Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un niño ha recaudado más de 100 mil dólares con sus pequeños koalas y donará todo para ayudar a Australia

Cuando se trata de hacer la diferencia y ponerse manos a la obra para intentar salvar nuestro planeta, no hay edades. Un ejemplo de eso es un pequeño niño llamado Owen, quien, al enterarse de lo que estaba sucediendo en Australia, decidió colaborar para que las sociedades de rescate pudieran ayudar a mas animales afectados. La idea que se le ocurrió es muy tierna, por lo que vale la pena conocerla.

Toda iniciativa que sirva para ayudar a salvar la fauna de Australia es bienvenida, por lo que Genial.guru quiere contarte más sobre lo que está haciendo el pequeño Owen junto con su familia.

Cuando las noticias tristes tocan el corazón de un niño

Owen Colley tiene seis años. Vive en Massachusetts, Estados Unidos, y hace unas semanas se enteró de lo que estaba ocurriendo en Australia. Muy triste, le preguntó a su mamá si los animales estaban heridos, y la respuesta afirmativa lo entristeció muchísimo.

Sin decir nada, fue a su habitación y dibujo un canguro, un dingo y un koala bajo la lluvia. Esa obra representaba su deseo de que la tormenta aliviara los incendios. Era la primera vez que el niño deseaba algo así, por lo que su mamá decidió preguntarle si quería ayudar. Y su carita se iluminó. ¡Claro que deseaba hacerlo! Después de eso, surgió la conmovedora idea que ambos pensaron para lograrlo.

Un koala de arcilla para salvar a uno de verdad

A todos los niños les gusta moldear arcilla, y eso incluso forma parte de sus juegos. Sin embargo, Owen y su mamá comenzaron a hacer pequeños koalas de este material para entregar uno por cada donación que recibieran.

Los padres de Owen comenzaron una pequeña campaña en las redes sociales. El objetivo era ayudar con las donaciones a una organización de rescate de vida silvestre ubicada en Nueva Gales del Sur, Australia, llamada Wildlife Rescue South Coast. La respuesta de las personas no se hizo esperar.

Entonces, la familia tuvo que abrir una cuenta en GoFundMe, un sitio que ayuda a las personas a recaudar fondos a un nivel mayor. Los Colley enviarán un koala de arcilla por cada donación de 50 USD, y ya entregaron más de cincuenta pequeños animales. Hasta el momento, el pequeño ha recaudado más de 100 mil dólares que serán enviados a Australia. Todos están invitados a hacer su aporte.

Manos de niño trabajando por una buena causa

La conexión con Australia comenzó cuando Owen era pequeño, ya que vivió allí una temporada junto con su familia. Aunque no recuerda mucho, se siente orgulloso de ello y le gustaría volver. De hecho, se sabe el nombre de varios animales autóctonos de la región: uómbat, dacelo, koala, canguro, demonio de Tasmania, entre otros.

Por eso, no fue difícil para él crear a los pequeños koalas de arcilla. Su mama le hizo un boceto y él se puso manos a la obra. Utiliza arcilla color plata para el cuerpo, y negra y blanca para las orejas y el rostro. Le toma entre 3 y 4 minutos hacer un animalito con todos sus detalles. Una vez terminados, la mamá de Owen los hornea durante 17 minutos, y listos los preciosos koalas de arcilla de Owen, como a él le gusta llamarlos.

Las donaciones son cada vez más, pero las personas deben tener paciencia y esperar su animalito. No deben olvidar que quien los crea es un pequeño niño de seis años. De todas maneras, nadie tiene problemas en esperar, pues vale la pena.

25 USD sirven para alimentar a un joven canguro durante un mes. Los padres de Owen se lo explicaron de forma que él entienda, así que no deja descansar sus manitos, pues sabe que el dinero recaudado hasta el momento está ayudando a cientos de canguros y koalas. Además, con esta noble acción está logrando que muchas más personas aprendan sobre Australia y su magnífica vida silvestre.

La vida silvestre de Australia en peligro

Sin incluir a las ranas, insectos y murciélagos, son casi un billón de animales los que se vieron afectados por los impresionantes incendios que tuvieron lugar en Nueva Gales del sur y otras regiones australianas. Millones de ellos perdieron la vida, según la Universidad de Sídney. El fuego arrasó con la singular flora y fauna del lugar. Parques nacionales, matorrales y bosques quedaron reducidos a cenizas.

Los incendios forestales no son novedad en el país, pero con cada año que pasa, la intensidad crece debido al cambio climático. Las sequías, sumadas al calor excesivo, dan como resultado el feroz desastre. Las llamas se vuelven incontrolables, poniendo en peligro el equilibrio ecológico, a los habitantes humanos y animales.

“Gracias por ayudar a los animales australianos. Con amor, Owen”.

Cada pequeña acción por ayudar a mejorar la situación no pasa desapercibida. Cada uno puede aportar su granito de arena para revertir el cambio climático y sus consecuencias, como están haciéndolo Owen y su familia.

¿Qué piensas cuando te enteras de este tipo de iniciativas? ¿Qué otras ideas se te ocurren para ayudar? Tu opinión es importante para nosotros. Por favor, compártela en los comentarios.