Genial
Genial

La historia de Mary Kay y cómo luego de una humillación levantó su imperio

Construido por una mujer, para mujeres. Es uno de los lemas que apoyó la legendaria Mary Kay Ash al tomar la decisión que cambiaría su vida. Fiel creyente de que nuestros valores podrían llevarnos hasta la cima, siguió su camino con las lecciones de vida que la formaron como persona. Su historia comienza con un simple deseo: poner a las mujeres en control de su propio futuro.

La niña que se convertiría en una talentosa vendedora y empresaria nació en 1918 en la ciudad de Hot Wells, en Texas, Estados Unidos. Justo después de graduarse, a sus 17 se casó y formó una familia de tres niños. Mary Kay crio sola a sus hijos, ya que su esposo estaba en el servicio militar, en el extranjero.

Al regreso de su marido, en 1945, juntos tomaron la decisión de divorciarse. Si bien sabía que se trataba de una gran desafío, Mary se creía muy capaz de mantener a sus hijos con varios trabajos. Vendió todo tipo de artículos, hasta libros de puerta en puerta, para llegar a fin de mes.

Debido a su trabajo duro, se convirtió en una de las mejores vendedoras de productos de Stanley Home. Después de pasar más de 10 años trabajando para otras personas, Mary Kay se desilusionó al enterarse de que su labor no sería recompensada con ningún tipo de mejoría laboral.

En 1963, se llenó de coraje y pidió a su jefe una oportunidad de ascenso, pero él se la negó. Mary siempre sospechó que no la respetaban por ser mujer, y sus dudas se confirmaron cuando él le mencionó que el cargo al que aspiraba no podía ser ocupado por una mujer, de acuerdo a las políticas de la empresa.

Frustrada por lo sucedido y por el hecho de que debía conformarse con tener un salario inferior al de los hombres, decidió renunciar a su cargo de Directora de Capacitación. Sin saber qué hacer, pero confiando en sus habilidades, pensó que sería buena idea crear una compañía que brindara oportunidades de progreso a las mujeres.

En base a este y otros pensamientos, a sus 45 años y con sus hijos adultos, fundó Mary Kay Cosmetics, una empresa de maquillaje basada en un modelo de ventas directas. La compañía creció rápidamente, pues la visión de Mary y su experiencia acumulada por años ayudaron a que sea un éxito.

ASSOCIATED PRESS/East News

No se trataba simplemente de ganar dinero para mantener a su familia; esta mujer quería crear algo que realmente empoderara a las demás. Se trataba de un negocio que generara más oportunidades para las mujeres y que les brindara el apoyo necesario para que tuvieran éxito. Así, las damas podían trabajar de forma independiente y comenzar con bajos costos iniciales.

Esta líder nata le fue siempre fiel a sus principios e integridad, y guio a su personal de ventas para que, como ella, triunfaran mediante el respeto mutuo y las buenas relaciones. “La honestidad es la piedra angular de todo éxito, sin la cual la confianza y la capacidad de desempeño dejarían de existir”, inspiró.

Como toda gran emprendedora, Mary Kay Ash se preocupó mucho por la cultura de su compañía. Entre otras cosas, decidió implementar un seminario para brindar inspiración y educación empresarial a las trabajadoras que la acompañarían día a día.

Como emblema de la empresa, eligió el color rosa para el empaque de los diferentes cosméticos. Además, pensó en el diseño con el fin de brindarles a las mujeres distintos productos de belleza que pudieran guardar cómodamente en los mostradores de sus baños.

En 1976, 13 años después de su fundación, Mary Kay Cosmetics se convirtió en la primera empresa fundada por una mujer en cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York. Hoy, la compañía cuenta con más de 3.5 millones de Consultoras de Belleza Independientes y ofrece alrededor de 200 productos en más de 35 países, lo que la hace una de las marcas de belleza más exitosas del mundo.

Cabe destacar el interés de la fundadora en la protección del medio ambiente. De hecho, se convirtió en una de las primeras empresas en promulgar un programa integral de reciclaje corporativo y prohibió las pruebas de productos en animales.

Como era de esperarse, la experta en ventas recibió numerosos premios por su trayectoria. Por ejemplo, la Asociación de Ventas Directas le otorgó el Premio del Salón de la Fama, además de distinguirla, celebrar sus logros y honrar la manera en que superó la adversidad al principio de su carrera.

Claramente, hablamos de una de las líderes de negocio más inspiradoras de la historia moderna. No solo fundó su corporación multimillonaria, sino también escribió varios libros que fueron un éxito en las ventas. Hasta el día de hoy, su legado sigue vivo. “Descarta las palabras ’espero’ o ’tal vez’, y reemplázalas con ’puedo, lo haré, debo”, nos recuerda.

Mary Kay Ash terminó por crear un movimiento que inspira las mentes de las mujeres de todo el mundo. ¿Qué es lo que les llevó al éxito? ¿Qué es lo más importante que debe tener para ti una mujer exitosa?

Imagen de portada ASSOCIATED PRESS/East News, marykayus / Instagram
Genial/Mujer/La historia de Mary Kay y cómo luego de una humillación levantó su imperio
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos