Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 Trastornos mentales modernos que afectan a millones de personas

Las personas mentalmente sanas son aquellas que pueden adaptarse al medio ambiente y resolver con éxito distintos problemas cotidianos. Si una persona no puede hacer esto, entonces generalmente tiene alguna clase una desviación. Y cada quinta persona de nuestro planeta se enfrenta a ellas, según las estadísticas.

A Genial.guru le interesa el tema de la salud y, por lo tanto, ha encontrado algunos trastornos mentales raros y no tan obvios.

1. Taijin kyofusho

Una persona con el síndrome de taijin kyofusho tiene miedo de ofender a los demás. Muchas veces, esta desviación va acompañada de una autoestima baja y el paciente teme ofender a las personas con su mala apariencia: una discapacidad física, tartamudeo o hasta un simple enrojecimiento de la cara. Estas personas evitan el contacto con extraños y rara vez salen a la calle.

Generalmente tienen dolores de cabeza sin motivo, insomnio y fatiga. Por lo general, este tipo de desviación se produce en los jóvenes.

2. Transmisión de pensamientos

A una persona con este síndrome le parece que todos sus pensamientos se transmiten a otras personas y que pueden leerlos libremente. Esta condición puede deberse a un trastorno de personalidad disociativa, y la patología se explica por el hecho de que varias “personas” viven dentro del paciente. Cuando uno de ellos piensa en algo, los otros lo “oyen”.

Pero el mismo trastorno puede ocurrir en la esquizofrenia. En este caso, a la convicción del paciente, se le puede agregar la de que puede leer y escuchar los pensamientos de quienes lo rodean.

3. Trastorno psicótico compartido

El nombre original de esta desviación en francés suena bastante hermoso: folie à deux. El síntoma es muy simple: dos o más personas sufren de la misma alucinación delirante. Tales pacientes tienen una división tácita de roles: uno de ellos es necesariamente una autoridad indiscutible para el otro.

Generalmente, el delirio se sostiene por la creencia en él de los involucrados. Por lo tanto, el tratamiento es bastante simple: basta con separar el grupo de pacientes e interrumpir cualquier vínculo entre ellos.

4. Síndrome de Otelo

Como su nombre lo indica, se trata de celos masculinos exorbitantes. Convencer a una persona así de que no lo engañan es imposible. Todas sus sospechas no tienen ninguna evidencia real y se basan únicamente en sus fantasías y complejos.

El síndrome de Otelo muchas veces se ve en formas más leves y se manifiesta con el consumo de alcohol. Un hombre con este trastorno puede hacer chequeos frecuentes de lealtad de la mujer, seguirla y en los momentos de ira puede causarle daño físico.

5. Dismorfia muscular

Este síndrome hace que las personas piensen que tienen músculos subdesarrollados. La persona puede, literalmente, vivir en el gimnasio y abusar de distintos suplementos que contienen proteínas. Entre las características adicionales se pueden destacar las siguientes:

  • Frecuente auto-admiración en el espejo.
  • Ataques de histeria en caso de tener que faltar a un entrenamiento.
  • Disposición a usar drogas que amenazan la vida para desarrollar músculos.

La dismorfia muscular se diagnostica 4 veces más a menudo en los hombres. Si antes solo afectaba a los deportistas, ahora el síndrome está muy extendido. El 55 % de los jóvenes que están insatisfechos con su entrenamiento deportivo están en el grupo de riesgo.

6. Síndrome del acento extranjero

Esta desviación está muy poco estudiada, y las razones exactas de su aparición también son desconocidas. Por regla general, afecta a las personas después de lesiones graves en la cabeza o un derrame cerebral. Al despertar, comienzan a hablar su idioma nativo con un acento extranjero. El acento en sí puede ser completamente desconocido para ellos. Es imposible eliminar el defecto.

7. Síndrome de la cabeza explosiva

Periódicamente, una persona con este síndrome siente ruido dentro de su cabeza, que aumenta gradualmente. Cuando su volumen alcanza su punto más alto, el paciente escucha un fuerte sonido de explosión, después de lo que aparece un destello brillante ante sus ojos. Los ataques suelen ocurrir por la noche.

