Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Beneficios para tu bebé si lo dejas que coma con las manos, aunque se ensucie

Cada etapa del crecimiento de un niño es maravillosa. Cuando el bebé comienza a comer alimentos sólidos, las mamás nos debatimos entre dejarlos tomar la comida con sus curiosas manitos, o enseñarles a usar los cubiertos. Esto último lo aprenderán con el tiempo, pero es importante que dejemos que los bebés utilicen sus manos para alimentarse, pues esa actividad es buena para su desarrollo. Sí, aunque lo ensucian todo y pasen de la sillita de comer a la bañera directamente. De hecho, los pediatras llaman a esta forma de alimentación infantil, el método Baby Led Weaning.

Genial.guru se interesa por el crecimiento saludable de los niños, así que te cuenta de qué trata este método y los 5 beneficios de que tu bebé coma con las manos.

El método BLW o Baby Led Weaning

El BLW nació en el Reino Unido hace unos años. Fomenta la exploración del mundo de la comida a través de las manitos del bebé. Aunque a las madres les cuesta hacerse a la idea de dejar que su hijito termine con puré de zapallo de la cabeza a los pies, el método enseña que así los bebés pueden descubrir texturas, aromas y sabores por su cuenta, estimulando todos sus sentidos y ayudando en su desarrollo y su futura relación con los alimentos. Antes de comenzar a dejar que el bebé coma solo, sin cucharas, es necesario tener en cuenta ciertas pautas:

  • El bebé nunca debe estar solo al momento de comer. Que coma con sus manos no quiere decir que la mamá no esté atenta vigilando.

  • El bebé ya no debe tener el reflejo de extrusión, que es cuando expulsa con la lengua los alimentos hacia afuera, y tiene que mostrar interés por la comida.

  • El bebé tiene que poder sentarse erguido. Los alimentos son ofrecidos por la madre, pero no se los da en la boca.

  • Lo ideal sería que el bebé coma lo mismo que el resto de la familia, sentado a la mesa con ellos.

  • No hace falta que el bebé tenga dientes.

Una vez el bebé esté listo, comer con las manos beneficiará su desarrollo en estas formas.

1. Desarrollo de habilidades motoras finas

Al ofrecerle alimentos pequeños, finos o de diferentes formas, el bebé va afinando la capacidad de agarrar objetos que le exigen esfuerzo y habilidad. También aprende para qué sirve cada parte de sus manos, las ejercita y fortalece su movilidad. Con la práctica, el bebé querrá imitar a la familia y tomar los cubiertos. La práctica lo hará sentirse seguro y hasta podrá tomar el vaso de agua solito, sin problemas.

2. Desarrollo de la coordinación mano — ojo

Lo logra cuando elige lo que desea llevarse a la boca de todo lo que ve en el plato. Toma lo que le llama la atención y decide si lo prueba o no. Así va mejorando la coordinación mano — ojo.

3. Desarrollo del sentido del tacto

En el plato, el bebé ve diferentes alimentos. Los toma, los examina, relaciona colores y sabores con las diferentes texturas y tamaños, estimulando su sentido del tacto.

4. Desarrollo de anticuerpos

Que las manos del bebé estén en contacto con los alimentos ayuda a su organismo a crear anticuerpos. A la vez, lo ayuda a tener un estómago resistente a infecciones.

5. Desarrollo de la independencia

Comer con las manos no es fácil al principio. El bebé tiene que lograr tomar lo que quiere y llevárselo a la boca. Va descubriendo de lo que es capaz a medida que aprende cómo agarrar cada alimento. Esto estimula sus ganas de continuar aprendiendo como realizar otras cosas por sí mismo.

6. Desarrollo del control del apetito

Un estudio relaciona el BLW con el control de la saciedad. Hasta el momento que el bebé comienza a comer solo, asocia el “hambre” con la leche materna. Ahora, aprende a manejar su apetito porque dejará de comer cuando se sienta satisfecho. De esta manera se sientan las bases de futuros hábitos de alimentación saludable y equilibrada.

7. Desarrollo de la curiosidad natural por los alimentos

Según una investigación, los niños pueden manifestar ciertas dificultades para tolerar alimentos sólidos, si no fueron introducidos en su alimentación antes de los 10 meses de vida. Es alrededor de los 6 meses cuando el bebé siente curiosidad natural hacia la comida. Momento ideal para presentarle diferentes alimentos para que los apriete, estruje, saboree, huela. En el futuro es probable que el niño acepte comer alimentos nuevos y buenos para su salud.

8. Control de posibles alergias e intolerancias

Al comenzar a alimentar al bebé con este método, los alimentos se introducen de a uno para tener un mejor control de lo que come y cuánta cantidad. Así es más sencillo detectar posibles intolerancias o alergias y detenerlas a tiempo. Incluso, es más fácil averiguar qué le gusta y qué no.

9. Lactancia materna prolongada

Que el bebé coma comida sólida por sí mismo no quiere decir que dejará de necesitar leche materna. Esa será su fuente nutritiva primordial, por lo que el bebé no se sentirá demasiado saciado con la comida y seguirá pidiendo leche. Pues, la comida debe ser un complemento hasta que esté preparado para dejar de mamar. La leche materna contiene una hormona llamada leptina, que ayuda al niño a sentir saciedad y por lo tanto, a controlar su apetito.

10. Desarrollo de la socialización con la familia

Sentar al bebé en la mesa junto con el resto de la familia, ayuda a desarrollar una buena relación tanto con los alimentos, como con los demás. Comer con la familia es una excelente forma de evitar la obesidad infantil en el futuro. También, ayuda al pequeño a comer lo mismo que el resto más rápido. De eso se trata el método BLW, de que el niño se acomode a la dieta que normalmente sigue su familia. Obvio, que hay que poner atención de que esta sea sana y completa.

Cuándo y cómo comenzar

Según Unicef, la lactancia materna debe prolongarse hasta los seis meses de vida. Luego de esa edad, el pediatra comienza indicar los alimentos que se le pueden ofrecer.

En cuanto a la comida que se le ofrece al pequeño, esta debe ser de un tamaño que él pueda agarrar, que entren en su mano y sobresalgan un poco. La textura de los alimentos debe ser blanda, fácil de disolver en la boca, ya que no tiene molares todavía. Las carnes tiene que ser cortadas a la fibra, de forma transversal.

Los pisos se limpian y la ropa se lava, pero el desarrollo de un bebé se produce una sola vez. Ármate de paciencia y deja que tu hijo disfrute de su comida con las manos sin restricciones.

¿Conocías el método BLW? ¿Cuál es la comida que más disfruta de tomar con las manos tu bebé? ¡Coméntanos tu experiencia!