genial.guru nos conmovió la historia sobre los buenos sentimientos entre este humano y su amigo peludo y queremos compartirla contigo.

“Lo adopté a él y a su hermana Muffins den un albergue, y este gatito amarillo empezó a pegarse a mis mejillas y cuello, buscando leche. Seguramente esto está relacionado con que fue separado de mamá demasiado pronto. Por eso ahora yo soy su ‘mami’”, compartió Luke.

Izquierda: Butters, derecha: Muffins.

Luke subió las fotos con su nuevo amigo en Internet, y están sobrecargadas de un amor infinito. “Cada vez me abraza como si se estuviera despidiendo de mí para siempre”, este comentario agregó el joven debajo de sus fotos.

Butters no necesita un motivo para abrazar: adora a “su humano” y le regala todo su amor. “Hasta ahora se frota contra mi, me amasa con sus patitas e intenta estar tan cerca como pueda. No lo canjearía por nada en el mundo”.

Cuando Luke adoptó a Butters de un albergue, solo quería ayudarle al gatito que tan pronto quedó sin mamá. Y, como resultado, consiguió el verdadero amor del gato que ahora adora a Luke más que todo en el mundo y le expresa su gratitud cada día con cariño y caricias.

¿Tienes una bolita peluda en casa? Cuéntanos cómo llegó a tu vida.

Imagen de portada Lasallexc / reddit