Genial
Genial

12 Peculiaridades del cabello para que aprendas a cuidarlo sin depender de ningún truco

Internet está repleto de consejos y trucos para cuidar el cabello que a veces pueden marearnos o que se contradicen entre sí. Al final, terminamos en la peluquería pidiendo que nos corten unos cuantos centímetros, nos compramos el producto que el estilista nos recomienda y volvemos a empezar. Entonces, lo mejor es aprender de los expertos para entender cómo se comporta el cabello y poder tomar nuestras decisiones.

En Genial.guru, vamos a contarte detalles y curiosidades sobre tu cabello para que aprendas a cuidarlo.

1. Crece alrededor de media pulgada por mes

El cabello crece alrededor de media pulgada por mes. Tenemos en promedio 120 000 folículos y todos pasan por distintas fases de su ciclo de vida: crecimiento, transición, descanso y caída. Es bueno saber que el cabello va a seguir su ciclo natural, no importa si decides cortarlo o no.

2. La caspa también es conocida como dermatitis seborreica

La caspa no es un problema del cuero cabelludo seco, en realidad, sucede casi siempre cuando es graso. Es un sobrecrecimiento de un hongo natural llamado Malassezia en el cuero cabelludo, que crece en los aceites. Cuanto más graso, más caspa verás. Se recomienda usar champú especializado, máscaras y tratamientos para el cuero cabelludo y seguir una dieta rica en vitamina B y zinc, consumiendo alimentos como el aguacate y el jengibre.

3. Tu cuero cabelludo debe ser tratado como el resto de tu piel

Asegúrate de que quede bien limpio y de que esté bien hidratado, como haces cuando te duchas con el resto de tu cuerpo. Si haces mucho ejercicio, quizás debas lavarlo un poco más.

4. Más cabellos = más glándulas sebáceas

Es probable que, si tienes cabello fino, hayas notado que si no lo lavas a diario, las raíces se vuelven muy grasosas y desinfladas. Esto sucede porque cuando tienes cabello fino, tienes más cabellos en el cuero cabelludo. Como cada uno está unido a una glándula sebácea, esto significa que tienes más glándulas y, por lo tanto, tu cabello resulta más graso.

5. Lavar el cabello es hidratarlo

Aunque puede ser común no querer lavar mucho al cabello rizado o texturizado, hay que tener en cuenta que el lavado es parte del proceso de hidratación. Así que cuanto más lo lavas, más lo hidratas.

6. Crece de forma cónica

Como el cabello crece naturalmente cónico, cuando te afeitas, solo estás cortando las puntas romas, es decir, cortas el cabello en un punto más grueso a lo largo del tallo del cabello. En cambio, cuando te depilas con cera, sacas el velo del folículo y lo verás crecer desde el comienzo.

Sin embargo, ninguno de los dos métodos evitará que siga creciendo de forma cónica. Es por eso que afeitarlo no hará que vuelva a crecer más grueso.

7. La forma en que lo secas puede dañarlo

Secar tu cabello con un secador o dejarlo que se seque solo no hará la diferencia, pero sí la forma en que llevas a cabo estas dos alternativas. Si lo atas y una parte queda húmeda, lo restriegas mucho con una toalla o lo tocas y fuerzas mucho, puedes dañarlo tanto como si usaras un secador a temperatura muy alta.

8. El champú quita los pelos que ya estaban sueltos

Al pasarte champú, lo que este hace es desalojar los pelos que ya estaban salidos de su folículo piloso y listos para salir. Es normal perder hasta 100 cabellos al día. Al contrario de lo que muchos piensan, el champú no provoca la caída del cabello. Al contrario, ayuda a mantener tu cuero cabelludo sano y así el cabello crecerá más fuerte.

9. La edad en la que comienzan a salir canas depende de los genes

La melanina es lo que da color a tu cabello, por lo que cuando dejas de producirla, se vuelve gris. Cuándo te comienzan a salir canas en el cabello depende en gran medida de los genes. Por ejemplo, si tu madre o tu padre se volvieron canosos a temprana edad, esto aumenta las posibilidades de que tú también lo heredes. Sin embargo, el estrés también puede acelerar el proceso.

No arranques tus canas, a la larga solo lograrás dañar tus folículos y eso es más contraproducente que amigarse con ellas.

10. Las puntas abiertas ocurren debido al desgaste diario

Usar el secador, secarlo con una toalla, cepillarlo, así como el viento, el sol o incluso un gorro en el invierno van dañando de a poco el cabello. El pelo no se regenera, por lo que debemos cuidarlo mucho. La única forma de deshacernos de las puntas partidas es cortándolas.

11. Dormir bien ayuda a la salud de tu cabello

Cuando dormimos, el cuerpo produce una hormona llamada melatonina. Esta hormona regula el sueño y ayuda al crecimiento del cabello. Por lo tanto, la falta de sueño puede resultar en una reducción de la melatonina, y esto en la caída del cabello.

Por otro lado, la falta de sueño puede causar estrés y este en efluvio telógeno, una condición que empuja al cabello a una etapa de descanso y una caída prematura.

12. Los masajes en el cuero cabelludo ayudarán a su crecimiento

Muchos estudios han encontrado múltiples beneficios en el masaje del cuero cabelludo, entre ellos, un cabello más grueso, una mejora en la pérdida de cabello o en la alopecia. Esto se debe a que el masaje estira las células de los folículos del pelo y así los estimula. También se cree que dilata los vasos sanguíneos bajo la piel y eso contribuye al crecimiento.

Puedes masajearte con los dedos, delicadamente y en círculos, mientras lo lavas, con cepillos o herramientas de masajes, e incluso puedes usar aceites esenciales como lavanda o peperina.

¿Cómo cuidas tu cabello a diario? ¿Qué consejos has tomado que no han resultado como esperabas?


Genial/Mujer/12 Peculiaridades del cabello para que aprendas a cuidarlo sin depender de ningún truco
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos