Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Errores que cometen las parejas que eventualmente pueden arruinar su relación

El 75 % de las personas experimentan múltiples rupturas en su vida. Pasar por una separación no es una de las experiencias más agradables, así que tener el menor número posible de ellas antes de encontrar “al único” sería agradable. Aunque a veces las razones por las que nos separamos son objetivas, todavía hay cosas que pueden superarse para llegar a ese codiciado “felices para siempre”.

Genial.guru investigó un poco y descubrió algunos errores típicos que cometemos y que arruinan nuestras relaciones románticas.

1. No vivir el momento juntos

Pasar tiempo de calidad juntos es muy importante para una relación. Las parejas que hacen esto están más satisfechas en sus relaciones. Eso es porque comparten experiencias que los acercan. Pero hay que recordar que lo que importa es el tiempo de calidad más que la cantidad. La falta de comunicación es una de las razones más importantes de una ruptura.

Si ven una película juntos o simplemente se sientan en el mismo sofá todo el día pero se ocupan de sus propios asuntos todo el tiempo, no pasan tiempo de calidad juntos. Trata de hacer cosas que los hagan interactuar, como jugar o dar un paseo juntos.

2. Acostumbrarte a tu pareja

La amenaza aquí es acostumbrarte tanto a todo lo bueno que hace tu pareja que empiezas a darlo por sentado. Si siempre mantiene la casa limpia, no asumas que es parte de la rutina y que no vale la pena mostrar su agradecimiento diario. Aunque siempre ha sido así, sigue siendo un esfuerzo diario que tu pareja hace por ti.

Un estudio reveló que es muy probable que las personas rompan con su pareja si comienzan a sentirse poco valoradas. Lo mismo se aplica a sus cualidades personales de las que te enamoraste. Sigue admirándola por su belleza, sentido del humor o amabilidad. Recuerda apreciarlo continuamente y seguir mostrando cariño al máximo.

3. Evitar la vulnerabilidad

La vulnerabilidad es lo que hace posible tu conexión con los demás. Cuando la evitas, puedes tener dificultades para ser abierto y confiar, lo cual es muy importante en las relaciones íntimas. No dejas que las personas se acerquen lo suficiente para que te conozcan mejor. Como resultado, sigues siendo un extraño y no desarrollas un amor y afecto profundos.

4. No respetar los límites

Puede suceder en una relación que en lugar de dos personas aparezca un “nosotros”. Se hace difícil diferenciar entre tú y tu pareja. También puede que te sientas tan cómodo que empieces a confundir tus necesidades con las de tu pareja, irrumpiendo en su espacio personal.

Intenta no ser intruso y respeta los límites de tu pareja. Además, no te ofendas si sus necesidades no coinciden con las tuyas. Aunque estén unidos, siguen siendo dos personas diferentes con necesidades distintas.

5. No cuidarte a ti mismo

La insatisfacción con la personalidad de tu pareja es una razón importante para una ruptura. Ten en cuenta de qué tipo de persona se enamoró tu pareja.

A lo largo de los años, inevitablemente cambiarás, pero eso no significa que tengas que dejar de cuidarte tan pronto como encuentres pareja. Sigue yendo al gimnasio, come sano, trabaja en tu crecimiento personal y cualquier otra cosa que solías hacer antes de encontrar el amor.

6. Tener baja autoestima

La baja autoestima es una gran amenaza para una relación. Las personas que tienen baja autoestima a menudo temen el rechazo y hacen todo lo posible para protegerse. No creen que sean lo suficientemente buenos para su pareja y no creen que la pareja realmente pueda amarlos. Debido a esto, esperan que la relación termine pronto. Por lo tanto, tratan de prepararse para ello y no contribuyen lo suficiente emocionalmente, además de cuestionar constantemente las acciones de su pareja.

7. Evitar conflictos

Puede parecer que evitar los conflictos en realidad evita que arruines tus relaciones. Pero eso no es cierto. Si evitas cualquier conflicto, significa que ocultas tus verdaderos sentimientos, ignoras tus necesidades y guardas una frustración a causa de ello.

Pero no puedes vivir así toda tu vida. Al final, te sentirás demasiado frustrado y simplemente lo terminarás. Los conflictos desahogan y fomentan la comunicación. Tu pareja no puede leer tu mente, así que debes hablar. De esta forma, podrán solucionar juntos sus problemas antes de que sea demasiado tarde.

¿Alguna vez has cometido alguno de estos errores? ¿Hay algunos que te gustaría añadir a nuestra lista?

Compartir este artículo