Genial
Genial

10 Consejos que cada pareja debería recordar para tener su “y vivieron felices”

Para muchas parejas casadas y para las que llevan un largo tiempo juntas, perder esa chispa proverbial es algo completamente normal. Las personas finalmente pasan la llamada “fase de luna de miel” y, al fin y al cabo, se dan cuenta de que las relaciones de la vida real no se parecen en absoluto a sus películas románticas favoritas.

En el mundo real, las relaciones son menos de que salten chispas y más de mantener el fuego encendido. Así que, en Genial.guru reunimos consejos sobre el amor para ayudar a las parejas a obtener un sentimiento renovado de apreciación el uno del otro.

1. Practica el beso de 6 segundos

¿Alguna vez has intentado registrar cuánto tiempo besas a tu pareja? El Dr. John Gottman, fundador del Instituto Gottman, sugiere que lo hagas durante al menos 6 segundos.

La idea principal se basa en que seis segundos alientan un beso más consciente en comparación con, por ejemplo, uno de pajarito en la mejilla, que dura una fracción de segundo. Es lo suficientemente largo como para conectarte con tu pareja físicamente, pero no demasiado como para perder el autobús al trabajo. También genera aprecio y aumenta el cariño entre ambas partes.

2. Conoce el lenguaje del amor de tu pareja

El concepto de “los cinco lenguajes del amor” fue creado por el consejero y pastor Dr. Gary Chapman. En pocas palabras, existen cinco maneras principales que preferimos para mostrar nuestro amor y cómo queremos que nos den lo mismo a cambio.

Para ayudar a mantener feliz a tu pareja, aprende su forma preferida de recibir amor. Eso podría hacer maravillas para mantener ese fuego encendido. Mira cuál de estos lenguajes la atrae más:

  • Regalos
  • Actos de servicio
  • Palabras de afirmación
  • Tiempo de calidad
  • Contacto físico

3. Utiliza un código especial que solo tú y tu pareja conozcan

Además de hacerte sentir como un agente del Servicio Secreto (que siempre es una buena idea), tener un código especial puede ayudar a las parejas en momentos incómodos. Puede ser algo tonto, como decir “guacamole” con el significado de “tenemos que irnos, sin preguntas”. Así, por ejemplo, si tu pareja quiere irse de un evento, basta con que te diga “guacamole” para que ustedes dos salgan a buscar el coche.

Otro ejemplo: las parejas también pueden tener un código para “tiempo de descanso” al que pueden recurrir en medio de una discusión acalorada. Es una especie de freno de emergencia. Más tarde podrán evaluar si este tiempo de descanso estaba justificado, pero un momento de separación puede darles espacio para desahogarse y ganar perspectiva.

4. “¿Te ayudo?” son dos palabras más poderosas que “Te quiero”

Cuando ves a tu cónyuge doblando la ropa, haciendo la cena o cortando el pasto, no hay nada más dulce que echarle una mano. No solo el trabajo se hará más rápido, sino que te llevarás muchos puntos por demostrarle a tu pareja lo mucho que la quieres y la aprecias.

Cuando se trata de las tareas domésticas, es aún mejor si pueden sentarse y tener una conversación adecuada sobre quién será responsable de cada cosa. Si a tu pareja le cuesta una tarea en particular, trata de comprender con qué exactamente tiene dificultades y lleguen a un acuerdo.

5. Encuentra temas más profundos para platicar

En ocasiones, las conversaciones entre parejas que llevan mucho tiempo juntas se reducen a preguntas genéricas como “¿Qué hay para cenar?” o “¿A qué hora regresarás a casa?”. Muchos se ven tan atrapados en su rutina diaria que a veces se olvidan de hacer una pausa y tener conversaciones significativas con su ser querido.

Encontrar temas más profundos para platicar no solo fomenta una mejor comunicación, sino que también permite que los dos se conozcan mejor. ¿Necesitas ideas? Puedes encontrar algunas sugerencias de temas aquí.

6. Habla menos y escucha más

Es importante tener en cuenta que cuando tu pareja se desahoga contigo, no siempre necesita que le resuelvas el problema. La mayoría de las veces, solo quiere que la escuches.

El apoyo emocional que le das a través de la escucha activa es tan importante, si no más, que ofrecerle soluciones prácticas. Aguanta este impulso de querer ser siempre el héroe que resuelve los problemas de su pareja y conviértete en su mejor amigo, en alguien que reconoce sus preocupaciones y le asegura que al final todo estará bien.

7. Disfruta los momentos de silencio

Alerta de spoiler. El matrimonio no es un mundo de aventuras emocionantes sin fin. Las parejas no siempre se embarcan en viajes espontáneos, disfrutan de divertidos pasatiempos o tienen citas románticas. De hecho, es todo lo contrario.

A menudo, te encuentras pasando el rato tranquilamente con tu cónyuge en la misma habitación sin hacer nada importante. Y, en realidad, es bonito, incluso si cada uno de ustedes está haciendo sus propias cosas mientras ambos comparten el mismo espacio. En esos instantes de silencio, aprende a apreciar la presencia del otro. Tener ese nivel de confort te dará una cálida sensación de tranquilidad.

8. Evita la táctica del cerrojo o el trato silencioso

La táctica del cerrojo es cuando una persona se cierra en medio de una discusión. El terapeuta Dr. John Gottman considera que este es uno de los principales factores que contribuyen al fracaso de una relación.

Que uno le dé a su pareja el trato silencioso y finja estar tranquilo por fuera es lo mismo que decirle: “Ya no me importa lo que dices”. Aunque al hacer esto probablemente la persona solo tenga la intención de dejar que las cosas se calmen por el momento, este método es, en última instancia, perjudicial. En lugar de eso, es mejor pedir un descanso y comunicarle a tu pareja que necesitas tiempo para procesar tus sentimientos. Más tarde, cuando el mar se haya calmado, regresa a la discusión en cuestión.

9. Los pequeños actos de amor son más románticos que los grandes gestos

Las sorpresas grandiosas y bien organizadas pueden parecer muy románticas. Pero son los pequeños gestos frecuentes los que realmente fortalecen una relación. Además de ser más difíciles de fingir, muestran consistencia.

Pueden ser tan simples como escribir una nota de amor cada mañana, preguntarle a tu pareja cómo va su día o traer a casa un pequeño regalo que diga que has estado pensando en ella. Tu ser querido seguramente volverá a sentir todas las mariposas como cuando ustedes comenzaron a salir.

10. No olvides cuidarte a ti mismo

El hecho de tener una relación no significa que todo tu mundo deba girar en torno a tu pareja. También tienes que dedicarte tiempo a ti mismo para ser el mejor compañero de vida posible.

Mantente en forma, come sano o pasa tiempo en el spa. No hay nada de malo en tomarse unas vacaciones en solitario. Cuidarte e invertir en tu propio bienestar le demostrará a tu pareja que quieres ser la mejor versión de ti mismo para ella.

¿Cuál de estos consejos te pareció más interesante? ¿Tienes alguno otro sobre el amor que te gustaría compartir con otros lectores? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Genial/Pareja/10 Consejos que cada pareja debería recordar para tener su “y vivieron felices”
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos