Genial
Genial

Una madre con una rara condición en la piel aprendió a aceptarse a sí misma y se convirtió en modelo

“La belleza va más allá de la piel”, indica Iomikoe Johnson, cuya decisión de no ocultar quién es en realidad no solo la volvió exitosa sino también conmovió a miles de personas. Su enfermedad se llama vitiligo y debido a esto ella ha sufrido mucha negatividad y ansiedad. Pero con la ayuda y el apoyo de su novio, familia e hijos, esta mamá ha crecido muy tranquila y confiada en su propia piel. Desde ese entonces ella ha cumplido con la misión de darle fuerzas a otras personas.

En Genial.guru adoramos su historia de autoaceptación y el impulso que dio para ser una inspiración positiva para otras personas, por eso queremos compartir su historia contigo.

El vitiligo es una condición en la cual las células pigmentarias mueren y hacen que el color de la piel pierda su pigmento llevando a que el área afectada se vuelva blanca. La enfermedad es considerada relativamente común e incurable. Iomikoe ha aprendido a aceptar su piel y a sí misma. “Quiero que el mundo vea mi arte. Soy un arte viva, un arte humana”, indicó ella.

Iomikoe ahora tiene 38 años, desarrolló vitiligo cuando tenía 25 y en ese tiempo no sabía lo que era. Cuando notó por primera vez las manchas blancas en su brazo, ella pensó que se trataba de cáncer, pero cuando inexplicablemente se extendieron hacia otras áreas de su cuerpo, se dio cuenta de que se trataba de algo diferente. Durante este periodo de su vida ella fue hostigada por su apariencia, siendo llamada “vaca” y “dálmata” por algunas personas, mientras los desconocidos en la calle la miraban fijamente, los niños tenían miedo de acercarse a ella y había quienes se rehusaban a darle la mano.

Esas interacciones negativas la afectaron demasiado y en ese entonces no salía de su casa sin gastar horas en aplicar maquillaje sobre todas las partes afectadas de su cuerpo. Además de aplicarse maquillaje, ella tenía que usar prendas de manga larga para no ser discriminada debido a su apariencia.

El cambio y la aceptación arribaron a su vida cuando ella conoció a su novio, el cual le dijo que la amaba con o sin maquillaje. Fue en ese entonces cuando decidió aceptarse y hacer un esfuerzo consciente para dejar de ocultarse bajo una base de maquillaje y correctores.

Ella dice que le dijo lo siguiente: “Si no vas a usar maquillaje cuando estás conmigo en casa, entonces no necesitas usarlo en el mundo exterior para que todas las personas vean lo guapa que eres, y si a ellos no les gusta esto, es su problema”.

De esta manera pudo desarrollar su confianza, y contando con el apoyo de su familia, Iomikoe prestó atención a la modelo y portavoz canadiense Winnie Harlow para inspirarse, porque ella también tiene vitiligo.

Hoy en día Iomikoe está involucrada en muchos proyectos, incluyendo un libro (The Spotted Girl Who Empowered the World), es la protagonista en una película próxima de estrenar, creó una línea de ropa (“My Confidence is Contagious”), todo sumado a su carrera de modelo, la cual utiliza para difundir su mensaje e inspirar a todas las personas con vitiligo.

“Quiero que las personas sepan que la belleza comienza desde el interior. Si yo puedo hacerlo, entonces tú también podrás, cree en ti mismo y ama la piel en la que estás”.

La historia de Iomikoe Johnson es inspiradora, conmovedora y lleva un poderoso mensaje positivo, de amor propio, aceptación, confianza. ¿Conoces a alguna persona que tenga vitiligo, cuál ha sido su experiencia? Nos gustaría leer tus historias, no olvides compartir el artículo con tus amigos.

Genial/Historias/Una madre con una rara condición en la piel aprendió a aceptarse a sí misma y se convirtió en modelo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos