Genial
Genial

13 Consejos para padres solteros que quieran perder los complejos

Sabemos que criar a un hijo no es una tarea sencilla. Muchas veces, tenemos dudas sobre si estamos haciendo bien nuestro trabajo, o si somos buenos padres. Y aunque cada vez hay más padres solteros, sigue siendo difícil sostener un modo de vida así en nuestra sociedad, que todavía exige muchas cosas de nosotros.

Tal vez no es una tarea sencilla, pero eso no significa que no pueda ser divertida. Es por eso que en Genial.guru te compartimos estos sencillos consejos que te ayudarán a ser una madre o padre soltero, ¡y sin complejos!

1. Tiempo en calidad y no cantidad

Hay que robarles algunos momentos del día a las tareas y ocupaciones para pasar tiempo con nuestros hijos. Sabemos que los pendientes pueden agobiarnos, pero se trata de pequeños detalles: comer con ellos, ver juntos una película, jugar o leerles un cuento son cosas sencillas, pero que nuestros hijos nos agradecen enormemente. Porque no se trata de pasar todo el día con ellos, sino de disfrutar el tiempo de calidad que compartimos.

2. Lleva a tus hijos contigo

Conforme nuestros hijos crezcan, lo más valioso que conservarán de nosotros serán los recuerdos. Los viajes que hicimos, los lugares que visitamos. Incluso recordarán sus lugares favoritos, a donde los llevábamos cuando eran niños. Es por eso que no debes cambiar tu modo de vida, sino aprender a compartirlo con ellos: hacer compras, ir al estilista, visitar algún amigo. Siempre que puedas, haz que tu hijo te acompañe. Comparte tu vida con él o ella. Hazlos parte de tu vida.

3. Que no te controlen

A veces suele ocurrir que, al ser padres solteros, nuestros hijos intentan tomar la rienda de nuestras vidas y ejercer cierto control sobre nosotros. Algunas veces, lo hacen de modo intencional, pero muchas otras, es inconsciente. En cualquier caso, ser padre soltero no implica que no tengamos autoridad. Y debemos ejercerla, aunque con asertividad. Conviene que estemos atentos a esas actitudes para no permitirlas.

4. Controla tus emociones negativas

Aunque a veces tenemos días malos o experimentemos emociones negativas por situaciones ajenas a nuestra familia, nunca es bueno desquitarnos con nuestros hijos. Si tuvimos algún problema en el trabajo o con algún amigo o compañero, debemos aprender a separar las cosas y no hacer que nuestros hijos paguen los platos rotos

5. Habla de la figura ausente con delicadeza

Los niños son curiosos por naturaleza, y aunque cada vez son más comunes las familias con un solo padre, quizá esto sea un poco difícil de entender para nuestros hijos, quienes nos preguntarán todas las dudas que tengan al respecto. Aunque ya habrá tiempo de explicárselo mejor conforme vayan creciendo, debemos aprender a hablar sobre papá o mamá con delicadeza, sin ocultarles nada.

6. No te agobies por lo que “pudo ser”

Nosotros también tenemos dudas sobre nuestra crianza. Tenemos miedo de fallar o no ser buenos padres. Pero hay una buena noticia: ¡hemos podido hasta ahora! Y seguiremos pudiendo, porque somos fuertes y capaces. Así que, no te agobies si crees que habría sido distinto si fueran dos padres en vez de uno y libérate de las culpas. Estás haciendo lo mejor que puedes, y, sobre todo, haces que tu hijo se sienta amado, y él, a su vez, te ama.

7. Vence el cansancio

Aunque el trabajo y las ocupaciones se roben nuestras energías, pronto descubrimos que ser padres nos revitaliza. Ser padre implica ganar la batalla en contra del cansancio, porque sabemos que al final del día, tendremos una recompensa incomparable: el amor y la felicidad de nuestros hijos. Como padres, muchas veces tenemos que aprender a sacar fuerzas y energías, aun cuando creemos que ya no tenemos más. Nuestros hijos agradecerán esas fuerzas que tenemos a pesar de estar cansados. Y, ¿saben algo? Nosotros también.

8. Aprende a pedir ayuda

Es verdad que muchas veces hemos demostrado nuestra fortaleza y capacidad para criar un hijo solos, pero eso no significa que debemos poder con todo. No siempre resulta sencillo. Y en esos momentos en que todo se complica es cuando tenemos que pedir ayuda. Eso no nos hace malos padres. Al contrario, nos ayuda a recargarnos de energía para seguir dando lo mejor de nosotros, a la vez que aprendemos a cuidarnos.

9. Toma decisiones con cautela

Los padres solteros toman decisiones con cautela pues ya no resulta tan fácil como antes. Tenemos a nuestros hijos a cargo, lo que significa que las decisiones que tomemos ya no nos afectan solo a nosotros, sino también a ellos. Es por eso que ahora debemos ser más prudentes que antes a la hora de tomar decisiones, y aprender a pensar en familia, y ya no como una persona individual. Hay que ser responsables con lo que decidimos.

10. Habla con tus hijos

No eres el único confundido en esta relación. Sabemos que no hay manuales que nos enseñen a ser buenos padres, pero del mismo modo, los hijos siempre están cargados de dudas, y al igual que nosotros, también van experimentando diversos sentimientos conforme crecen. Así que es bueno que les expreses a tus hijos cómo te sientes. Cuéntales sobre tu vida y tus inquietudes, tus sueños y esperanzas. Pero considera que estás hablando con un niño, y no con otro adulto. También, hay que aprender a escucharlos. ¿Cómo le fue en su día? ¿Hubo algo que le hiciera sentir mal? ¿Descubrió algo nuevo? ¿Hay alguien que le gusta? Hay que aprender a comunicarnos con nuestros hijos.

11. Haz de tu casa un lugar seguro y estable

Un hogar es un espacio que nos hace sentir cómodos y seguros, tranquilos y en estabilidad. Construir un espacio así implica establecer reglas, así como ciertas normas de respeto y convivencia cotidianas. Tener reglas y rutinas ayuda a crear hábitos que hagan sentir a los niños que están en un espacio propio que aprenden a cuidar y a apreciar.

12. No a la sobreprotección

Aunque a veces el amor por nuestros hijos nos desborda, y eso nos lleva a exagerar un poquito ciertos cuidados, hay que saber que esto no siempre es bueno para ellos. Al contrario, pueden llegar a generarles ciertas inseguridades o a depender de nosotros, como si siempre pudiéramos estar ahí para ellos. Pero como no siempre vamos a poder ayudarles, hay que aprender a dejar que ellos aprendan a resolvérselas por sí solos. Dejar que se valgan por sí mismos también es ayudarlos a crecer, y también es una muestra de amor

13. Haz una vida propia

Si bien es cierto que ahora debemos pensar en familia, también es verdad que nuestra vida individual no se acaba en donde empieza la vida de nuestros hijos. Como padres, también tenemos una vida propia, y tenemos el derecho de poder divertirnos, aprender cosas nuevas, tener mejores experiencias, hacer nuevos amigos. Debemos aprender a vivir una vida nueva y a continuar creciendo como personas, y no solo como padres.

¿Qué otros consejos crees que las madres y los padres solteros necesitan escuchar?

Genial/Pareja/13 Consejos para padres solteros que quieran perder los complejos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos