Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Proyecto brasileño enseña a mujeres de escasos recursos a construir su propia casa, demostrando que son tan capaces como cualquier hombre

8-15
633

Una mujer en Brasil dedica más del doble de tiempo en tareas domésticas durante una semana que un hombre. A pesar de eso, en el momento en que ellas toman decisiones sobre mejoras dentro del hogar, son desplazadas y hasta maltratadas. Esta situación motivó en Carina Guedes a crear el proyecto Arquitectura en la Periferia, una asesoría en conocimientos y herramientas para que las propias mujeres, de manera práctica, técnica y autónoma, puedan reformar, reparar o construir sus viviendas en comunidades periféricas u ocupaciones.

Genial.guru comparte la historia de este proyecto habitacional que ya está mejorando la calidad de vida de cientos de mujeres en situación de pobreza en Brasil.

Un equipo que busca la autonomía de la mujer en la construcción

Una vez que Carina, quien es arquitecta de profesión, se dio cuenta de las dificultades que enfrentaban las mujeres de su comunidad, creó el proyecto en 2014. Así y de a poco, comenzó a armar su equipo, conformado solo por mujeres, donde participan la arquitecta Marina Bornel y las ingenieras civiles Rafaela Dias y Tereza Barros.

Aprender, crear e independizarse

Con un curso de 4 a 6 meses de duración, el equipo enseña a las mujeres sobre diseño de planos, finanzas, compra de materiales de construcción, contratación de maestros, albañilería, aseo y electricidad.

Con “confianza”, todo se puede y todo se hace

“Buscamos favorecer la autonomía de las participantes, ampliando su capacidad de análisis, discusión, planificación y cooperación que, al final, lleva a un aumento de su autoestima y confianza”, dicen desde Arquitectura en la Periferia.

Compartir conocimientos para que otros puedan crecer

De esa manera, se han dado cuenta de que las mujeres se empoderan cuando tienen los conocimientos y las herramientas necesarias. Cheyenne es una de ellas, quien después de desplazarse a una ocupación, armó sola con sus hermanos una casa de madera. Sin embargo, ella sentía que le faltaban cosas y, gracias a una vecina, se enteró del proyecto. “Quería aprender cómo hacer para no gastar tanto con mano de obra en mi casa”, comentó.

¡No más desigualdad!

Carina, por su parte, considera que la idea tiene un valor social muy importante: “las mujeres se sienten cada vez más capaces. Esto se expande a su autoestima y ya no son más dependientes y eso es muy importante”, expresa.

Reconocimientos locales

Poco a poco, la iniciativa se ha hecho de reconocimientos muy importantes dentro de Brasil:

  • Premio Gentileza Urbana 2016 del estado de Minas Gerais, que tiene por objetivo destacar acciones grandes y pequeñas que mejoren la calidad de vida urbana.
  • Premio FNA Arquitecto del 2018, es un galardón entregado por la Federación Nacional de Arquitectos y Urbanistas.
  • Premio Marielle Franco Community Design Award 2018, premio honorario en tributo de Marielle Franco, activista brasileña asesinada, que reconoce el trabajo de arquitectos dentro de las favelas u otros contextos difíciles.

Donaciones que harán que el proyecto siga floreciendo

Para seguir realizando la labor, se necesitan donaciones. Se requiere de al menos 7 774 USD (30 000 reales) para capacitar a hasta 50 mujeres, pero con 8 551 USD (33 000 reales) podrán entregar otros materiales de forma gratuita como la cartilla de construcción. Además, con 10 366 USD (40 000 reales), que destacan como meta final, darían inicio a otro emprendimiento: cursos de construcción para mujeres, como respuesta de un proyecto sostenible en el tiempo.

¿Qué te parece este proyecto de arquitectura social para mujeres? ¿Qué labores te gustaría aprender para poder renovar, instalar o construir tu propia casa? ¡Compártelo en los comentarios!

8-15
633
Compartir este artículo