Genial
Genial

La salud dental de las mujeres y su relación con los cambios hormonales

Todos podemos reconocer y sentir el poder de sonreír, ya que nos da brillo y resalta nuestra belleza. La clave de una sonrisa agradable es una boca sana, y no solo la higiene bucal interviene en la salud dental. Las mujeres, a lo largo de la vida, pasan naturalmente por muchos cambios hormonales, que inciden en la piel, cabello, estado de ánimo, y también en los dientes, entre muchos otros órganos.

En Genial.guru investigamos específicamente cuáles son esas afectaciones por las que puede pasar tu dentadura durante estos cambios hormonales, y ahora compartiremos contigo lo que encontramos. Recuerda que ante cualquier cambio o molestia la mejor opción siempre será consultar a tu médico especialista.

En la pubertad

Entre los 8 y los 12 años, la niña experimenta notorios cambios físicos, y su cuerpo se prepara para regular su ciclo menstrual. En esta época se puede presentar la gingivitis puberal, con síntomas como enrojecimiento, inflamación y sangrado. Si bien es temporal, la higiene bucal y la disminución del consumo de azúcar cumplen un papel fundamental en esto, porque existe una gran predisposición a la placa bacteriana, que puede ser mayor si hay tratamientos de ortodoncia.

Durante el ciclo menstrual

En la etapa fértil del ciclo, u ovulación, la cantidad de estrógenos se eleva, lo cual provoca que haya una inflamación en los tejidos blandos de la boca. Además de esto, el líquido que segregan las encías se incrementa, por lo que puede que experimentes una sensación de tener más saliva. Si sufres de gingivitis, puede que sientas que sus síntomas se potencian en este período, a lo que se le conoce como gingivitis menstrual gingivitis intermenstrual.

Si tomas anticonceptivos

La carga hormonal de los anticonceptivos propicia el aumento de los microorganismos bucales encargados de las enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis. Si vas a usar métodos de anticoncepción hormonal, ten en cuenta este detalle y no bajes la guardia en el cuidado de tus dientes.

Cuando estás embarazada

En su etapa de embarazo, las mujeres son más propensas a sufrir patologías bucodentales, por lo que es muy común que sus encías se inflamen y experimenten gingivitis. Sin embargo, el riesgo para el bebé es mayor, ya que la gingivitis en la madre está asociada con el nacimiento de niños prematuros y con bajo peso. Por otro lado, las bacterias derivadas de la caries pueden ser transmitidas de madre a hijo.

Otro aspecto para tener en cuenta a la hora de monitorear la salud dental en períodos de gestación es el hecho de que las embarazadas no pueden recibir cualquier tratamiento. Lo mismo sucede con el acceso a medicamentos. Es mejor prevenir y mantener una salud bucal constante.

En la menopausia

Con la llegada de la menopausia disminuye la cantidad de estrógenos, y las mujeres comienzan a presentar síntomas a raíz de esto. Entre ellos, alteración del gusto, sensaciones de ardor en la boca y una mayor sensibilidad dental. Sin embargo, los signos que requieren mayor atención son la sequedad y la pérdida de hueso.

Según la doctora Boghosian, miembro de la Sociedad Dental Americana, “la saliva limpia los dientes y enjuaga las bacterias causantes de la caries. Cuando tienes la boca seca, tu flujo de saliva disminuye y tienes mayor riesgo de padecer esta enfermedad”. Además, “las señales de pérdida de hueso en tu mandíbula pueden ser algo tan simple como encías que se retraen. Cuando esto sucede, más diente queda expuesto, y eso pone una mayor parte de tu diente en riesgo de caries. Y si tienes la boca seca, es un golpe doble”.

¿Qué cuidados y prácticas conoces para prevenir o tratar estos síntomas?

Imagen de portada starik_73 / Depositphotos
Genial/Mujer/La salud dental de las mujeres y su relación con los cambios hormonales
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos