Un joven y su abuela de 89 años viajan conociendo todos los parques nacionales de Estados Unidos y la razón es muy conmovedora

Brad Ryan es un joven veterinario de Washington que trabaja como gerente de un programa para el Instituto Nacional de Zoología y Conservación de Biología del Smithsonian. Él tiene algo que lo distingue del resto: el hombre viaja con su abuela Joy Ryan, de 89 años, desde hace 4 años para conocer todos los parques nacionales de Estados Unidos. ¿La razón de esto? Cumplir el sueño de la abuela, quien no pudo visitar estos lugares en su juventud.

Genial.guru descubrió más de esta historia, donde nieto y abuela se embarcan por el país para conocer todos sus parques.

Joy no pudo viajar lo suficiente cuando era joven, algo que lamentaba mucho

Brad y Joy han estado recorriendo miles de kilómetros y parques nacionales de Estados Unidos desde 2015. Todo luego de que una conversación (una década atrás) marcara la partida de esta historia. En ese momento, el muchacho iba a realizar un recorrido por el sendero de un parque, cuando su abuela comentó que lamentada no haber viajado más en sus años de juventud. Brad, de inmediato, la invitó y ella no dudó.

Abuela y nieto ya han recorrido 29 de los 61 parques nacionales

Justo en ese entonces, Brad estaba en el cuarto año de su carrera y buscaba tomar un descanso. Por eso planificó conocer los 61 parques nacionales junto con Joy, de los cuales llevan 29. El primero al que llegaron fue el Parque nacional Grandes Montañas Humeantes, en 2015, y desde entonces, ya han conocido los populares Badlands, Yellowstone, Gran Cañón y muchos otros más.

El primer viaje juntos fue en 1983

Cuando el médico veterinario era niño, viajó por carretera con la persona que más ama: Joy. Era 1983, y juntos llegaron a Canadá para “pescar y divertirse”, tal y como relata en su publicación en Instagram. “He retenido un solo recuerdo de ese viaje, alimentando a las gaviotas en una playa junto al lago, por lo que ver estas fotos por primera vez hoy es indescriptiblemente especial”, dijo.

El viaje ha tenido cosas muy buenas y otras no tantas

A lo largo del viaje han tenido contratiempos y muy buenas experiencias. Sobre la primera, Brad dijo que el haber sido atacados por un alce durante su estancia en el Parque nacional Glaciar fue, sin duda, lo más terrible. Mientras que lo positivo de todo fue ver a su abuela “entrar en contacto con su niña interior” o verla disfrutar el amanecer sobre el Gran Cañón.

Meta final: 2020

Ahora, Brad y Joy esperan culminar la travesía para 2020, momento en que también celebrarán los 90 años de ella. Ambos se han hecho conocidos en Estados Unidos, y los canales de televisión no dejan de entrevistarlos para conocer de la historia.

¿Alguna vez has hecho algo así por tus abuelos? ¿Qué comentarios se merece el gesto de Brad para su abuela Joy? ¡Comparte más abajo tus comentarios!

Compartir este artículo