Genial
Genial

La historia de Ben Stiller y Christine Taylor demuestra que el amor no desaparece con las dificultades

Para muchos de nosotros es agradable ver a dos enamorados que demuestran cuánto se quieren en cada gesto. Puede que nos ayuden a seguir creyendo en la existencia del amor en este mundo. Y aunque no lo parezca, en Hollywood encontramos varios ejemplos de romances que logran enternecer nuestro corazón.

Tal es el caso de Ben Stiller y Christine Taylor, quienes tienen una historia de amor digna de un guion de película. Como es sabido, en Genial.guru somos unos románticos empedernidos, por eso queremos contarte todo sobe esta linda pareja de artistas.

El comienzo de un romance que duró años

Corría el año 1999, y Ben Stiller estaba dirigiendo un piloto junto al actor Jack Black. Fue entonces cuando Christine Taylor se presentó a una audición para el papel de chica atractiva.

En ese momento, ambos artistas estaban saliendo de una relación y se encontraban solteros. El flechazo surgió entre ellos y coordinaron una cita. Alrededor de un año después, Ben y Christine se casaron en una ceremonia frente al mar en Hawái. Claro que antes, Ben tuvo que pedirle permiso a su suegro para hacerlo: “Estaba más nervioso preguntándole a él que a ella”, confesó.

Aunque esa vez no pudieron compartir pantalla, pues el piloto nunca se estrenó, sí lo hicieron en proyectos como Zoolander (2001), Pelotas en juego (2004), Una guerra de película (2008), Zoolander 2 (2016), y otros más.

En una entrevista, el actor confesó que ambos se conectaban tanto que disfrutaba de estar con Christine todo el tiempo. Al mirarla se sentía feliz de estar casado con ella.

El secreto de Ben y Christine para que una relación funcione

Cuando en la misma entrevista le preguntaron a Ben por qué su matrimonio funcionaba tan bien, él contestó que los dos querían que así fuera. Al crecer, Stiller tuvo el ejemplo de sus padres, quienes se amaban mucho y mostraban devoción uno por el otro.

Eso colocó la vara muy alta para él, quien encontró en Christine a la horma de su zapato. Y parece que uno de los ingredientes que hizo exitosa a esta pareja fue el humor: “El sentido del humor es lo mejor para un matrimonio feliz en cualquier lugar de cualquier ciudad, no solo en Hollywood”, comentó el artista. “Tienes que reírte, porque después de un tiempo, la vida es vida, así que debes tener sentido del humor. Si puedes compartir eso, al final, hace una gran diferencia”.

Y del amor nacieron los hijos

Pronto comenzaron a llegar los niños, quienes terminaron de completar la familia. Ben y Christine tienen a Ella Olivia, quien nació en 2002, y a Quinn Dempsey, a quien recibieron en 2005. “Mis hijos son increíbles”, mencionó Stiller para Parade. “Ella Olivia es inteligente, enfocada. Mi hijo es el niño más dulce, inocente y generoso”.

Christine decidió disminuir su cantidad de trabajo y así poder cuidar a los niños. Y no se arrepintió de hacerlo, pues necesitaba “estar ahí para ellos”. Esta decisión tampoco afectó la relación con su esposo, ya que ambos funcionaban como un verdadero equipo.

El final de una relación, pero no del amor

A pesar de todo el amor y compañerismo que el matrimonio Stiller-Taylor compartió durante 18 años, el equilibrio se resquebrajó y en 2017 ambos decidieron separarse. No obstante, que ya no sean pareja no quiere decir que esa conexión que los dos tuvieron desde que se conocieron haya desaparecido.

De hecho, es común verlos juntos en diversos eventos, a veces con sus hijos, en otras ocasiones solos. Aún continúan disfrutando de la amistad que forjaron a lo largo de los años, demostrando que el divorcio no tiene por qué significar el final del amor.

¿Cómo fue o es tu historia de amor? ¿Crees que seguirías siendo amigo de tu pareja si se separaran?

Genial/Pareja/La historia de Ben Stiller y Christine Taylor demuestra que el amor no desaparece con las dificultades
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos