Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

14 Pequeños detalles que pueden hacer que incluso una apariencia elegante parezca insípida y barata

El estilo descuidado está de moda actualmente. Pero hay cosas que no tienen nada que ver con esta elegante tendencia y rozan el descuido absoluto. Incluso una persona naturalmente atractiva puede parecer desagradable si no cuida los pequeños detalles, por lo que su imagen deseada puede desaparecer.

En Genial.guru notamos detalles de la apariencia que parecen insignificantes, pero que pueden arruinar por completo la impresión de una persona.

1. Pliegues en las medias

Como dice el refrán, es mejor una arruga en la cara que en una media. Y para evitarlas es importante prestar atención a la talla. Los artículos demasiado grandes se deslizan y forman pliegues en el área de la rodilla y el tobillo. También vale la pena revisar la composición del producto. Si contiene menos del 5 % de elastano, entonces se arrugará, ya que solo tiene licra en la zona de la cintura.

2. Selección incorrecta de la ropa interior

La regla principal de la ropa interior es que debe ser exactamente eso, ropa interior, por lo que los demás no deben verla. Mientras más ajustada sea la tela de la prenda, más podrán notarse los detalles decorativos del sujetador y las pantaletas. La ropa interior lisa es más adecuada para usar con trajes ajustados. Para las prendas con la espalda descubierta, puedes usar un brasier autoadhesivo.

3. Manchas en la piel por usar bisutería

Si ves que la bisutería te deja manchas o rayas verdes o negras al usarla, cubre el interior de los accesorios con barniz transparente. Esto mantendrá tu piel limpia.

4. Costuras torcidas

Antes de salir de casa, bastan un par de segundos para comprobar la posición correcta de las costuras. Los pantalones, mangas o medias torcidos no solo se ven extremadamente descuidados, sino que también causan incomodidad, crean pliegues donde no deberían estar y deforman las prendas. Las costuras torcidas de los jeans incluso hacen que las piernas se vean desiguales y más rellenas.

5. Dos bolsos grandes juntos

Hoy en día está de moda llevar bolsos en pareja. Pueden ser del mismo estilo, pero de diferentes tamaños, o incluso del mismo. Sin embargo, los de lona no están diseñados para el uso diario como un bolso adicional. Pueden servir, por ejemplo, para ir a la tienda. Usar una bolsa de este tipo todos los días creará una apariencia desprolija. Si necesitas llevar muchas cosas a diario, es mejor considerar la compra de un accesorio grande y espacioso.

6. El hábito de acomodarse la ropa con frecuencia

Si te sientes incómodo con alguna prenda, entonces es mejor no usarla fuera de casa. El hecho de estar acomodando y tirando la ropa constantemente puede crear la sensación en los demás de que estás terriblemente nervioso.

7. Cabello con puntas abiertas

Muchas chicas enfrentan este problema. Esto puede deberse a la falta de vitaminas, el secado excesivo o las malas condiciones climáticas. Algunas personas no le dan importancia al hecho de que las puntas no se vean bien y no las cortan porque quieren tener el cabello más largo. Sin embargo, los mechones que sobresalen hacia cualquier lado crean una imagen desordenada. Se ve mucho más sano el pelo con un corte prolijo.

8. Prendas blancas que perdieron su color

Incluso las prendas blancas como la nieve adquieren un tinte amarillento o grisáceo con el tiempo. Puede ser visible en toda la prenda o pueden aparecer manchas en algunas partes de la tela. Intenta usar lejía, bicarbonato de sodio, vinagre, jugo de limón, pasta de dientes y aspirinas para blanquear tu ropa. Y para mantenerla blanca por más tiempo, no la laves con prendas de otros colores.

9. Manchas y rayones en los lentes

El efecto de una montura elegante puede arruinarse fácilmente con cristales sucios. Ten siempre a mano un paño de microfibra y limpia periódicamente tus gafas. Si hay fuertes rayones en ellas, quizá sea mejor reemplazarlas.

10. Estilo oversize sin acentos

El estilo de ropa oversize está de moda actualmente, pero si no enfatizas las curvas, estas prendas harán que tu figura pierda forma. Puedes meter blusas grandes en tus pantalones o agregar un cinturón para acentuar tu cintura y equilibrar las proporciones.

11. Usar base como labial

Para maquillar los labios sin que parezca que están maquillados, las chicas a menudo no se aplican barra de labios de color beige, sino una base. Sin embargo, la textura no es adecuada para su aplicación en esa parte del cuerpo. A menudo se hacen grumos y el producto se acumula en los pliegues. El resultado son unos labios descuidados. Para tal maquillaje, vale la pena usar barras de labios hidratantes en tonos nude.

12. Leggings como pantalones

Los leggings son una gran opción para hacer deporte. También puedes usarlos con un suéter alargado, reemplazando a las medias. Después de todo, estos no son pantalones, por lo que no deberías usarlos con un top corto y tacones. Parecerá que saliste de casa sin vestirte del todo.

13. Mangas demasiado largas

Las mangas demasiado largas que llegan hasta los dedos harán que luzcas desordenada, mientras que las cortas se verán infantiles. Es mejor si estas terminan justo debajo del hueso de la muñeca. Puedes hacerles un dobladillo, lo que les dará un aspecto más arreglado. O aprende a doblarlas de alguna forma genial.

14. Mangas arremangadas

Las mangas arremangadas hacen que el estilo sea más relajado. No parece difícil: puedes simplemente recogerlas como un acordeón. Es rápido y sencillo. Pero ese arremangado se ve descuidado y arrugado, y la manga constantemente se desliza hacia abajo. Para evitar que esto suceda, puedes doblar el borde. De esta forma, la manga se volverá más sólida y no se deslizará por el brazo. Además, existen otras alternativas.

Hasta el codo. Desabrocha los puños, dobla suavemente el borde de la manga hacia el revés y enróllalo varias veces. Lo importante es no doblar la tela tanto como sea posible, es decir, como un rodillo denso. Esto dará la impresión de que la parte superior de la manga es demasiado pequeña.

Versión italiana. Desabrocha las mangas y mételas del revés para que los puños queden por encima del codo. Ahora, una vez más, dobla solo la parte inferior de cada manga 2 veces, sin meter el puño allí. Si hiciste todo correctamente, los puños sobresaldrán un poco desde arriba.

“J.Crew” (en honor a la marca del mismo nombre, que dio popularidad a este método). La técnica es la misma que en la versión italiana. Se diferencia del doblado anterior en el descuido de la ejecución.

Simple. Solo necesitas doblar las mangas una vez . Es adecuado para camisas, abrigos y chaquetas de mezclilla. Se debe prestar especial atención a la precisión del giro; de esta manera, la imagen será más noble.

¿Qué detalles de la imagen y la apariencia pueden alejarte de una persona?

Compartir este artículo