Genial

Según un estudio, la tristeza de un corazón roto puede aliviarse con un “efecto placebo”

6-55
185

Hay relaciones amorosas que, al terminar, le causan a la persona tanto dolor que lo llega a sentir incluso a nivel físico. Durante años, científicos han utilizado el efecto placebo para ayudar a reducir algunos de los síntomas de enfermedades como el cáncer y el mal de Parkinson. Basándose en resultados positivos, un grupo de investigadores realizó un estudio para determinar si ocurriría lo mismo si se aplicaba un placebo en una persona que tuviera el corazón roto debido a un romance fallido, y esto es lo que descubrieron.

Genial.guru quiere compartir contigo esta investigación que explica cómo se puede engañar al corazón para evitar el sufrimiento que acarrea una ruptura amorosa.

Qué es el efecto placebo

La palabra “placebo” viene del latín y significa: “me gustaría complacer”. El efecto placebo, también llamado efecto de sujeto-expectativa, es aquel que tiene un resultado positivo y beneficioso para el paciente que toma un medicamento y se le indica que este funcionará para curar su condición. Sin embargo, este elemento por sí solo no cuenta con la habilidad de remediar la problemática que se esté intentando sanar. En otras palabras, el tratamiento no puede mejorar los síntomas negativos, sino que, con la única idea de que se está recibiendo medicina, se genera la convicción de que se presentará una mejoría. El efecto placebo no necesariamente puede ser administrado vía sustancias, sino que también puede usarse en métodos psicológicos u otras intervenciones médicas.

De acuerdo con un ensayo publicado por la Sociedad Americana contra el Cáncer, los placebos no pueden curar una enfermedad, pero sí pueden aliviar algunos de sus síntomas, así como también ayudar a combatir los efectos colaterales producidos por la quimioterapia.

Cómo se realizó este experimento

Para realizar el estudio, los científicos analizaron el comportamiento de 40 personas que habían sufrido una dolorosa ruptura amorosa y los dividieron en dos diferentes grupos. A todos los participantes se les mostró fotografías de su expareja mientras los doctores monitoreaban su actividad cerebral. Los pacientes registraron altos niveles de dolor emocional, por lo que se les aplicó un incentivo de calor en el brazo con el objetivo de quemarlos suavemente.

Durante la segunda fase del experimento se les aplicó a los participantes de ambos grupos un aerosol líquido nasal. Al primer equipo se le informó que ese remedio serviría para reducir el efecto de los sentimientos negativos y tristes que sentían hacia su ex. Por otra parte, al segundo grupo solamente se le indicó que el aerosol ayudaría a obtener un mejor registro de su actividad cerebral.

Se puede “engañar” al corazón

Tras concluir el experimento, los científicos pudieron notar que los participantes del primer grupo presentaron un cambio después de que se les aplicara el aerosol nasal. Luego de recibir el placebo, tanto el nivel de dolor físico como el mental disminuyó. Además, los pensamientos negativos no causaron el mismo efecto que al principio, y el estímulo de calor en el brazo que habían recibido los voluntarios fue casi inexistente en comparación a cuando lo recibieron la primera vez.

Por otra parte, no hubo cambios en cuanto a los altos niveles de dolor que sintieron los pacientes del segundo grupo. Esto les permitió a los investigadores comprobar que el efecto placebo tuvo un impacto positivo en los participantes que lo tomaron, ya que les proporcionó una “cura” para sanar su corazón roto.

El efecto no dura para siempre

Aunque el efecto placebo ayuda con algunos de los síntomas negativos, no soluciona la raíz del problema. Es decir, a pesar de que te haría sentir bien por un tiempo, eso no significa que funcionaría de manera permanente. En realidad, no curará tu corazón roto.

¿Crees que es posible engañar al corazón para que deje de sufrir? Cuéntanos si estás de acuerdo con que se use el efecto placebo para ayudar a curar ciertos síntomas.

6-55
185