Desafortunadamente, casi no se sabe nada sobre las causas del trastorno. En este momento tampoco hay tratamiento.

8. Bibliomanía

Este trastorno mental afecta a las personas que aman los libros. Su amor es tan grande que pueden comprar todas las copias de ciertos autores, gastar su último dinero en ediciones raras y hasta pedir préstamos para tal fin. En algunos casos, infringen la ley para obtener el libro deseado.

9. Tricotilomanía

Con la tricotilomanía, una persona se arranca el vello de su propio cuerpo: de la cabeza, de las piernas, de las axilas y de cualquier otra área. Como resultado, se forman manchas de calvicie en estos lugares. Quizás la enfermedad sea provocada genéticamente. Los científicos han descubierto que las personas con este trastorno tienen dañado el mismo gen.

Ocurre 2 veces más a menudo en mujeres. La enfermedad puede ser temporal y aparecer solo en el contexto de estrés severo, siempre que la psique de la persona en su conjunto sea inestable. Los métodos de tratamiento son los estándar: psicoterapia y medicamentos.

10. Desorden de identidad de la integridad corporal

Las personas con este trastorno experimentan el doloroso sentimiento de que algunas partes de su cuerpo son innecesarias y que interfieren con su vida cotidiana. Suelen ser los brazos o las piernas. Los pacientes resuelven el problema atando la extremidad “innecesaria” firmemente y, en caso de formas de la enfermedad graves, intentan amputarla o buscan especialistas que estén dispuestos a hacerlo por dinero. Después de la amputación, según los pacientes, la armonía vuelve a sus vidas.

11. Androfobia

Este trastorno afecta a las mujeres que no han tenido una experiencia sexual. En casos raros, también lo pueden padecer los hombres.

El síntoma principal del trastorno es el pánico de cruzarse a un hombre. La formación del síndrome no depende necesariamente de una mala experiencia al comunicarse con un representante del sexo opuesto.

12. Mitomanía

Otro nombre para este trastorno es la mentira patológica. El deseo de mentir no tiene una motivación intrínseca, excepto el abrumador deseo de hacerlo. A diferencia de los tramposos hábiles, las personas con este trastorno admiten la mentira fácilmente si son atrapados.

La mitomanía también tiene 3 características distintivas importantes:

  • En la historia inventada siempre hay un grano de verdad.
  • Todas las historias exponen al mentiroso bajo una luz favorable, muchas veces, heroica.
  • La mentira no puede ser provocada por nada; es, por así decirlo, completamente sincera.

Muchos psiquiatras creen que las causas del trastorno se encuentran en la baja autoestima e inseguridad propia. Y a principios de siglo, los científicos descubrieron que el cerebro de un mentiroso patológico es diferente del cerebro de una persona sana. En los mentirosos, el número de neuronas es mucho más pequeño, pero hay más fibras nerviosas.

13. Autolesión

Las personas con este trastorno muchas veces se hacen daño a sí mismas, pero no tienen intenciones suicidas. Se cree que lo hacen para reprimir emociones fuertes, ya que la autolesión muchas veces se ve en personas que han enfrentado violencia: veteranos de guerra, miembros de distintas minorías, habitantes de internados, etc.

14. Síndrome de Kandinsky-Clerambault

Uno de los signos más frecuentes de este trastorno es el automatismo de las acciones y una cierta alienación, cuando el paciente parece estar observándose desde afuera mientras realiza estas acciones. También se considera un síntoma de la enfermedad la pronunciación sin sentido de los pensamientos propios en voz alta.

En formas severas, el paciente piensa que no puede experimentar emociones por sí mismo. La persona cree que alguien la está controlando. Por lo tanto, son posibles declaraciones como “me hacen reír”, “me hacen estar triste” aunque se trata de los sentimientos del propio paciente. Esto muchas veces sucede en los casos de la esquizofrenia.

Existe la opinión de que ni una sola persona en nuestro planeta es normal y que todos estamos “un poco de la cabeza”. ¿Qué piensas tú al respecto?