Genial

Usuarios de la red contaron qué cosas de otras personas los sacan de quicio más que el sonido de las uñas sobre el cristal

El crujido del poliestireno o alguien haciendo ruido mientras come con la boca abierta nos pone al rojo vivo. Pero estos sonidos no son nada en comparación con cómo pueden sacarnos de quicio los actos de otras personas. Y aunque es entendible que haya estereotipos que se han conservado en la sociedad durante siglos y que no pueden erradicarse tan fácilmente, ¿cómo puede explicarse el desvergonzado deseo de interferir en la vida de otra persona e indicarle cómo tiene que verse y cómo debe comportarse?

Genial.guru leyó estas historias y se dio cuenta de que muchas personas realmente se esfuerzan para sacar a otros de quicio. Esperamos de corazón que en tu entorno no haya nadie que se parezca ni remotamente a los personajes mencionados en esta selección.

  • Soy alérgica a la lactosa. No, no me muero asfixiada si bebo un vaso de leche, pero inmediatamente me salen erupciones en el pecho y en la espalda, cosa que no es muy agradable. El problema es que si digo que no voy a comer algo que contenga lactosa, escucho como respuesta: “Sí, las alergias a la lactosa y al gluten están tan de moda hoy en día”, “Oh, pues te di unos panqueques que en realidad hice con leche y no con agua, y no moriste, deja de inventar”. Me saca de quicio. © CorneliaHale12 / Pikabu

  • Hago pasteles por encargo, y realmente me molesta no poder ir a una fiesta o a un cumpleaños sin un pastel. Quiero decir, tengo que llevar uno decorado con modelado de fondant y, además, comprar un regalo. Este es mi trabajo, que amo mucho, por cierto; no obstante, también me canso. Quiero ir a una celebración simplemente como invitada, hermosa, arreglada, quiero que me inviten porque quieren verme, no para que lleve un pastel. Estoy cansada de esas caras y frases ofendidas como “Podríamos estar tomando té con un rico pastel ahora, pero a alguien le dio demasiada pereza hornear uno”. Ya no horneo para los míos. © mandarinka13 / Pikabu

  • Estaba regalando la ropa de mi hijo, que ya le quedaba chica, en un sitio conocido. En los mensajes, una mujer estaba literalmente rogando que le diera todo a ella, porque era soltera, su esposo la había abandonado y criaba a un niño sola. Me dio lástima y le regalé todo. En menos de una hora, todos mis artículos ya estaban publicados en otro sitio por dinero. Me enfureció tanto que, bajo el apodo de mi esposo, acordé comprarle todo. Arreglamos un encuentro, fui y, con cara de póker, le quité todo, sin pagarle, naturalmente. ¡Me pone furiosa esa clase de personas! © Oídoporahí / Vk

  • Traje a casa a un pequeño gatito de la calle, hambriento, congelado. Le di de comer, lo calenté, lo llamé Pompón y se quedó a vivir conmigo. Por la noche, mi hermana vino a visitarme y, de repente, comenzó a ponerse histérica al respecto. Que todo el departamento se llenará de pelo y de suciedad, que la mitad de mi salario irá al mantenimiento de ese bastardo, etc. ¡Es mi departamento, mi salario y mi gato! Es cosa mía. © Oídoporahí / Vk

  • No soy empleado de supermercados ni de grandes cadenas minoristas, pero me molesta cuando noto, por ejemplo, quesos glaseados que se derriten y se deterioran abandonados entre las especias, o huevos escondidos en el sector de productos químicos domésticos. Frente a mis ojos, una señora tomó una lechuga de un refrigerador y la dejó en un estante con pan caliente. Estos productos se deterioran, adquieren una apariencia no comercializable y luego se devuelven a su lugar y se venden a otro comprador. Si lo llevas a la caja registradora, allí habrá personas que regresarán todo a su sitio. Simplemente no lo entiendo. © Pravosudor / Pikabu

  • Papá pasó de ser un trabajador de una fábrica a un político de alto rango. Trabajaba 16 horas al día, y realmente me enfurece la actitud de los demás a nuestro alrededor. Una vez, la profesora de matemática dijo frente a toda la clase que yo no esperara que mi padre fuera eterno. Cuando simplemente respondía alguna pregunta incorrectamente, otros maestros me decían que vivíamos a expensas de lo robado (y el hecho de que mi padre haya trabajado durante 20 años no es recordado, claro). Incluso me bajaban las calificaciones a propósito para que mi familia pagara más. Pues, ¿cuál es el problema, si tenemos el dinero para hacerlo? © Oídoporahí / Vk

  • En una época, mi esposo bebía demasiado alcohol, con todo lo que eso conlleva. Ahora lleva más de un año sin beber; nos casamos y encontró un buen trabajo donde lo valoran. Yo también dejé de beber, ya que considero importante apoyarlo. Mis parientes, en reuniones familiares, una y otra vez me ofrecen una bebida, y a él le recuerdan sus “hazañas” pasadas. No entiendo, ¿cuál es la necesidad de “ahogar” conscientemente a una persona y restregarle el pasado en la cara? © Oídoporahí / Vk

  • Me sacan de quicio las personas que constantemente repiten que nadie necesita educación superior en nuestros tiempos, diciendo que “solo es un papel”. ¿Los médicos solo obtienen un papel? ¿Los abogados? ¿Tal vez los ingenieros, los arquitectos, los profesores? Si una persona estudió durante 5 años para ser “gerente administrativo” y luego fue a trabajar de cajero común, es un problema de ese sujeto y su elección, pero en muchas áreas no hay nada que hacer sin un diploma. Estudié durante 5 años para convertirme en biotecnóloga industrial para hacer medicamentos para la gente. Entonces, ¿mi educación superior también es una tontería innecesaria? © Oídoporahí / Vk

