Genial
Genial

Una mujer italiana de 93 años conquistó los corazones de miles de personas por su acto bondadoso: con una historia así vale la pena comenzar cada día

Esta encantadora mujer de la ciudad italiana de Vicenza se llama Irma y tiene 93 años. A pesar de su edad, goza de una gran energía y un fuerte deseo de mejorar el mundo. Su nieta publicó en su página de Facebook las fotos de su abuela que conquistaron Internet.

Genial.guru decidió averiguar cómo esta "abuelita" sorprendió a miles de personas y qué hazaña está firmada con su autoría.

No importa quién eres y a qué te dedicas, nunca es demasiado tarde para contribuir a mejorar el mundo. Y es genial que haya personas a tu alrededor que, con su ejemplo, te recuerden que para las buenas obras solo necesitas el deseo de hacerlas.

Elisa, la nieta de Irma, contó cómo esta mujer incansable decidió emprender un largo viaje. Pero su propósito no era descansar, en lo absoluto, quiso convertirse en voluntaria en un albergue para niños en Kenia.

Según su nieta, Irma siempre ha amado la vida y nunca se ha detenido ante cualquier obstáculo. Ella sabe de primera mano qué significan las dificultades, por lo que trata de ayudar a los demás. Irma quedó viuda a los 26 años de edad, con tres hijos a su cargo, sobreviviendo más tarde a la muerte de uno de ellos. Su vida no ha sido fácil y siempre ha tenido que confiar solo en su propia fuerza.

Hace muchos años, el destino la hizo conocer al padre Remigio, un misionero que pasaba su vida ayudando a la gente en Kenia. Irma lo apoyó durante muchos años. Ahora, Don Remigio estaba en el hospital. Las ganas de visitar Kenia, las guarderías y hospitales que el propio sacerdote construyó, inundaban a Irma desde hacía varios años. Y finalmente, su deseo se hizo realidad.

Ahora que está allí, Irma ayuda a los niños tanto cuanto puede. Les enseña inglés y matemáticas en la escuela de la ciudad de Malindi. Ella se llevó a Kenia agujas, hilos de colores, tijeras y pegamento para hacer junto a estos niños hermosas postales y cajas de regalo, que ya le encantaba a ella crear cuando estaba en su casa en Italia.

El amor de Irma por la vida y su energía asombran a cualquiera. La edad para ella no es en absoluto una excusa para privarse de un viaje disfrutando de la brisa. A pesar de todas las dificultades, ella continúa disfrutando de la vida.

En África, Irma planeaba quedarse solo por unas semanas, pero es probable que ella quiera quedarse para siempre.

Esta mujer inculcó también a sus hijos y nietos el deseo de ayudar a los demás. En 2016 y 2017, su nieta Elisa ayudó voluntariamente a los refugiados sirios en Grecia, que sufrieron durante los conflictos en Oriente Medio. El gesto de Irma inspira a miles de personas en todo el mundo y comparten comentarios en las redes sociales inundados de bondad y emoción.

Sus buenas obras son un ejemplo para todos nosotros, porque para la virtud, el altruismo y el coraje no existen obstáculos. Nunca es demasiado tarde para comenzar a realizar actos bondadosos y de generosidad.

¿Qué te ha parecido la historia de Irma? ¿Existen personas entre tus conocidos que destacan por sus buenas obras?

Genial/Historias/Una mujer italiana de 93 años conquistó los corazones de miles de personas por su acto bondadoso: con una historia así vale la pena comenzar cada día
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos