Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Trucos psicológicos que pueden ayudarte a evitar situaciones incómodas

Para deshacerte de la incomodidad, solo presta atención a lo que sucede a tu alrededor. La colocación de los pies de las personas definitivamente te está diciendo algo e incluso puedes evitar una pelea que parece inevitable haciendo una simple elección. Nos atrevemos a decir que es posible “manipular” la naturaleza humana con los movimientos correctos y ser el individuo perfecto.

En Genial.guru, hemos reunido trucos útiles para ayudarte a interpretar situaciones mejor que nadie y escapar de la incomodidad de la mejor manera posible.

1. Si alguien está hablando demasiado

Como no hay una manera muy educada de decirle a otras personas que mantengan la boca cerrada, puedes probar este truco para interrumpir a alguien. Simplemente suelta lo que tengas en la mano, excepto tal vez tu teléfono, o puedes hacerte el inepto y tirar algo. Esto les hará darse cuenta de que han estado hablando durante mucho tiempo y se sentirán incómodos, lo que probablemente hará que dejen de hablar.

2. Si te sientes nervioso

Tu cerebro cree que te sientes cómodo cuando comes. Piensa que todo debe estar bien, ¡porque tienes tiempo para alimentarte! Al masticar chicle, puedes engañar a tu cerebro haciéndolo estar en un estado relajado. Puedes usar este método mientras mantienes una conversación en la que puedas estar nervioso, como, por ejemplo, antes de entrevistas o durante momentos estresantes.

3. Si tienes clientes enojados

Siempre es incómodo tratar con un cliente enojado sin importar cuánto sepas que tienes la razón. Intenta colocar espejos detrás y alrededor del mostrador para que las personas puedan verse a sí mismas durante la discusión. No nos gusta vernos de esta manera, porque a nadie le gusta ese tipo de personas. Esto los calmará y creará un espacio para una conversación sensata.

4. Si estás molesto por una canción que se ha metido en tu cabeza

A veces es una canción publicitaria, otras veces es una canción popular. Pero al final, encuentran su camino hacia tu cerebro y comienzas a tararearlas sin siquiera pensarlo. Te inclinarás a repetir la misma parte de la canción y aquí es donde te quedarás atrapado. Intenta terminar la canción. Cantar la última parte hará que tu cerebro piense que la canción ya terminó y dejarás de cantarla.

5. Si esperas un conflicto

Cuando tienes que negociar con alguien, especialmente para fines comerciales, este truco será útil. Siéntate justo al lado de ellos en lugar de sentarte frente a ellos. Los hará sentir como si estuvieras de su lado. Además, se siente incómodo enojarse o gritarle a alguien que está físicamente tan cerca de ti.

6. Si crees que todos están conscientes de la incomodidad

A veces es mejor hacer obvia nuestra incomodidad en la habitación en la que nos encontramos. Si estás en un grupo de personas, puedes romper el hielo comentando lo que sientes raro o incómodo. Usar el humor también ayudará, como por ejemplo, hacer una broma sobre lo tranquila que es la habitación o lo divertido que fue ese error que cometiste al hablar.

7. Si no quieres lidiar con la compra de bebidas

Las personas tienden a recordar lo primero y lo último en una serie de situaciones. Aprovecha eso y sé el primero en comprar la primera ronda de bebidas o sirve las bebidas durante una noche concurrida. El resto de tu grupo hará lo mismo, sin importarle quién lo ha comprado. Aunque recordarán que tú compraste el primero y probablemente será la única vez que tendrás que pagar por las bebidas durante toda la noche.

8. Si eres el nuevo del grupo

Cuando te unes a un nuevo grupo, es normal no estar seguro de qué piensan sobre ti. Sin embargo, puedes verificar su lenguaje corporal. Si están interesados en ti, sus pies estarán apuntado hacia ti, y no solo sus cabezas. Puedes averiguar si tu presencia no es bienvenida al notar si sus pies no apuntan a ti. Esto funciona tanto en lo social como en lo romántico.

9. Si tienes una discusión

Incluso si alguien te está gritando directamente, mantén la calma y habla suavemente para expresar tus argumentos. Cuando sientas que la otra persona no te responde y en lugar de eso te está gritando, solo espera y mantén la voz tranquila. Después de un tiempo, tu enfoque pacífico influirá en ellos y dejarán de gritar.

10. Si no obtienes la respuesta que deseas

Después de hacerle una pregunta a alguien, puede tomar algún tiempo obtener una repuesta, especialmente si es difícil o molestará a la otra persona. Pero no dejes que su demora te obligue a rendirte. Quédate en silencio, míralos a los ojos y deja que sigan hablando. Eventualmente, obtendrás tu respuesta.

11. Si vas a una primera cita

Las primeras citas pueden ser incómodas si no tienes tus planes listos. Para evitar este tipo de situaciones, lleva a la persona a un lugar emocionante, esto hará que aumente su adrenalina. El tipo de “actividad emocionante” que elijas debe depender de la preferencia personal, por lo que es posible que primero desees conocer a tu cita un poco mejor. De todos modos, asociarán la emoción contigo y asumirán que están disfrutando su tiempo contigo.

12. Si quieres presionar a una persona mientras hablas con ella

Puedes atrapar a alguien mintiendo o permanecer en un tema para evitar confrontaciones. Si necesitas que confiesen algo o compartan más información, levanta las cejas y mantén contacto visual para aumentar la presión. Los harás sentir más débiles psicológicamente y ambos llegarán a un entendimiento mutuo.

13. Si sientes que te están mirando

Si te sientes observado o seguido, puedes usar un truco realmente simple para asegurarte. ¡Solo bosteza! Asegúrate de que puedan verte y pruébalo. Si realmente te están mirando, también bostezarán y podrás ver al acechador para así mantenerte a distancia.

14. Si tienes problemas para hacer que tus hijos hagan algo

No preguntes a los niños si quieren hacer algo. Solo dales opciones para elegir, sin ser demasiado confuso. Por ejemplo, si quieres que coman su brócoli, intenta preguntar si quieren 2 o 3 piezas. Aunque se pueden resistir, es probable que tomen una decisión “adulta” y al final se sientan responsables.

15. Si quieres intimidar a alguien

Siempre es mejor escapar de una pelea de una manera genial que involucrarse en una pelea. Si alguien está tratando de provocar que pelees, usa el poder del contacto visual. Míralos a los ojos, mantente firme y pasa los ojos por sus pies y vuelve a mirarlo fijamente. Entonces, mira hacia otro lado. Esto les dará el mensaje de que los has evaluado y que crees que no son una amenaza para ti.

¿Tienes tus propios trucos? ¡Comparte con la comunidad de Genial.guru en los comentarios a continuación!