  • Me sacan de quicio las mujeres que “hacen sacrificios”. “Estoy dispuesta a todo por él”, “dejé la universidad por su bien”, “haré cualquier cosa por mi hijo”... Y luego comienzan a echarte todo en cara, afirmando que ellas lo hicieron todo por ti y ahora son infelices, y tú no les diste nada, así que eres un miserable. Demonios, vive como quieras. Si no te sacrificas, pero eres feliz, será mejor para todos. © Oídoporahí / Vk

  • No entiendo a las personas que salen a la carretera con el único propósito de molestar a los demás. Apenas avanzan en sus autos, pero nunca ceden el paso, aunque pueden hacerlo, e incluso evitan deliberadamente que te les adelantes. ¿Qué es eso? ¿Un deseo de enseñar una lección de vida? En realidad, se ve patético. © James Robbins / Quora

  • Me enfurece terriblemente cuando una persona te envía una contestación al correo electrónico y no responde ninguna de las preguntas que le hiciste. © ekpvino / Reddit

  • A mí verdaderamente me asombra mi novio. ¿Cómo se puede hacer todo tan lentamente? Estábamos en su casa y fuimos a la cocina. Él tenía que cortar carne para la cena de su gato, y yo, cocinarnos algo sabroso. En pocas palabras: pasamos la misma cantidad de tiempo en nuestras tareas. Yo terminé de cocinar hígado a la crema con arroz y una ensalada, y él cortó 100 gramos de carne de res para su amado gato. ¡Es una locura! Simplemente no entiendo, ¿cómo es posible? © Oídoporahí / Vk

  • Me enfurecen las personas que dejan montañas de basura detrás de ellas. Es una falta de respeto para con los demás y con aquellos que finalmente tendrán que limpiarlo por ti. Simplemente hazlo tú mismo; después de todo, no es tan difícil. © inconspicuous_swirls / Reddit

  • El infierno de una persona puntual es cuando acuerdas encontrarte con alguien a las 19:00 h, casi has llegado al lugar designado, son las 18:50 y recibes un mensaje que dice: “Avísame cuando hayas salido”. Y entiendes que esa persona todavía ni siquiera ha dejado su casa. © grafskype / Pikabu

  • Hoy viajé en el metro. A mi lado había un asiento libre. En una de las estaciones subió un hombre con 2 niños: una nena de 4 años y un niño muy pequeño, que tenía en brazos. En sus manos había una bolsa grande y, aparentemente, pesada. El hombre hizo sentar a la niña y se paró a su lado. Me levanté y le cedí mi asiento, simplemente porque iba a ser mucho más fácil para mí estar de pie que para él, con un bebé en brazos y una bolsa grande en las manos. Me agradeció sinceramente y se sentó. Y sabes, algo extraño comenzó a suceder. Una anciana que estaba sentada cerca (no, tenía unos 40 años, pero realmente se comportaba como una anciana) comenzó a quejarse en voz alta sobre cómo podía ser que una chica le cediera el asiento a un hombre, y alguien sentado cerca comenzó a asentir mostrando consentimiento. Cómo me enojan esos estúpidos estereotipos de género. © Shirhen / Pikabu

  • Creo que en nuestro tiempo les resulta difícil vivir no a los gordos ni a los flacos, ni a los altos ni a los bajos. ¡Quien realmente la tiene difícil es el educado! Me molesta cuando alguien come o mastica chicle con la boca abierta, pone una bolsa sucia sobre la mesa, interrumpe, bosteza sin cubrirse la boca, etc., y lo notas todo, pero no puedes decir nada porque te criaron de tal manera que no puedes poner a alguien en una situación incómoda. Pero, sobre todo, me sacan de quicio las personas que no tienen tacto, pero se consideran a sí mismas simplemente directas. © Oídoporahí / Vk

  • No me gustan las personas que no toman en serio sus responsabilidades laborales. Por supuesto que entiendo que todo sucede en la vida, y que alguien puede odiar su trabajo y el puesto que ocupa actualmente. Pero creo que, dado que has decidido hacer exactamente lo que estás haciendo, y dado que te pagan por hacerlo, ten la amabilidad de abordar tus deberes de manera responsable. © Ayush Agarwal / Quora

  • Me molesta terriblemente la gente que cree que “comer menos” es la forma más segura de perder peso. Pesaba 47 kg, me enfermé, tuve que tomar hormonas, aumenté más de 15 kg, y eso que raramente consumo más de 1 500 kcal por día, camino al menos una hora y giro el hula hula. Esto apenas me alcanza para no engordar aún más, y un aumento de la actividad física solo conduce a dolor en las articulaciones. Ya cállense con su desprecio por la gente gorda, ¡ya es lo suficientemente difícil sin ustedes! © Oídoporahí / Vk

  • Me molestan mucho las personas que preguntan: “¿Por qué todavía no estás casada a los 30 años? Bueno, al menos ten un bebé sola”, mientras que ellas mismas viven con esposos a quienes no aman, sola para tener a un hombre cerca, o están con alguien que les es infiel. Y no quiero eso. Sé lo que es amar y ser amada, pero sucede que la gente muere antes de tiempo... Y no necesito a otro. Y tener a un bebé sola sería puro egoísmo. Además, me siento cómoda así. Déjenme en paz, tal vez mi destino sea estar sola. Y, mientras ustedes apenas llegan a fin de mes, yo viajo por el mundo. Y mi amado me protege desde el cielo, yo lo creo así. © Oídoporahí / Vk

¿Qué es lo que más te saca de quicio de otras personas? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Imagen de portada Oídoporahí / VK